Publicidad

Echando unas partidas a 'FORCED'

Echando unas partidas a 'FORCED'
7 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

La odisea de BetaDwarf Entertainment para publicar 'FORCED' en Steam ha sido bestial. Tres años con "cambios de domicilio" y penurias varias, con la ayuda final de KickStarter y un préstamo de un banco, para poder ver cumplido su sueño. Pero el servicio de Valve es tan solo la primera piedra.

Principalmente porque luego vendrá su versión para Wii U mediante Nintendo eShop, y ese deseo por llegar a más plataformas, como PS4 y Xbox One. Pero desde luego que lo más difícil ya ha pasado. ¿Qué tal si os contamos nuestra primera experiencia con 'FORCED' "echando unas partidas"?

R. Márquez

No soy un gran aficionado a los RPG point'n'click. Sí tuve mi época de 'Diablo' como casi cualquier otro jugador del planeta, pero más allá de eso prefiero el ordenador para otro tipo de géneros. No es que me gusten más o menos, es que no los encuentro cómodos.

Inicié el modo cooperativo de 'FORCED' con Jarken y esa idea en la cabeza: "a reventar el ratón a base de clicks", y además, como mi inteligencia sobrepasa límites de paleto de pueblo (poco, eso sí), escogí que mi arma favorita también debía hacer acto de presencia en la partida: el arco.

Con todo en su contra, lo único que consiguió apartarme del juego fue el rugir de mi estómago pidiendo algo de comer. 'FORCED' es un juego fácil de entender y jugar, limitándose a acciones básicas como atacar, realizar magias y controlar la pequeña bola espiritual que nos acompañará durante la aventura, ya sea para resolver puzles o ayudarnos a destruir enemigos, mientras superamos distintos escenarios con tres objetivos.

Echando unas partidas a FORCED

Pensad en él como un modo horda con diferentes puzles y retos en cada habitación, vas saltando de una a otra mientras superas la marca del crono, acabas con 10 enemigos usando la bola o evitas recibir daño de uno de los elementos o trampas que pueblan los escenarios, y todo para hacerte con los tres cristales que incluye cada fase, tu puerta a subir niveles y conseguir nuevas magias y mejoras.

Podría decir que 'FORCED' es igual de recomendable en solitario o en coopeartivo, pero como ya adivinaréis no hay color entre una opción y otra. El juego de BetaDwarf Entertainment, una mezcla indie entre 'Portal', 'Left 4 Dead' y 'Diablo', es un título muy recomendable si te juntas con amigos y mantienes cierta coordinación para alzarte con el éxito. No lo tenía en el radar y, francamente, creo que va a ser una experiencia muy divertida, y dura...

Jarkendia

Al contrario que mi compañero Rubén, yo sí que soy un gran aficionado a los RPG de acción de PC. Aunque sí que es cierto que no juego tanto a ellos como antaño, con alguna joya olvidada como 'NOX' o 'Harbinger' (vale, éste no es una joya, pero "olvidado" lo es un rato) cogiendo polvo en mi estantería, o directamente ese Path of Exile que he descargado tan pronto se puso "a la venta" en Steam hace unos días, pero que aún no he podido degustar con calma. Suerte que con 'FORCED' Rubén y yo nos pusimos de acuerdo para dedicarle cerca de una hora jugando en modo cooperativo online.

Lo primero que hicimos tan pronto nos pusimos a los mandos (o más bien "ratón y teclado", pese a que es compatible con mando, ojo) de este atípico RPG de BetaDwarf Entertainment, tras escuchar el grito de Wilhelm, fue escoger una clase. Y aquí mi compañero se me adelantó, ya que yo siempre, como buen Sagitario que soy, opto por las que tienen arco. Por lo que me decanté finalmente por las garras, que a pesar de ser a corta distancia eran bastante rápidas. Tuvimos que pasar por un breve tutorial para comprender la mecánica de 'FORCED', con un control bastante simple y directo que cualquiera puede entender a la perfección, que se complementa a su vez con el Espíritu Mentor, un espíritu en forma de bola con el que interactuaremos inevitablemente con los distintos puzles.

Como ya vimos en sus noticias, éste no es un RPG al uso, ya que mezcla varios conceptos, siendo uno de ellos la resolución de acertijos. Aquí podremos jugar hasta cuatro personas a la vez, con lo que se podría decir que el Espíritu Mentor es el quinto en discordia. Aparte que no se quejará al ir de un lado al otro tras llamarlo, porque será así el modo en el que resolveremos cada puzle. Uno lo llamará e irá hasta su posición, y si por el camino pasa por algún punto clave de la mazmorra, hará algo especial, como convertirse momentáneamente en una bomba, o anular una trampa con gas mortífero.

Echando unas partidas a FORCED

Sobre esto último Rubén y yo nos encontramos con una mazmorra que tuvimos que repetir. El gas se extendía y nos iba matando lentamente. Al principio fuimos un poco a lo loco. Después decidimos que iba a ser una de nuestras prioridades. Y a lo tonto conseguimos tres cristales. ¿Y qué es eso de los cristales, os preguntaréis? Pues la valoración de cada fase, y el sistema de experiencia.

Si pasamos una mazmorra (la extensión de cada una es muy pequeña, en un entorno cerrado; para potenciar ese juego directo) se nos concederá un cristal, si lo pasamos antes de cierta cantidad de tiempo se nos dará otro (podremos ver la clasificación online con los miembros de cada equipo), y si cumplimos un objetivo especial, uno más. En total habrá 75 cristales a conseguir, y sobra decir que será importante conseguir el mayor número posible, ya que cuantos más tengamos, más habilidades activas y pasivas tendremos a nuestra disposición. Aunque finalmente podamos llevar consigo tres de cada. Lo bueno es que estos cristales se mantienen para las cuatro clases, y podremos cambiar antes de entrar en una mazmorra. 'FORCED' nos invita a explorar las distintas posibilidades que nos ofrecen, aunque Rubén y yo nos mantuvimos en nuestros trece con el arco y las garras, respectivamente. Cuando publiquemos nuestro análisis ya habrá ocasión de explorar a fondo.

Nuestro viaje terminó poco después de hacer frente al primer jefe de este trabajo de BetaDwarf. Porque sí, tras superar varias mazmorras llega el enfrentamiento final con el jefe que la custodia. Nos tocó uno con poca variedad de movimientos (un golpe en el suelo que provoca una onda expansiva que nos tira, una carga que le aturde cuando golpea una pared, un golpe estándar, y el cebarse con nuestro cuerpo cuando nos atrapa) que a pesar de todo provocó que tuviésemos que repetir el duelo por ir de sobrados hasta darle finalmente matarile. Luego vimos un par de fases del desierto y paramos, que el hambre estaba haciendo mella en los dos. Pero bien podríamos haber estado más, porque el modo cooperativo funciona muy bien en 'FORCED' y cada mazmorra nos plantea retos distintos. Si lo hemos disfrutado a dos bandas, imagináos lo que puede conseguir con cuatro.

En Steam | FORCED Sitio oficial | FORCED

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir