Compartir
Publicidad
Publicidad

Decid adiós a P.T. y decid hola a Kojima, del Toro, Reedus y... Silent Hills [GC 2014]

Decid adiós a P.T. y decid hola a Kojima, del Toro, Reedus y... Silent Hills [GC 2014]
Guardar
56 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Qué malandrín Kojima (sí, malandrín, los demás adjetivos que se me ocurren no los debo poner aquí). La demo del misterioso juego de terror 'P.T.' que, como comentó mi compañero Jarkendia, estaba disponible para su descarga nada más anunciarse en la conferencia de Sony en la Gamescom, traía sorpresa. Como es habitual en el japonés, tocaba jugar con el personal. Porque ha resultado que Hideo Kojima está detrás del proyecto, y el cineasta Guillermo del Toro, y el actor de Walking Dead Norman Reedus. Y ha resultado que P.T. son las siglas de a saber qué, y que el juego que se escondía detrás es nada menos que 'Silent Hills' (sí, terminado en 'S').

La demo en cuestión, según reza una frase al final de la misma, no representa al juego al 100%. Se trata más bien de una declaración de intenciones. Y menos mal, porque es un jodementes de primer orden. Un pasillo en bucle que puede desesperar al ser más paciente de este planeta. Como yo de paciente tengo poco para según qué cosas, tras una hora dando vueltas en círculo dejé de pasármelo bien y terminé apagando la consola acordándome de la familia de más de un programador. Afortunadamente hay por ahí buenas gentes que sí han sido capaces de completar el rompecabezas, ese que termina con los nombres propios llenando la pantalla y con las colinas silenciosas acompañadas de la ya clásica melodía. Por supuesto, estos dignos seguidores del Santo Job han tenido a bien compartir su experiencia con el resto de los mortales.

El vídeo que os vais a encontrar a continuación solo incluye la sorpresa final. Quien quiera martirizarse viendo una hora y cuarto de un pasito palante María, un pasito patrás que indague por ahí que a estas alturas debe andar YouTube repletito de la experiencia completa. Lo bueno del que os traigo es que, al ser la retransmisión de una jugadora todavía sin conocimiento de lo que se le viene encima, está plagado de los "oh my God!" y "What?" comprensibles en estos casos. Os dejo con el órdago.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos