Compartir
Publicidad

'FIFA Street 3': Análisis (Xbox 360)

'FIFA Street 3': Análisis (Xbox 360)
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es lo que tienen los juegos de fútbol. Si te gusta mucho ese deporte, pruebas todos los videojuegos que salgan con un futbolista en la portada. Si no te gusta nada, simplemente ni te molestas en probar la demo. ¿Una obviedad? No lo creo. A los juegos de tenis y Fórmula 1 juega casi todo el mundo. Al menos nadie se niega en redondo.

Pues bien ‘FIFA Street 3’ es un título para gente a la que le apasiona el balompié. Sin embargo, y atención a la paradoja, los más puristas del fútbol lo aborrecerán enseguida. Olvidaos del sello de FIFA, de los rostros conocidos de Ronaldinho y compañía. Esto no es fútbol, ni callejero ni nada de nada, es otra clase de divertimento sólo para videojuegos. Sí, hay porterías, un balón de fútbol, supuestos futbolistas… ¡Pero ya está!

Los 'FIFA' son así ¿Y qué es lo que hay? Frenesí puro y duro. Un toma y daca a ver quién farda más y mete el balón antes en la portería. Las partidas son alocadas a más no poder. Al principio cuesta hacer dos pases seguidos, pero una vez le pilláis el tranquillo… como en los viejos ‘FIFA’ de toda la vida: arrancáis a correr por la banda, pase al área y golazo al canto.

Eso sí, los goles son espectaculares. De chilena, de plancha, de cabeza, desde el medio centro con la escopeta preparada… Todos los goles son divinos. La experiencia ni siquiera se resiente del poco parecido de algunos jugadores con sus supuestos clones virtuales. Primero, porque todos los cuerpos están exagerados, como en un cómic, y segundo, porque algunos deben ser perfectos desconocidos para los diseñadores. Caso sangrante el de Puyol. Así, sin trabajarse más el aspecto, cuesta un poco verle un mínimo de realismo al juego.

Desde luego, no es lo que ‘FIFA Street 3’ busca. Sin embargo, ya que se trata de un arcade carente de táctica y estrategia, diversión en estado puro, ¿por qué no explotar más las dinámicas de los partidos callejeros? Supongo que la marca FIFA pesa mucho, y con esto del fairplay ni siquiera habrán considerado que los jugadores hagan trampas o se líen a mamporros, por ejemplo. Eso en cuanto a la jugabilidad. Aprovechar esa misma idea para crear un modo Historia no habría estado mal.

Modus operandis basicus Pero antes de entrar a ver los modos de juego, acabo con el tipo de partida: regates de fantasía, filigranas, pases in extremis y golazos, todo a una velocidad de vértigo. Y un detalle muy importante, la barra de Gamebreaker. Cada vez que se llena gracias a las jugadas anteriores, podéis activar un modo especial, que durante unos segundos da una fuerza especial a los jugadores. Básicamente chutar desde el campo contrario equivale a gol. Lo divertido de este supermomento es que os pondréis muy nerviosos viendo que la barra se vuelve a vaciar y no habéis hecho nada de provecho con ella.

Ahora vamos a los modos de juego. Como intentéis jugar a este título sin Internet, estáis perdidos. A no ser que tengáis un compañero en casa tan devoto de ‘FIFA Street 3’ como vosotros, os vais a aburrir enseguida. Partidos rápidos y Desafíos de FIFA Street, eso es todo lo que hay para un solo jugador. Un partido rápido es un amistoso y excepto la posibilidad de elegir equipos desbloqueados, poco más aporta. El otro modo no es una liga, sino una serie de retos del estilo: “elige este equipo y enfréntate a este otro”. Lo que cambia es el modo de vencerlo: por una diferencia de goles, en un determinado tiempo, con o sin Gambreakers, etc. Nada espectacular, la verdad.

Sí, pero sólo con Internet ¿Y qué hay que hacer para disputar una Liga, un Mundial o una Copa? Pues pasarse por Xbox Live, y eso nos lleva al modo multijugador. De lo contrario, nada que hacer. Otras opciones sin Internet los modos Cara a cara y Elección por turnos. El primero es otro desafío, a elegir entre seis, para cualquiera que tenga un mando en casa (hasta cuatro), y el segundo es un modo casi surrealista en los que elegís un equipo y, como cuando éramos niños, cada jugador elige un futbolista del mismo equipo. Pero ni las opciones ni el desarrollo del partido cambian con respecto a disputas anteriores.

Me voy a mojar: yo recomiendo probarlo por lo menos. ¿Comprarlo? Eso depende del jugo que le vayáis a sacar a los torneos por Internet, que es donde le encuentro más salero. Si vuestros amigos presentan una urticaria al fútbol o carecéis de una conexión de banda ancha de calidad (ésa es otra, como vuestra conexión vaya lenta, vais a sufrir), al principio fliparéis con los movimientos, los supertiros en pleno Gamebreaker e incluso con las palomitas imposibles del portero. Luego, sin compañeros de fatigas, será lo mismo una y otra vez.

Sitio oficial | FIFA Street 3

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos