Regreso a Minecraft para impartir mi venganza contra el Ender Dragon, pero no es suficiente: Wither, calienta que sales
Otros géneros

Regreso a Minecraft para impartir mi venganza contra el Ender Dragon, pero no es suficiente: Wither, calienta que sales

La semana pasada te conté la historia de cómo fui humillado por el Ender Dragon en Minecraft. Aparecí en casa desprovisto de mi equipo y con mi honor en el fondo del río de la vergüenza. La cosa no iba a quedar así. Volví a equiparme y durante el pasado fin de semana logré derrotar a esa lagartija traicionera morada y negra. Pero no era suficiente... ¡Quería más!

Mi nuevo archienemigo en Minecraft: Wither, calienta que sales

Impartir mi venganza contra el Ender Dragon no fue suficiente para saciar mi odio contra Minecraft. Recordé la guía que hice hace unas semanas sobre el Wither y decidí que terminaría de saciar mi venganza matando a este ser de infierno... y nunca mejor dicho.

El proceso para enfrentarse al Wither es ligeramente distinto al Ender Dragon. Debes invocarlo, lo que te permite escoger el momento y el lugar en el que tiene lugar la batalla.

Lo primero que hice fue ir al Nether o Infierno para conseguir todo lo necesario para invocar al Wither. Esperaba que este proceso me llevase a una aventura excitante que contarte, pero la realidad es que obtuve los materiales necesarios extremadamente rápido y sin demasiados sustos.

Después de explorar unos minutos por el Nether, encontré una fortaleza. Muy cerca encontré la Arena de Almas. Las guías te recomiendan que obtengas 4 bloques (los justos para invocar al Wither), pero yo decidí llevarme unas cuantas más por si el desgraciado me mataba y le daba por desaparecer.

Luego, entré en la fortaleza en busca de las 3 cabezas de esqueletos Wither. No tardaron en llegar y puse en práctica mi plan de lucha contra esos indeseables: construir una pared al estilo Fortnite y dejar un hueco en medio para pegarles con mi espada. No tuvieron ninguna oportunidad. ¡Primera parte de la misión superada!

Eligiendo el terreno y preparando la batalla

Ahora tocaba elegir el momento y el campo de batalla. Ya lo dijo Sun-Tzu en su obra El Arte de la Guerra: "Conoce a tu enemigo, conócete a ti mismo y tu victoria nunca se verá amenazada. Conoce el terreno, conoce las condiciones meteorológicas y tu victoria será total." Esta vez jugaba en casa, no como con el Elden Dragon.

Experiencial Minecraft 1

Lo primero que hice fue encontrar una zona relativamente llana y terminar de allanarla por completo. No quería ni un solo obstáculo que yo no fabricase en mi camino. Luego, creé obsidiana usando agua y lava para construir un pequeño puesto armado, similares a los búnkeres de la Segunda Guerra Mundial, y algunas coberturas en forma de paredes.

Mi plan era utilizar el búnker y mi arco para la primera fase, cuando el Wither buena alrededor de ti y te dispara calaveras que te quitan vida. Cuando el Wither cambia de fase, baja al suelo y te persigue, entonces saldría del búnker y usaría las paredes y el escudo para protegerme mientras lo termino de matar con mi espada.

Con todo listo, comencé a crear la estructura del Wither sobre el búnker. Justo en el momento que hice clic para colocar la última cabeza de esqueleto caí en mi error: el Wither provoca una enorme explosión cuando es invocado. "Mierda...", fue lo único que pude pensar mientras salía del radio de explosión.

Colega, ¿dónde está mi Wither?

La explosión del Wither no logró echar abajo el techo de obsidiana de mi búnker, pero ya era demasiado tarde para intentar entrar. Ahora tenía que gestionar bien mis recursos: 40 Panes, 32 Manzanas Doradas, una espada de diamante, un escudo, un arco, muchas flechas y un par de veintenas de bloques de roca y obsidiana.

Experiencial Minecraft 2

Primero corrí hacia mi casa, pero luego decidí que el bosque que había cerca iba a ser mejor opción para la primera fase. Ya improvisaría durante la segunda... si llegaba. "La armadura y la comía deberían ser suficientes para resistir los ataques del tonto este", pensaba mientras llegaba al bosque.

Una vez más, protagonicé una escena de carreras y quiebros entre los árboles digna de Benny Hill. Los árboles cumplieron su función de coberturas y poco a poco fui bajándole la vida al Wither. Antes de llegar a la mitad, que es cuando más o menos cambia de fase, decidí que era buena idea correr hacia el búnker para intentar encerrarlo.

Después de recibir mucho daño y de gastar todo el pan y algunas manzanas, logré bajar la vida del Wither y encerrarlo en el búnker, que aguantó los ataques del Wither aproximadamente... ¿dos segundos? Y volví al número de Benny Hill.

Experiencial Minecraft 3

Corrí de nuevo hacia el bosque. Podría haber ido a mi casa, pero no quería arriesgarme a destrozar mi huerto y mis plantas. No me mires así. Sé qué cara tienes ahora mismo. ¡Uno tiene prioridades! Comencé a usar los troncos de los árboles y el escudo para protegerme mientras hacía zig-zag y golpeaba con mi espada.

Me cubría con el escudo, golpeaba con la espada, me giraba para correr, me giraba de nuevo y vuelta a empezar. Todo esto dando saltos de puro pánico. Al minuto ya tenía una mini ruta en círculos y la repetía una y otra vez... hasta que el Wither desapareció. Ojalá me hubiese visto la cara de tonto.

Comencé a buscar al Wither por si estaba atascado en algún sitio. Después de unos minutos de búsqueda, pauso la música para ver si puedo escuchar algo. Nada. "Illo, ¿dónde está el chalao' este?", pienso. Y sí, la vida estaba todavía en el HUD. Vacía, pero estaba.

Lo primero que hago es llamar a mi amigo por Discord para preguntarle si el Wither tenía alguna nueva fase o si era un bug. Me dijo que picase el suelo porque en ocasiones muy raras se queda congelado a uno o dos bloques de profundidad. Nada.

"Pues tendré que invocarlo otra vez...", pienso mientras me dirijo a casa. Y antes de cerrar la puerta, la vida del Wither desaparece y salta el logro por haberlo matado. "Pues ya estaría...", zanjé mientras guardaba las pocas manzanas que me habían sobrado.

¿Qué ocurrió con el Wither? Es probable que se juntasen mis despistes y un retardo en Minecraft en notificarme que lo había matado. Quizás lo matase una de las veces que volteaba rápidamente para correr... o a lo mejor se quedó atascado en algún sitio y se murió de aburrimiento. Nunca lo sabré. Lo que sí sé es que he saciado mis ganas de batallar en Minecraft.

¿Te ha ocurrido algo similar matando al Ender Dragon o al Wither?, ¿cómo han sido tus experiencias matando a estos jefes de Minecraft? ¡Te leo en comentarios!

Temas
Inicio