Stardew Valley ya tiene su propio juego de tablero oficial creado por el mismo Eric Barone. Y luce de maravilla

Stardew Valley ya tiene su propio juego de tablero oficial creado por el mismo Eric Barone. Y luce de maravilla
Sin comentarios

Los anuncios por sorpresa molan, y en este caso tenemos uno bastante especial: Stardew Valley se mete de lleno en el terreno de los juegos de tablero. De hecho, esta versión ya está disponible, tal y como el propio creador del juego, Eric Barone, ha anunciado hace unas horas. Y tiene una pinta maravillosa.

Barone asegura que el juego de tablero de Stardew Valley le ha llevado más de dos años y medio de trabajo junto a Cole Medeiros, diseñador de juegos de mesa, con la intención de capturar de la mejor forma posible la esencia de Stardew Valley. Echadle un vistazo al vídeo de presentación:

El juego de tablero ofrece prácticamente todo lo que podemos encontrar en el videojuego creado por Barone, desde los aldeanos hasta las cosechas, los animales, la pesca y más. Si habéis probado el videojuego ya sabéis por dónde van los tiros, y si no, os bastará saber que es un simulador de gestión de recursos, en este caso en una granja, donde hay que estar atentos a muchas cosas.

En cuanto al juego de tablero en sí, dice Barone que no está pensado como un título corto para ser disfrutado de forma casual, sino que tiene su profundidad y complejidad. De esos que son fáciles de jugar una vez que has aprendido las reglas pero que permiten pensar y darle vueltas a las acciones.

Jugadores, duración, rejugabilidad y mecánicas

Teniendo en cuenta la naturaleza del videojuego original, en Stardew Valley: The Board Game es un juego de carácter cooperativo. Permite juego en solitario, como era de esperar, y hasta un total de cuatro jugadores que deberán trabajar juntos para proteger el valle donde sucede la acción. La edad recomendada es a partir de 13 años y promete una experiencia de 45 minutos, aunque permite realizar ajustes para acortar las partidas si es necesario.

Stardew Valley Tablero

El juego va por rondas, divididas en las distintas estaciones del año, que ofrecerán una experiencia de juego en la que habrá que mantener y hacer crecer el valle durante un año entero por partida (esos 45 minutos de los que hablábamos). Hay un mazo de cartas de Estaciones y al inicio de cada una de ellas se saca una de sus cartas, que será la que dicte el clima y otra serie de eventos que tendrán lugar. A partir de ahí los jugadores deberán hacer planes y llevarlos a cabo.

Otro punto interesante es la rejugabilidad y aquí parece estar asegurada. Según Barone, los objetivos en cada partida van a ser aleatorios gracias a ese sistema de estaciones, con lo cual podremos volver a Stardew Valley: The Board Game siempre que queramos una vez finalizada la primera partida.

El juego está disponible para su compra desde su propia tienda oficial por un precio de 55 dólares (unos 45 euros al cambio), aunque por ahora el envío está restringido a Estados Unidos. La intención de Barone, tal y como podemos ver en la ficha del producto, es seguir trabajando para poder llevarlo a más países.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio