Compartir
Publicidad

Primeras impresiones: 'Castlevania: The Dracula X Chronicles'

Primeras impresiones: 'Castlevania: The Dracula X Chronicles'
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los argumentos más vacuos en contra de PSP es que su catálogo de juegos no hace honor a la calidad o potencia de la consola, y con lo cual el precio es desmesurado con lo que con ella podemos disfrutar.

Sin embargo, y pese al parecer de algunos, la variedad de juegos disponibles para la portátil de Sony es más que interesante, especialmente en los últimos tiempos, con la aparición de verdaderos juegazos capaces de exprimir al máximo las cualidades de la consola.

Uno de ellos es este 'Castlevania: The Dracula X Chronicles', un remake del clásico 'Rondo of Blood' (Chi no Rondo), una joya de PC Engine que nunca vimos fuera de Japón exceptuando una bastante mediocre adaptación para Super Nintendo subtitulada 'Vampire's Kiss', con el apartado gráfico actualizado y siendo capaz de aprovechar las virtudes de PSP, con ciertos regalitos cuando nos pasamos el juego que son más que interesantes, como modos extras de juego o desbloquear el segundo juego 'Symphony of the Nigh' al completar el primero. Hay que decir que aunque el juego rebosa calidad por sus cuatro costados, tampoco estamos ante el mejor 'Castlevania' ni el mejor remake de todos los tiempos. Es un avanza y mata todo lo que encuentres bastante lineal en el que ni siquiera podemos cambiar de arma, más que para usar la secundaria, ni tampoco podremos ir evolucionando conforme avance la partida. No obstante, y pese a este par de inconvenientes, el título es exquisito y satisface con las expectativas que había creado hasta su lanzamiento el pasado día de los enamorados.

castlevania_dracula_x_chronicles_4-l.jpg

Como digo, el desarrollo de la partida es bastante plano, acorde a las características de los videojuegos de aquella época, cuando tampoco se pedía una profundidad argumental digna de Oscar. Sin embargo, los seguidores fieles a la saga no se verán perdidos en la caza del vampiro y entre tanto, una historia de amor hará que tengamos que "destrozar" nuestra consola mientras tratamos de deshacernos de las decenas de hordas de enemigos que aparecen por pantalla.

El apartado gráfico es uno de los más destacables del juego por su belleza, sencillez y fluidez en pantalla. Se hace uso de un 3D muy camuflado, con un scroll vertical y horizontal en la pantalla que hará que los más nostálgicos se acuerden de sus años mozos. El modelado de los enemigos está muy conseguido, así como su presencia y ataques, mereciendo especial mención el efecto de golpeo, volviéndose blanco por completo durante un segundo para hacernos ver que les hemos dado bien. Igual ocurre cuando nos golpean a nosotros, que nuestro personaje se pone rojo y nuestra vida disminuye.

DraculaX.jpg

Una pequeña pega es que los movimientos de Alucard, hijo de Drácula, a veces parecen toscos y lentos, pero conforme avanzamos en la partida nos acostumbramos a ello y no desentonan en absoluto con el resto del juego.

Por supuesto, y siendo fieles a la saga original, este 'Castlevania: The Dracula X Chronicles' posee una banda sonora soberbia con unas melodías embaucadoras que nos consiguen meter de lleno en el juego. Los efectos de sonido, los latigazos o los gruñidos de algunos enemigos están muy conseguidos y hacen que el juego sea aún más completo.

En definitiva, y para no alargar mucho más estas primeras impresiones, comentar que el juego es una verdadera maravilla. Su sistema de control, fácil e intuitivo, su música, sus gráficos y su historia merecen la pena; más cuando al concluir el juego desbloqueas otro título completamente nuevo y entero y que hace que la compra de este UMD sea más que recomendable.

Si queréis verlo en movimiento, aquí tenéis un vídeo de uno de los primeros niveles en plena acción.

Vídeo | YouTube

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio