Microsoft acusa a Reino Unido de dejarse influenciar por los argumentos de Sony sobre la compra de Activision Blizzard

Microsoft acusa a Reino Unido de dejarse influenciar por los argumentos de Sony sobre la compra de Activision Blizzard
22 comentarios

La Autoridad de Competencia y Mercados (CMA) vuelve a ser la protagonista respecto a la compra de Activision Blizzard por parte de Microsoft. El agente regulador del Reino Unido se encuentra en una segunda fase de investigación debido a las preocupaciones del ente sobre el acuerdo.

Tal y como revelan desde Gamesindustry.biz, la CMA cree que la adquisición puede perjudicar a PlayStation y a otros servicios de suscripción. Esto es debido a que Microsoft podría convertir en exclusivo todo el nuevo contenido que reciba y, junto a otras herramientas, superar a otra competencia como Google Amazon o Nvidia en el apartado de tecnología de streaming.

"Existe una perspectiva realista de una disminución sustancial de la competencia en las consolas de juegos, los servicios de suscripción de múltiples juegos y los servicios de juegos en la nube", aseguran desde la institución. Los miembros de la CMA creen firmemente que el hecho de que una consola tenga muchos jugadores desemboca en un efecto llamada.

"A la CMA le preocupa que tener el control total sobre este poderoso catálogo, especialmente a la luz de la ya sólida posición de Microsoft en consolas de juegos, sistemas operativos e infraestructura en la nube, podría resultar en que Microsoft perjudique a los consumidores al afectar la capacidad de Sony, el rival de juegos más cercano de Microsoft, para competir, así como el de otros rivales existentes y posibles nuevos participantes que de otro modo podrían generar una competencia saludable a través de innovadoras suscripciones de juegos múltiples y servicios de juegos en la nube"

Si bien las obras de Activision Blizzard no llegan de lanzamiento a los servicios de suscripción como Xbox Game Pass, desde la CMA apuntan que "después de la fusión, Microsoft obtendría el control de esta importante aportación y podría usarla para perjudicar la competitividad de sus rivales".

Call of Duty

La defensa de Xbox

Ante estas argumentaciones, Xbox ha decidido salir al paso respondiendo a la CMA. Para la división liderada por Phil Spencer, todas estas cuestiones están "fuera de lugar" y se indica que Sony se encuentra en tal posición de poder que puede permitirse el lujo de subir de precio la PS5 "sin miedo de perder cuota de mercado".

Xbox opina que si todos los jugadores de Call of Duty de PlayStation diesen el salto a Xbox, la base de jugadores de PlayStation seguiría siendo significativamente más grande que Xbox". Señala que Sony lanzó más de 280 títulos exclusivos, tanto first party como third party, en 2021, la cual es una cifra cinco veces mayor a la de Xbox.

La compañía defiende que la CMA "se basa incorrectamente en declaraciones interesadas de Sony que exageran significativamente la importancia de Call of Duty para ellos y no tienen en cuenta la clara capacidad de Sony para responder de manera competitiva".

Y es que Xbox tiene claro que "los jugadores se beneficiarán en última instancia de esta mayor competencia y elección". Xbox sostiene que la principal pretensión con la compra de Activision Blizzard es llevar sus juegos a Xbox Game Pass. Recalca que Call of Duty no será exclusivo, hecho que ya conocíamos.

En conclusión, Microsoft apunta que si los jugadores eligen dejar PlayStation por Xbox, será porque Xbox ofrece diferentes opciones en su enfoque sobre cómo se pueden comprar los juegos. En cualquier caso, la CMA dará su veredicto preliminar en enero y una decisión final el 1 de marzo. Arabia Saudí y Brasil ya han dado el visto bueno a la compra.

Temas
Inicio