Publicidad

iPhone y videojuegos: la batería podría ser un problema

iPhone y videojuegos: la batería podría ser un problema
22 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

John Carmack y su cada vez más estrecha relación con el desarrollo de juegos para el iPhone está dando bastante de que hablar y no es para menos. Recordemos que recientemente hizo unas declaraciones en las que apuntaba que la potencia del dispositivo de Apple está cerca de la ofrecida por consolas como la PS2 y la XBox.

De hecho, como ya vimos también, se encuentra desarrollando un título exclusivo para iPhone que pretende ser toda una demostración de fuerza a nivel gráfico.

Y todo esto está muy bien, pero da la impresión de que al hablar de estos temas pasamos por alto una cosa: el iPhone, por muy potente que sea, no deja de ser un teléfono móvil cuya batería no está pensada para soportar ciertas cargas durante el mismo tiempo que las que usan consolas como la PSP y la Nintendo DS.

Tal y como apunta Lida en el interesantísimo blog Inside the Game Developer Studio, si miramos las especificaciones técnicas del iPhone veremos que en el apartado que hace referencia a la batería se nos indica que ésta dispone de una autonomía de 7 horas reproduciendo vídeos y de 6 horas navegando por la red, por ejemplo. Son tareas que probablemente no le pidan demasiado esfuerzo a la CPU.

Un juego potente, teniendo en cuenta lo que comenta Carmack sobre la potencia de la que es capaz de mostrar el iPhone, probablemente haría un uso mucho más exigente de la CPU, de forma que la duración de la batería se vería reducida considerablemente.

El perfil de alguien que necesita un dispositivo como el iPhone seguramente está alejado del usuario medio. Es decir, se trata de un dispositivo caro y enfocado a usuarios que requieren estar conectados de forma ininterrumpida desde cualquier sitio, no al usuario que usa el móvil para enviar 2 SMS y llamar de vez en cuando. La autonomía de la batería es, por tanto, vital.

iPhone

Cuando se nos gasta la batería de la PSP o de la DS y no estamos en casa ni tenemos forma de cargarla no pasa nada. Son dispositivos pensados para entretener, no son necesarios. El iPhone, como todo terminal móvil, sí puede llegar a ser necesario y una batería descargada en determinados momentos puede ser una muy mala idea.

Por otro lado, volviendo al perfil de la mayoría de usuarios del iPhone, lo más probable es que no estén demasiado interesados en juegos gráficamente apabullantes y más o menos extensos. Si pensamos en que su uso está más destinado a un entorno laboral, lo más probable es que a la hora de jugar uno opte por juegos sencillos y rápidos. De los de toda la vida, tipo Tetris y demás, pero más coloridos, bonitos y con el añadido de la pantalla táctil.

En definitiva: resulta interesante que se estén llevando a cabo todos estos avances en terminales tan potentes como el iPhone, pero al no ser una plataforma expresamente pensada para ellos existe la posibilidad, al menos de momento, de que los juegos algo exigentes con el dispositivo no tengan demasiado futuro.

Vía | Inside the Game Developer Studio Más información | Especificaciones técnicas del iPhone

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir