Xbox Series X / S reducirán su tiempo de arranque a cinco segundos (o menos) y te ayudará a reducir el recibo de la luz

Xbox Series X / S reducirán su tiempo de arranque a cinco segundos (o menos) y te ayudará a reducir el recibo de la luz
17 comentarios

Una de las grandes ventajas de Xbox como consola es la constante implementación de pequeños grandes cambios que establecen una gran diferencia al sumarse de cara al usuario. El próximo de ellos pasa por reducir el tiempo de arranque de la consola a casi un visto y no visto. Un pequeño milagro de las consolas de nueva generación que nace de dos hitos: optimizar el software aprovechando el hardware y recortar la animación de bienvenida.

Desde el pasado viernes 22 de julio los usuarios del programa Insider de Xbox, quienes reciben con antelación las próximas versiones de firmware de las consolas en desarrollo para poner a prueba los cambios y novedades, han notado que el tiempo de arranque de la consola bajó de los habituales nueve segundos a aproximadamente unos cuatro segundos. Algo que fue corroborado por Josh Munsee de Microsoft.

¿Hasta qué punto se notan esos cinco segundos de diferencia? Bueno, la siguiente comparación de Tom Warren, de Verge, es bastante ilustrativa: en el tiempo de espera a que se cargue la interfaz en la versión actual ya podrías estar jugando a tu juego favorito. O tu próxima obsesión del Game Pass, si lo prefieres.

Un paso en la buena dirección que se suma a otros hitos como el Quick Resume, el FPS Boost o el juego en la nube desde consola sin descargas ni actualizaciones, simplificando de manera excepcional nuestra manera de acceder a los videojuegos a través de las consolas de nueva generación de Microsoft. Ahora bien, este cambio no se activará por defecto, y eso tendrá un impacto muy interesante en el consumo de electricidad de Xbox.

Un pequeño gran cambio que te ayudará a reducir el recibo de la luz

Como comentamos, parte de este truco pasa por ofrecer una animación de inicio más corta, lo cual ayuda, pero la realidad es que hay un trabajo mayor detrás para lograr esta optimización de recursos

De hecho, tal y como se indica en The Verge, para poder beneficiarnos de este arranque instantáneo en Xbox Series X / S deberemos tener la consola configurada en modo Ahorro de Energía en lugar de en modo Reposo. Lo cual tiene mucho sentido: las consolas que están en reposo no se apagan del todo y arrancan más rápido. Visto desde otra perspectiva, también implica un giro interesante respecto al consumo de electricidad de la consola.

Uno de los motivos por los que se dejan las Xbox en modo reposo -o cualquier consola- es, precísamente, no tener que iniciarlas. Hay más, claro, como permitir las actualizaciones automáticas o las descargas remotas, pero al dejarlas en modo Ahorro de energía no solo se mide mucho más el consumo de luz, sino que también se apaga la máquina.

El arranque de tiempo reducido reduce drásticamente la diferencia entre ambos modos a la hora de encender la consola y, por extensión, facilita enormemente que los usuarios apuesten por un modo ahorro que será más eficiente a todos los niveles. A partir de aquí toca sopesar el consumo de cada uno: alguien que se de maratones de juego diarios en modo Ahorro consumirá más que quien juega de manera muy ocasional en modo reposo, lógicamente.

¿Cuando llegará a todas las consolas? Básicamente, cuando esté listo.

El programa Insider de Xbox evalúa las futuras novedades de las consolas de Microsoft, pero solo las implementa a todos los usuarios cuando éstas han sido debidamente testadas y comprobado que no generan conflicto. Además de los tiempos de carga reducidos podemos esperar otras mejoras, así que no está claro cuándo llegará la actualización. Sea cuando sea, la recibiremos con los brazos abiertos.

Temas
Inicio