Compartir
Publicidad
El último torneo de Fortnite ha vivido una caza de brujas, y Epic la ha cortado de raíz
PC

El último torneo de Fortnite ha vivido una caza de brujas, y Epic la ha cortado de raíz

Publicidad
Publicidad

Ver cómo un jugador engaña a la comunidad y los creadores de un juego para llevarse 130.000 dólares en un torneo puede cabrear a cualquiera. Ver cómo la comunidad carga contra un usuario con pocas e innecesarias pruebas echando por tierra su aparentemente merecido premio, cabrea aún más.

Coincidiendo con la última edición de 'Fortnite' Skirmish, el torneo que acoge a distintos jugadores para que demuestren su habilidad en el juego, las acusaciones contra el usuario iDropz_bodies empezaron a crecer, alegando que no merecía el premio por haber jugado sucio.

Fortnite Summer Skirmish. Con la intención de hacer crecer la rama competitiva del juego, Epic anunció hace varias semanas la creación de un torneo semanal en el que usuarios invitados competirían para llevarse distintos premios monetarios. El del pasado viernes resultó ser una prueba por puntos en 10 partidas en solitario en la que una Victoria Magistral otorgaría 5 puntos, cada eliminación 1 punto y la suma de 20 eliminaciones por partida otorgaría 10 puntos y 10.000 dólares.

iDroPzBoDiEs en el punto de mira de la comunidad. De la mano de un hilo en Reddit que empezaba con la frase "se ha cometido un crimen", no pocos usuarios demandaban a Epic una investigación sobre las partidas de dicho usuario para comprobar que había hecho trampas para conseguir el premio. iDroPz_BoDiEs había cerrado el torneo con 184 puntos, 19 más que el segundo clasificado.

Estadísticas en páginas de terceros. Las acusaciones hacia el jugador estaban centradas en las estadísticas extraídas de una página de terceros que recopila datos de usuarios, repeticiones aparentemente sospechosas en las que se afirmaba que había usuarios que ni siquiera le habían disparado (según las críticas por ser usuarios afines que se sumaban a sus partidas para ayudar), la no retransmisión en Twitch, el uso de teclado y ratón en PS4 y el haber abandonado partidas antes de tiempo porque el autobús no se encontraba en el camino que le resultaba idóneo para poder ganar.

Epic responde a las acusaciones. Frente al hilo de críticas hacia el jugador y la organización, desde Epic Games respondieron afirmando que apreciaban que la comunidad intentase apoyar que los torneos fuesen lo más limpios posibles, pero que era una pena que hubiesen arruinado el logro de un usuario sin pruebas. Según los datos internos de Epic, lo único de lo que se podía acusar a iDroPz_BoDiEs, pese a no haber pruebas de ello, era el hecho de utilizar teclado y ratón, e incluso en eso no había motivo para el escarnio por ser algo que está permitido.

Fortnite necesita replantear sus torneos. Para evitar futuros problemas, Epic necesita crear una plataforma fiable y controlable no sólo a nivel interno, también de cara a los espectadores, pero es comprensible que al ser un torneo público y no poder abrir los datos a todo el público es algo más complicado de lo que parece. Pese a ello el haber salido a escena para acabar con los rumores es igual de loable y seguro que frena a otros usuarios a la hora de intentar engañar al sistema en futuras ocasiones.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos