Publicidad

Death Stranding entra en fase de crunch y la comunidad no se lo toma demasiado bien. Esta ha sido su reacción

Death Stranding entra en fase de crunch y la comunidad no se lo toma demasiado bien. Esta ha sido su reacción
32 comentarios

Publicidad

Publicidad

Si hay un tema que ha dominado el discurso del videojuego en los últimos tiempos, es la precariedad laboral. El crunch, o las abusivas jornadas en las que se obliga a los empleados a duplicar o triplicar sus horas habituales de trabajo para tener el producto a tiempo, es una práctica tristemente común en la industria. Kojima Productions tampoco se libra de ella, al parecer.

En un reciente tweet, el propio Hideo Kojima admitía que Death Stranding estaba ahora mismo en fase de crunch. Entre las respuestas al susodicho tweet hay algunas diciéndole que no tienen por qué sobrecargarse, o que no pasa nada si se retrasa, con tal de que puedan descansar más. También hay otras, por supuesto, expresando todo lo contrario.

"Death Stranding tiene el elemento de algo nunca visto hasta ahora, el gameplay, la atmósfera de su mundo, el apartado visual que hemos querido crear. El estudio que fundé es independiente, pero estamos dando lo mejor de nosotros para lanzar el producto el 8 de noviembre. Seguimos en fase de crunch."

En el momento de la publicación de esta noticia, Kojima no se ha pronunciado personalmente ante semejante recepción. Sin embargo, este caso nos muestra cómo ha crecido la concienciación acerca de las condiciones laborales del videojuego. A pesar de que muchos, como parece que el propio creativo japonés también hace, aún asocian el crunch con ese mito de que la pasión hace que sea necesario.

Continuamente se siguen destapando casos en los que los desarrolladores de videojuegos tienen que enfrentarse a esta clase de prácticas. El más reciente fue el de Naughty Dog, donde algunos empleados confesaron que en los últimos meses de desarrollo llegaban a trabajar hasta 70 horas a la semana

Con todo, parece que está habiendo un cambio de paradigma en cómo percibimos estas cosas. Death Stranding sigue teniendo planeado salir el 8 de noviembre, si no se alteran los planes a tenor de lo sucedido.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir