Compartir
Publicidad

SpiderMan: Amigo o Enemigo. Primeras impresiones

SpiderMan: Amigo o Enemigo. Primeras impresiones
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

He estado jugando un rato a la demo de Spider-Man: Amigo o Enemigo que hay disponible en el bazar de la XBox 360 y me ha producido un par de sensaciones enfrentadas, aunque tiene más peso la que tira hacia el lado negativo.

Creo que es necesario que empiece diciendo que el título propone que nuestro arácnido superhéroe confraternice con sus acostumbrados enemigos para enfrentarse a una tercera amenaza que les toca las narices a todos. Y la forma en la que se nos presenta esta propuesta no es otra que un modo cooperativo.

En la demo, para que sirva de ejemplo, antes de empezar tenemos que elegir si queremos tener por compañero de aventuras a Duende Verde o a Veneno. Mi primera elección fue ir con Veneno, un personaje mucho más llamativo y grotesco que el duendecito. De esta forma, una vez manos a la obra, podremos controlar a uno o a otro indistintamente si jugamos solos.

¿Y esos decorados? Pues empezamos bien... los escenarios, al menos en la fase que podemos probar en la demo, están muy vacíos. Aparecemos en una zona alta de un edificio, en plena noche y con lluvia, pero os aseguro que la sensación de haber retrodecido al menos una generación es total. Fijaos en la captura de aquí debajo y veréis a lo que me refiero:

SpiderMan: Amigo o Enemigo

Ni siquiera el efecto de la lluvia al caer sobre el suelo tiene ganas de ser realista. Pero seamos sinceros: este título no busca en absoluto ser un fiel reflejo de la realidad, sino más bien todo lo contrario, manteniendo un aspecto más cercano a los dibujos animados.

Corre, salta y reparte hostias como panes Con un apartado gráfico de la pasada generación el siguiente paso es comprobar si al menos es divertido, se deja controlar, nos cuenta cosas interesantes, etc.

Lo que nos encontramos es un juego de mamporros callejeros a la vieja usanza. O sea, avanzamos horizontalmente y acabamos con todo lo que se ponga a nuestro alcance machacando botones. ¿Divertido? Pues bueno, para un rato no está mal. Además Spidey, a parte de dar puñetazos, cuenta con una serie de movimientos especiales gracias a su tela de araña y con algunas habilidades para amenizar un poco la velada.

SpiderMan: Amigo o Enemigo

Con nuestro tejido arácnido, por ejemplo, tenemos 3 posibilidades seleccionables mediante los botones superiores del pad: Cable, Disparar redes y Aturdir. Para usarlas basta con pulsar el botón B y violà. No sé si en fases más avanzadas del juego estas tres técnicas pueden suponer alguna diferencia o no. Desde luego en la demo lo más cómodo es seleccionar Cable y venga, a lanzar enemigos por el aire.

Buenas voces Quizás el aspecto más destacable del título sea el doblaje, cosa que no dice mucho de él. La música es repetitiva y cansina y los efectos sonoros no están mal, pero las voces están realmente bien y los comentarios graciosos de los personajes tienen su cosa. Ya está.

En definitiva: creo que es un título orientado al público más joven, que seguramente podrá pasar algunos ratos divertidos en compañía del hombre araña y algún amiguete dispuesto a echarle una mano controlando a uno de los 13 villanos seleccionables en la versión final del juego.

Para el resto es un título que bien puede quedarse en las estanterías de donde quiera que lo vendan, hay mejores juegos en los que invertir nuestro dinero. Por cierto, verá la luz el próximo mes de octubre para XBox 360, PS2, Wii, Nintendo DS, PSP y PC si no he entendido mal.

Sitio oficial | Spider-Man: Friend or Foe

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos