Síguenos

Battlefield 4

Recientemente hemos tenido ocasión de probar el esperado ‘Battlefield 4’ por primera vez en España gracias a EA. Y no sólo eso, ya que hemos podido probarlo corriendo en PS4. La alegría fue doble.

Como gran seguidor de la saga ‘Battlefield’ tenía muchas ganas por probar esta nueva entrega, tras incontables horas dedicadas a los anteriores trabajos de DICE. Y a la vez tenía muchas ganas por comprobar hasta qué punto se notaba el salto generacional de consolas. ¿Habrá estado a la altura?

Un tímido adelanto de la “levolución” venidera

Battlefield 4

No puedo ocultar un ligero chasco al experimentar lo que DICE nos ha traído a Madrid. Todos los asistentes contábamos con probar de primera mano la “levolución” de ‘Battlefield 4’, pero en su defecto recibimos un tímido adelanto de lo que nos espera en la versión final. ¿A qué nos referimos?

Básicamente a que hemos visto esa levolution a pequeña escala. No hemos visto encallar el buque de guerra en una playa de Paracel Storms, por ejemplo, sino que nos hemos tenido que conformar con la mejora a la hora de derrumbar edificios respecto a ‘Battlefield 3’, y lo verdaderamente novedoso, el poder interactuar con ciertas partes del mapa, como a la hora de abrir o cerrar las puertas de los contenedores marítimos. Esto tuvo una explicación, y es que jugamos a un modo que recorta enormemente las dimensiones del mapa. ¿Recordáis el modo Dominación de Close Quarters?

Pues jugamos a ése en el mapa Paracel Storms, pero dentro de una isla. Y para más inri, con zonas de esa isla (de por sí algo pequeña) inaccesibles, como la playa. En definitiva, un modo pensado para los fans de ‘Call of Duty’, pero con el toque ‘Battlefield’. Un modo que, al contrario que el clásico Conquista, aquí no podremos regenerar en Alpha, Beta o Charlie, sino solo en el escuadrón. ¿Y si están todos muertos y no queremos esperar unos segundos? Entonces de manera aleatoria por el mapa. Pero por lo demás sigue siendo el Conquista de toda la vida, aunque a pequeña escala.

Debido a esto los asistentes echamos en falta otra cosa: los vehículos. Aunque era de esperar estando en el modo Dominación. Por lo que entre esto y la tímida levolution nos quedamos un poco fríos ya que no es la mejor forma de vender un ‘Battlefield 4’. Y como cada uno iba un poco a su bola, nos faltó también otra de las esencias de un juego de este estilo, el poder charlar entre los miembros del escuadrón, crear estrategias y demás. Aunque está claro que todo esto estará en la versión final, ya que no deja de ser un ‘Battlefield 3’ potenciado hasta el límite. Potencia que, por otro lado, tampoco se notó tanto en esta versión para PS4, todavía muy lejos de estar pulida al 100%. No nos impactó el salto generacional, y había algún que otro glitch en las texturas. Pero siendo una versión inacabada es lógico, igual que los cuelgues que experimentamos en todas las partidas.

Acuchillando con estilo en ‘Battlefield 4’

Battlefield 4

Vale, no vimos ni tanques, ni helicópteros, ni barcos. Por lo que todo el peso de la batalla recayó en las cuatro clases de soldados. Los mismos que en ‘Battlefield 3’: Asalto, Ingeniero, Apoyo y Reconocimiento. Salvo que ahora cuentan con diferencias significativas, pudiendo experimentar una pequeña muestra en las múltiples sesiones que realizamos. La clase Asalto sigue siendo una mezcla de soldado de primera línea junto con médico, llegando a desbloquear el desfibrilador bastante pronto para poder revivir a nuestros aliados, mientras que la clase Apoyo ahora cuenta con un lanzagranadas con visión nocturna con zoom incorporado. Fue una pequeña pincelada, ya que al resetearse tanto las partidas no pudimos desbloquear muchas más cosas. Aunque sí pudimos ver que la interfaz de selección de clases nos muestra más detalles de personalización que antes.

En cuanto al control, el estilo sigue siendo como el de la anterior entrega, pese a que se han variado la disposición de algunos botones. Ahora no acuchillamos con R1, sino con R3 (pulsando el stick derecho), ni tampoco alertaremos con el Select, sino con el botón R1. Al hacer esto último el personaje extenderá el brazo para avisar a sus aliados, quedando marcado en el radar del mapa el enemigo. Ese mismo botón, si lo mantenemos pulsado, nos servirá para dar órdenes específicas y para pedir botiquines, munición, o dar las gracias, por ejemplo. Aunque si hay que hablar de cambio, el tema de acuchillar ha sufrido un lavado de cara. En ‘Battlefield 3’ tan solo podíamos hacerlo si estábamos detrás del enemigo. Aquí ya no. Aquí da igual si estamos detrás de él, a su lado, o de frente. Lo podremos acuchillar sin problemas desde cualquier ángulo. Ahora bien, hay un cambio más importante, y es que nos pueden contraatacar, o contraacuchillar, más bien.

Si el enemigo es lo suficientemente ágil y reacciona pronto, puede pulsar repetidamente el botón R3 hasta cambiar las tornas y orientar el cuchillo del enemigo a su estómago, o a su cuello. Donde tercie. Personalmente me hinché a matar a cuchillo, y al principio no me pispé de este detalle… hasta que me acuchilló uno. La primera vez no pude reaccionar, pero después cuando me intentaron acuchillar sí pude desquitarme añadiendo una risa maléfica por el camino. Aunque esto, como imaginaréis, es un arma de doble filo, nunca mejor dicho. Los que acuchillan se pueden encontrar con alguien que sepa contraatacar y fastidiarles su momento de gloria sin ser vistos. Es como para pensárselo dos veces.

A la vista está de que lo que pudimos probar de ‘Battlefield 4’ fue un juego más directo, propiciado por el modo Dominación. No es la esencia de la saga, aunque nos tranquiliza saber que la fórmula se ha mejorado con cambios llamativos respecto al anterior capítulo. La verdadera prueba de fuego llegará cuando probemos los clásicos modos Asalto y Conquista, ya que ahí sí que experimentaremos ‘Battlefield’ en estado puro, y con un mayor número de jugadores. ¡Qué ganas de catar su beta!

Plataformas: PC, PS3, PS4 (versión analizada), Xbox 360 y Xbox One
Desarrollador: DICE
Distribuidor: EA
Lanzamiento: 31 de octubre de 2013 (PC, PS3 y Xbox 360)
Precio: 71,95 euros (en Zavvi, por ejemplo, lo tienen por 61,99 euros)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios