Nvidia abandona la edad del cobre y se apunta a la velocidad de la luz para mejorar la conexión de sus tarjetas gráficas

Nvidia abandona la edad del cobre y se apunta a la velocidad de la luz para mejorar la conexión de sus tarjetas gráficas
3 comentarios

La Computex 2022 ya ha pasado y nos ha dejado una buena ristra de novedades en el sector de PC. AMD se lució mostrando las bondades de sus futuras CPU, mientras que Nvidia asomó en la convención con su primer monitor que alcanzará los 500Hz en pantalla.

Sin embargo, uno de los anuncios que pasó más desapercibido es el que tiene que ver con Ayar Labs. A través de un comunicado, la empresa ha desvelado que el objetivo es la "integración de la tecnología de Ayar Labs para (...) interconexiones ópticas de gran ancho de banda, baja latencia y potencia ultrabaja para futuros productos Nvidia".

Una rocambolesca propuesta que tiene más sentido del que parece. Y es que Nvidia busca abandonar los procesos de conectividad basados en el cobre para sus tarjetas gráficas y ahí es donde Ayar Labs entra en juego. La compañía estadounidense posee un hardware que utiliza la conexión óptica entre los chips de las GPU.

Esto significa que la velocidad de la luz es el proceso óptimo de cara al futuro para la transmisión de datos, ya que las necesidades del ancho de banda, el uso intensivo y el bajo consumo son aspectos a satisfacer. De hecho, aplicaciones dirigidas a la Web3, IA, procesos de alto rendimiento y el metaverso serán capitales a la hora de aprovecharse de las conexiones ópticas.

Señalan desde Ayar Labs que su propuesta permite que los circuitos se "comuniquen con un ancho de banda significativamente mayor, a una latencia más baja, en distancias más largas y a una fracción de la potencia" respecto a las soluciones actuales.

Temas
Inicio