Compartir
Publicidad

¡Oh, dios mío! está lleno de dispositivos portátiles multifunción

¡Oh, dios mío! está lleno de dispositivos portátiles multifunción
Guardar
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es interesante ver cómo las compañías van ampliando las capacidades y funcionalidades de las consolas. Últimamente hemos tenido varias noticias sobre esto, sobre todo para la PSP. Películas en la PSP directamente desde la PS3 (y las correspondientes nuevas tarjetas de 16 Gb, claro); navegación GPS en la PSP, y quizá para la Nintendo DS también; Skype también para la PSP, etc. Y esto es sólo lo último.

Así que, por esta vez, y sin que sirva de precedente, vamos a hablar de consolas sin hablar de juegos. Y no, no vamos a entrar en si es mejor HD-DVD o Blu-Ray porque es un tema cansino que nada tiene que ver con los videojuegos.

¿Qué otras cosas aparte de jugar podemos hacer con nuestra consola portátil? ¿desde cuando las consolas son algo más que para jugar? ¿qué grado de aceptación tiene esto entre los usuarios? ¿por qué ahora?

Un poco de historia Hace tiempo sólo jugábamos en PC. Sólo se podía jugar en PC, no había otra cosa. Luego la tecnología evolución y se abarató. Y aparecieron las consolas.

La principal ventaja de estos nuevos chismes era que, como sólo servían para jugar, eran enormemente sencillos de manejar. Un pad, un botón de encender y apagar, un hueco para meter el juego y cables para enchufar a la TV. Sólo para jugar.

¿Qué decían los jugones de aquella época, los que llevábamos años jugando en PC? Pues que las consolas eran trastos limitados. Que no se podía hacer nada más que jugar. Que rollo. Que poca cosa.

Poco a poco fuimos claudicando casi todos. La sencillez y comodidad de una consola es una ventaja mayor que la flexibilidad o la potencia de un PC. Mucha gente se pasó del PC a la consola. Y no conozco a nadie que se haya pasado de la consola al PC. Algunos de vosotros ya sabéis lo que es tirarse una tarde entera tuneando los ficheros autoexec.bat y el config.sys para cargar el driver del ratón en memoria alta y liberar 15 Kbytes más, necesarias para que el dichoso juego de moda cargue correctamente. Y para los que no sepáis qué es eso, creedme: no mola nada.

Como decía, mucha gente se pasó a la consola. Esto dio lugar a toda una generación de jugones de consola. Sólo de consola. Ya no hacía falta saber de ordenadores para jugar con videojuegos. Que vergüenza. ¡Cómo se atreven!

Yo también me pasé a la PlayStation.

Utilidad número 327

Consolas para jugar, no para otras cosas Luego las consolas empezaron a tener gran potencia. Desde el punto de vista de la arquitectura técnica, empezaron a parecerse a un PC. De hecho, las grandes críticas que recibió la primera Xbox eran justo eso: que era un PC con un disfraz (perdón, que ahora se dice cosplay) de consola.

No pasa nada, a eso nos acostumbramos en seguida. Ahora tenemos Xbox 360 y PS3, que técnicamente son ordenadores. Ordenadores especializados. Y las nuevas generaciones de consolas portátiles son mini-ordenadores también. Tienen software (y firmware y actualizaciones), conexión a Internet, etc. Incluso los teléfonos tienen ahora Sistema Operativo.

Los cacharritos de ahora son todos ordenadores. De distintos tamaños, pero ordenadores al fin y al cabo.

¿descabellado?

Llegan los nuevos usos Con la potencia llegan las posibilidades nuevas. Primero fue simplemente la conexión a Internet y el juego online de forma masiva. Luego las películas y tráilers. Contenido multimedia. Comprar cosas con el pad. La consola se empezó a vender como el "centro de entretenimiento doméstico".

Las consolas portátiles para niños evolucionan y aparece la PSP. Semejante chisme, milagro de la tecnología, no sirve sólo para jugar. Ahora el producto se vende como juegos + fotos + música + películas.

¿Y por qué esto tiene buena aceptación? ¿por qué nos gusta que la consola de videojuegos sirva para muchas otras cosas, cuando justo esto es lo que antes decíamos que no era buena idea? Por la tecnoadiccón esta que nos come a todos. Tenemos PSPs, NDSs, iPods, MP3s y MP4s, y GPSs de todos los tamaños, y teléfonos móviles multimedia con cámara de fotos, y DVDs portátiles. Hoy día todo el mundo tiene algún chisme de estos. Y los hay que tenemos uno de cada.

¿Y qué usos le pedimos a estos chismes? Todos. Todos los usos posibles, enlatados y condensados. Hacer fotos con el teléfono, utilizar un GPS con navegador en lugar del tradicional mapa de papel. Ver películas en pantallas que caben en la palma de la mano. Ahora ya no queremos un único uso del aparato. Ahora queremos hacerlo todo. Cosas del consumismo...

Sony contraataca De repente Sony, o al menos el departamento de la PSP, parece haberse despertado. Después de un par de años casi sin novedades relevantes, llegan los bombazos todos seguidos:

El GPS. ¿Os habéis fijado cuántos coches hay por la calle que llevan GPS? Muchos. Muchísimos. Dentro de poco diremos que "casi todos". Meterle un GPS a una PSP es un gran acierto. Independientemente de que la pantalla de la PSP no se vea un pijo en un ambiente soleado. Independientemente de que la pantalla no sea táctil, como en la mayoría de los GPS. Todo eso da igual. Meterle un GPS con software de navegación a la PSP la convierte en un capricho más deseable de lo que era, sin duda.

Películas. Permitir de forma legal y (esperemos que) sencilla meter nuestras pelis Blu-Ray en la PSP es un doble golpe con doble acierto. Por un lado, el mercado de los MP4 ha explotado. Ahora no hay chisme que se precie sin una buena pantalla para ver vídeos. Además, el iPod Touch sigue a la cabeza con mucha ventaja: no es sólo la impresionante pantalla. No es sólo el agradable interfaz de Apple, con ese toque futurista. Es que con 4 clicks de ratón tienes cualquier película DVD original (o cualquier DivX, cachoperro), o cualquier vídeo o podcast dentro del iPod. Cine para llevar.

Esto no se podía hacer bien con la PSP. Como pantalla de cine portátil estabas limitado a comprar UMDs o a ver vídeo recortado (extraña cualidad de la PSP la que no permite reproducir MPEGs a pantalla completa). Ahora se acabó. Si tienes una PS3 o cualquier otro Blu-Ray player, podrás copiar tus flamantes discos azules y verlos en la portátil de Sony.

¡Anda! ¿a ver si esto va a ayudar a vender más PS3 y a consolidar el formato Blu-Ray? Aunque sea a costa de matar el cine en UMD, parece que los tiros van por ahí. Y es un acierto crear un equipo entre la PSP y la PS3.

Skype. Y si ya tenemos la PSP conectada a Internet, porqué no meterle un micro y un software, y usarlo para telefonía IP? Viola!, ya tienes una funcionalidad nueva y de moda en tu consola-antes-de-videojuegos.

Teclado multiuso. También está anunciado para la PSP, aunque será para el año que viene, un teclado estándar, tipo ordenador. ¿Acabaré escribiendo los posts desde una PSP?

Nintendo tampoco se queda atrás La DS, la portátil de Nintendo no es una consola al uso. Es una consola que tiene juegos y programas para aprender, otros extraños experimentos. Y queda claro que puede usarse para algo más que para jugar. Ahora Nintendo a anunciado que irá más allá de los juegos. La consola ya tiene dos pantallas (una de ellas táctil), conectividad WiFi y micrófono.

¿será un GPS? ¿será un Skype o similar? ¿Serán películas almacenadas en tarjetas de memoria? ¿mensajería y colaboración a través de Internet? Todo es posible, ya que todo eso es muy barato...

¿será un navegador de Internet como su prima la PSP? A, no, que eso ya existe.

Sintonizador de TV

Conclusión Seguro que me he dejado algún add-on olvidado, como los sintonizadores de TV que hay por ahí. Da igual, aunque intente nombrarlos todos, pasado mañana anunciarán uno nuevo.

El mercado de los cacharritos es demasiado goloso como para perdérselo. Si las tiendas están saturadas de tecno-aparatos multiusos es porque la gente está dispuesta a invertir sus ahorrillos en ello. Y los fabricantes de consolas de videojuegos tienen más de la mitad del camino recorrido: tienen las consolas, que son ordenadores chiquititos. Tienen el software y la experiencia para desarrollar cosas nuevas. Tienen una buena base de clientes ya en la calle. Una burrada de clientes, diría yo. Y tienen resuelto el márketing, los canales de distribución, etc.

Y digo yo...¿a qué narices estaban esperando?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos