'Donkey Kong Country Returns 3D': análisis

Sigue a Vidaextra

Donkey Kong Country Returns 3D

Dicen que el género de las plataformas no está muerto, que sólo está dormido a la espera de que el público vuelva a reclamar su vuelta al trono. Lo cierto es que la genialidad ofrecida por los saltos y los protagonistas sin armas de fuego no está a la orden del día, y tal vez por eso títulos como ‘Donkey Kong Country Returns 3D’ son aún más importantes.

Es un port de un título de Wii, sí, pero pese a que el bajón gráfico era de esperar el resultado acaba siendo magnífico y me siento muchísimo más cómodo aporreando botones que matando moscas imaginarias con el Wiimote. Si ya en la anterior consola de sobremesa de Nintendo era un imprescindible, en su llegada a Nintendo 3DS mantiene el mismo título.

Donkey Kong Country Returns 3D, el gorila vuelve al trono

Donkey Kong Country Returns 3DNo veo razones suficientes más allá del fanatismo para hacerse con esta versión si ya te ventilaste el título aparecido hace tres años. Ni la puerta de entrada al modo fácil ni los niveles adicionales que podremos recorrer una vez terminada la campaña me parecen suficientes para hacerse con él una “segunda“ vez, pero si dejaste escapar la oportunidad entonces no cometas el mismo error ahora.

‘Donkey Kong Country Returns 3D’ es un juego complicado pese al corazón añadido en ese citado nuevo modo o la posibilidad de adquirir ítems de ayuda, y se reniegas de ese tipo de propuestas siempre puedes dirigirte directamente al modo original, el que mantiene el juego tal y como llegó a Wii.

Como digo, es complicado, y francamente se agradece. Entre tanta dificultad descafeinada el gorila más famoso del mundo del videojuego recupera ese espíritu retro que tantas veces alabamos y tan poco presenciamos. Sólo basta con recordar las míticas fases de vagonetas para desear que nuestras Nintendo 3DS tengan una estructura acolchada.

Otro de los aspectos en los que el juego intenta lucirse y lo consigue es en el sistema 3D de la portátil. No soy un gran apasionado del mismo y acabo optando por jugar al mínimo o incluso desactivándolo, pero cuando estás en esa situación y acabas subiendo el botón deslizable en varias ocasiones para ver cómo luce te percatas de lo bien parido que está.

Si los niveles ya eran bonitos en Wii, con el modo 3D activado ganan varios enteros. Por suerte no hay que preocuparse de menear en exceso la pantalla y, por tanto, el enfoque y desenfoque que tanto molesta en otros títulos aquí no sale a relucir. Sólo nos queda sentarnos frente al juego y disfrutar de sus pájaros revoloteando, los cambios de profundidad de sus escenarios y las perfectas recreaciones de algunos niveles en los que las animaciones del entorno se encargan de poner la guinda sobre el pastel.

Donkey Kong Country Returns

Un plataformas imprescindible

Tampoco hay que preocuparse por el mantenimiento de la esencia de la franquicia si no comprobaste en su día lo que tiene que ofrecer el juego. Hemos hablado de vagonetas pero también hay que mencionar a Diddy, los barriles, los rinocerontes, la música… Es como si Rare hubiese vuelto a ser la de antes y nos brindase una experiencia ampliada de lo vivido en el 94. Un simple espejismo llamado Retro Studios, reflejado esta vez por los chicos de Monster Games en su traspaso a 3DS.

Plataformas y Nintendo son dos conceptos que, por suerte, siguen esbozando sonrisas corran los tiempos que corran. ‘Donkey Kong Country Returns 3D’ es una prueba palpable de lo mucho que tiene que ofrecer la compañía a sus seguidores. Lástima que muchos de ellos ya disfrutasen en su día del juego de Wii y ahora no tengan pan que llevarse a la boca.

Ficha técnica

  • Plataforma: Nintendo 3DS
  • Desarrollador: Monster Games
  • Distribuidor: Nintendo
  • Lanzamiento: 24 de mayo de 2013
  • Precio: 39,95 euros

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

24 comentarios