Publicidad

13 cosas muy cafres que podemos hacer en la primera hora de juego con Just Cause 3
Listas

13 cosas muy cafres que podemos hacer en la primera hora de juego con Just Cause 3

Publicidad

Publicidad

Ya queda menos para que 'Just Cause 3' llegue de modo oficial a las tiendas. Lo hará, por si hay algún despistado en la sala, el próximo 1 de diciembre de 2015 en PC, PS4 y Xbox One. Sí, dentro de una semana exacta. Por ello Square Enix nos trae ahora su primera hora de juego.

En ella se presentan a los principales protagonistas de esta historia, con Rico Rodríguez a la cabeza. Y también es un buen punto de partida para comprobar sus cambios respecto a 'Just Cause 2', las novedades que trae, como el traje aéreo, y el claro atractivo de su entorno por el Mediterráneo.

Si no queréis perder el efecto sorpresa, es mejor que esperéis hasta el 1 de diciembre de 2015.

Sobra decir que si no queréis perder el efecto sorpresa, es mejor que esperéis hasta el 1 de diciembre. Tampoco es que os vayáis a encontrar con spoilers sobre su historia, pero no es lo mismo ver un vídeo que jugar y descubrir qué podemos hacer con Rico en su primera hora.

Proteger una avioneta encima de ella, literalmente

241115 Jc3 01

Una de las novedades en 'Just Cause 3', y que queda presente desde el principio, es que aquí nos podremos mover libremente sobre el techo de un vehículo, ya sea un coche o un avión. En este caso, lo hacemos desde una avioneta. Lo bueno es que lo hacemos equipados con un lanzacohetes y con munición infinita. Sí, el nivel de destrucción aquí sigue siendo una de sus señas de identidad.

Lanzarse en picado hasta una cueva con paracaídas

A Rico no le dan miedo las alturas (vuelve a quedar patente con lo de la avioneta) y si se tiene que lanzar en picado tras una maniobra forzosa, lo hace sin ningún problema... porque tiene paracaídas.

Para después trepar por ella con el gancho

Tampoco nos pilla por sorpresa el gancho de anclaje de Rico Rodríguez, ese gran accesorio visto en 'Just Cause 2'. Pero nunca está de más el recordar que aquí seguirá siendo una herramienta imprescindible para trepar por cualquier entorno, sea de la clase de dureza que tenga.

Disparar en marcha desde el techo de un jeep

241115 Jc3 02

Salvado nuestro compañero Mario, se inicia una persecución hasta donde están nuestros aliados. Por el camino, conduciendo un jeep, deberemos hacer frente a los enemigos. En mi partida opté por embestirlos con mi coche, mientras que en la demostración de Square Enix han optado por subirse al techo del todoterreno y utilizar la ametralladora U-39 Plechovka apuntando a las ruedas.

A la vista está de que 'Just Cause 3' nos vuelve a dar libertad para afrontar las situaciones.

¿Usar un tanque al lado de una gasolinera? Claro

241115 Jc3 03

Llegado al punto conflictivo de los rebeldes, toca asegurar la zona y eliminar a la avanzadilla del ejército del general Di Ravello. ¿Y qué mejor que hacerlo con un tanque que estaba casualmente por ahí? Dicho y hecho. Además con munición infinita, que por algo estamos ante el comienzo de 'Just Cause 3' y esto es un modo tutorial camuflado para que no tengamos ningún problema.

Este tanque, por cierto, está seriamente dañado y no se puede mover. Tan solo el cañón.

Pilotar un helicóptero con el crono a prueba

Vale, no es algo "cafre", pero sirve como curso acelerado de pilotaje de helicóptero y para llegar a nuestro destino en menos de un minuto y medio. Se agradece que en 'Just Cause 3' siga siendo muy sencillo pilotar cualquier vehículo de transporte aéreo.

Proteger una granja con una torreta gatling

241115 Jc3 04

Llegado al nuevo punto hay que proteger la zona de los indeseables, y para ello nada mejor que una torreta Urga Vulkan situada en una zona con gran visibilidad. Los enemigos caen como moscas.

Ahí, en mi partida, comprobé que con esta gatling también se pueden talar los árboles.

Como es un tutorial camuflado, esta torreta tiene munición infinita y no se sobrecalienta. Por eso da igual que vengan tres enemigos por cada flanco como docenas de ellos y en distintos vehículos, incluso con un helicóptero, porque la dureza de estas balas puede con todo lo que esté a tiro.

Destruir un puesto avanzado sólo con el gancho

241115 Jc3 05

Tras un par de escenas con Dimah y realizada la pertinente actualización del gancho de anclaje de Rico, se nos encomienda una tarea sencilla: destruir un puesto avanzado usando solamente dicho gadget. Esto, cómo no, juntando dos objetos con el gancho y con la opción de retraer.

Atamos un bidón a un tanque de propano y ¡ZAS! Se obra la magia. Un asentamiento liberado.

Probar el traje aéreo tirándose desde un precipicio

241115 Jc3 06

Dimah nos tiene otro regalito: el traje aéreo, otra de las novedades en 'Just Cause 3'.

Su uso es sencillo, aunque está algo limitado al inicio, puesto que deberemos comprar el resto de habilidades de potenciación del traje aéreo a medida que cumplamos desafíos concretos.

Detonar un puente cuando pasaba un convoy

241115 Jc3 07

Lo vimos hace tiempo con una de las demostraciones de 'Just Cause 3' y resulta que era una de las primeras pruebas que nos encomendará Dimah. Tras aterrizar sin sobresaltos con el traje aéreo y colocar las pertinentes cargas explosivas, Rico se situó en un punto con unas vistas idóneas para contemplar cómo el convoy enemigo se va a pique tras detonar un puente en directo.

Hackear unos misiles SAM contra los helicópteros

241115 Jc3 08

Justo debajo de esa zona donde contemplamos al puente derrumbarse, Rico tendrá que hackear dos misiles SAM para derribar cuatro helicópteros del enemigo que se aproximan. A resaltar que en la demo de Square Enix, Rico se acerca a los helicópteros con su paracaídas para ver cómo caen como moscas tras recibir los impactos de las torretas antiaéreas hackeadas.

Traje aéreo + gancho + paracaídas = EPIC WIN

241115 Jc3 09

Si en algo ha mejorado claramente 'Just Cause 3' respecto al anterior es en la velocidad de desplazamiento gracias al nuevo combo formado por el gancho de anclaje, el paracaídas, y sobre todo el traje aéreo. Combinando los tres recotaremos las distancias mucho más rápido y podremos realizar entradas más triunfales en la base del enemigo, o simplemente en zonas dominadas por el general Di Ravelo pero sin tanta presencia ofensiva, como la del pueblo de Manaea.

Aquí Rico tendrá que destruir todos los elementos característicos de Di Ravelo hasta provocar la salida del ejército y con el consiguiente exterminio por parte de nuestro querido protagonista.

Personalmente, en esta misión es donde eché más en falta la ausencia de minimapa, algo que me sigue pareciendo incomprensible en un sandbox de este estilo, especialmente teniendo en cuenta que sí estaba en el anterior 'Just Cause 2'. Porque hay muchas cosas por hacer y aunque podamos consultar el mapa (que tarda unos segundos), no resulta tan práctico como debería.

Invocar un helicóptero lanzando una baliza

241115 Jc3 10

En 'Just Cause 2', como recordaréis, teníamos el mercado negro para comprar cosas "en caliente", aunque no era un servicio demasiado rápido. Útil, sí, desde luego, porque nos permitía traer cualquier vehículo (de los que hubiésemos desbloqueado previamente) en donde nos situásemos.

En 'Just Cause 3' ahora tenemos las balizas de Mario, algo mucho más rápido y directo. Se lanza la baliza, pasa un avión que suelta y una caja y... ¡BOOM! Ahí tenemos nuestro regalito. Ya sea un arsenal de armas de fuego como un helicóptero listo para ser pilotado.

Todo eso (y más) resumido en una hora de juego

Os hemos resumido tan solo unas pocas facetas del nuevo 'Just Cause 3' y en su primera hora de juego. En mi partida me centré en otros aspectos, como los distintos desafíos, como el del traje aéreo y con el objetivo de desbloquear las primeras modificaciones para Rico. Hay un montón y para cada apartado del juego, desde todo lo relativo a la destrucción hasta el manejo de vehículos.

Si queréis ver el resto, ahí tenéis el reciente vídeo publicado por Square Enix.

En VidaExtra | Hemos jugado a Just Cause 3 y sí, es tan bruto como parece

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir