Compartir
Publicidad
Publicidad

Análisis: Super Paper Mario

Guardar
34 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Super Paper Mario

Somos muchos los que nos dejamos los dedos con el mando de la NES y sus bordes cuadrados. Horas y horas junto a Mario y sus compañeros, pasando pantallas y luchando contra Koopa y sus secuaces. Para todos los que echamos eso de menos Nintendo nos ofrece Super Paper Mario, un juego de plataformas que combina el 2D con el 3D.

No se puede decir que hoy en día un juego de plataformas sea algo demasiado original, así que era necesario darle un toque novedoso a este genero, lo que se consigue con el uso de escenarios que se convierten de 2D a 3D a voluntad.

La tónica del juego es exactamente la misma que Super Mario Bros en sus versiones para NES, aunque no tan secuencialmente. Si en aquellos teníamos que ir pasando pantallas una tras otra sin más historia, en Super Paper Mario encontramos una serie de detalles de los juegos RPG: historia, conversación con otros personajes, experiencia,...

Nos encontramos con un total de ocho mundos, con diversas pantallas en cada uno, en las que tendremos que realizar diversas acciones para conseguir superarlas. Al contrario que en Super Mario Bros, que simplemente trataba de llegar al final de la pantalla sin perecer en el intento, en Super Paper Mario nos lo tendremos que currar un poco más.

Y cuando digo un poco más, quiero decir POCO más, tampoco esperemos laberintos complicadísimos o enigmas imposibles de resolver.

Dos pegas le tenemos que poner a Super Paper Mario. Uno son los interminables diálogos y escenas entre pantallas. Sí, te meten en la historia y hacen que el juego sea algo más que simple salta-salta, pero llegan a cansar, sobretodo cuando estrenas el juego y de lo que tienes ganas es de probarlo, pero tienes que tragarte una presentación de veinte minutos.

La segunda pega es la escasa duración del juego. En unas 16 horas se acaba el juego, a unas dos horas por mundo, si vamos a prou fet. Claro que siempre nos queda la opción de los minijuegos que se incluyen, de intentar conseguir todos los objetivos, conseguir todos los pixelitos, encontrar las pantallas escondidas,...

Es por eso que este no es un juego redondo y creo que no compensa el precio que hay que pagar por adquirirlo, por lo que recomendaría más alquilarlo unos cuantos días y una vez acabado devolverlo.

En el vídeo que hemos grabado podéis ver una parte del juego, además de los diferentes personajes entre los que podremos escoger, los pixelitos que nos acompañan en la aventura y los objetos que podemos usar.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos