GTA V: análisis

Sigue a Vidaextra

Grand Theft Auto V

‘Grand Theft Auto V’ llega el martes a las tiendas de forma oficial y, con él, Rockstar Games pretende postularse una vez más como la desarrolladora estrella de esta generación. Desconozco si todos estarán de acuerdo con el título, pero una vez terminado GTA V’ (si es que lo de terminado puede llegar a ser correcto) tengo muy claro que podría pasar mi jubilación reviviendo todas sus aventuras. Para muestra el siguiente análisis.

GTA V’ cumple con lo prometido, y el guión, jugabilidad, calidad técnica y encanto que se esperaba del juego se mantiene durante las casi 30 horas que ofrece su historia principal. No acaba la cosa ahí, luego nos queda exploración, misiones secundarias, minijuegos… No es difícil hacer un juego enorme, lo complicado es conseguir mantenerte pegado a la pantalla de principio a fin y que luego quieras más. Por si a alguien le queda alguna duda, GTA V’ es el nombre que aparecerá en el diccionario antes de esa definición.

GTA V

GTA V, la espera ha terminado

Tras el éxito de público y crítica con ‘Grand Theft Auto IV’, algo ya inherente en cualquier desarrollo de la saga, los anuncios de ‘Red Dead Redemption’ y ‘Max Payne 3’ cayeron como una losa sobre nuestras cabezas. La ilusión de una nueva ciudad, del retorno a Vice City o al estado de San Andreas eran más fuertes que nuestro interés por todo lo demás que tuviese Rockstar preparado.

Sin embargo, ponernos a los mandos de los juegos citados supuso un punto en la boca del que aún nos estamos recuperando, y una estrategia perfecta en la que lo aprendido en dichos títulos podía servir como base para el ‘Grand Theft Auto’ perfecto: GTA V’.

GTA V

De la aventura de Marston nace un Los Santos completamente vivo, una genial recreación de Los Angeles que merece un apartado propio en este texto, pero también unos personajes memorables capaces de guiar una historia que desearía tener la industria de secuelas y remakes en la que se ha convertido Hollywood.

Del señor Payne y su viaje a Brasil, un acabado técnico casi perfecto en el que los tiempos de carga se olvidan para dejar paso a transiciones automáticas y secuencias de acción realmente memorables. Y eso por no hablar del control de los tiroteos, que no está varios escalones, sino siete pisos por encima de lo que habían ofrecido en entregas anteriores de la saga.

Desde luego, si este es el camino a seguir, deseando estoy que vuelvan ‘Red Dead Redemption’ y ‘Max Payne’ para que ‘Grand Theft Auto VI’ sea aún más redondo que esta quinta entrega. Lo que tienen en sus manos en Rockstar vale su peso en oro.

GTA V es un San Andreas con tres Niko Bellic

GTA VNo es la primera vez que tiro por tierra lo vivido en ‘Grand Theft Auto IV’, y es que aunque no dude del potencial de Niko Bellic como uno de los mejores personajes de la generación, el sabor dejado por Liberty City tras aquella locura que supuso el viaje a San Andreas fue demasiado insípido. Fue un gran juego, de eso no cabe duda, pero no un gran ‘GTA’.

GTA V’ coge lo mejor de ambos títulos, el guión interesante, inteligente y plagado de humor negro de la “cuarta” entrega, y la variedad y ritmo de San Andreas. Las misiones de paseo o encargos absurdos pasan a un difuminadísimo segundo plano, y el mayor problema que puedes llegar a tener es el de desplazarte de una punta a otra del mapa.

Por suerte, incluso en esos momentos seguirás disfrutando del juego gracias a las conversaciones que, por teléfono o en persona, mantendrán los protagonistas. Hay que reconocer que ahí ayuda bastante que tanto Michael como Trevor tengan un carisma brutal y aunque Franklin sea el que menos te interese del trío, al acercarse la aventura a su final ya habrás guardado un pequeño hueco en tu memoria para el aprendiz.

De lujo son también sus secundarios, mucho más profundos que en otras entregas y capaces de despertar la empatía o la irritabilidad más absolutas. Entrar en más detalles pasaría a estropear muchas de las sorpresas que os aguardan, pero si alguno acaba odiando a la familia de Michael o entiende por fin de dónde ha sacado Trevor su locura tras finalizar la aventura, sabed que sí, yo también los ahogaría con mis propias manos.

Los Santos: una ciudad hecha a medida

Llego a Los Santos tras haber tenido la suerte de pasar unos días en Los Angeles y me encuentro con zonas que son un verdadero calco de la gigante californiana. Lástima que los de el otro lado del charco no podamos gozar igual que los estadounidenses de la fidelidad con la que se ha recreado la ciudad, pero visto así, es inevitable seguir soñando con el salto de la saga a una urbe europea.

La carretera de la costa, el tráfico de entrada a la ciudad, la perfecta colocación de las atracciones en el muelle de Santa Monica, la fauna de Venice Beach, el restaurante Encounter, las vistas desde el observatorio Griffith… incluso hay hueco para el pequeño túnel que atraviesa la montaña y nos lleva hasta el lugar perfecto desde el que disfrutar de un atardecer en Los Angeles. Soberbio, es impresionante el nivel de detalle empleado.

El logro no sólo se mantiene en edificios y monumentos, también en los transeuntes que encontramos en nuestras idas y venidas. Lo de ver una ciudad virtual poblada hace tiempo que dejó de impresionarnos, pero lejos de limitarse a andar y quejarse cuando casi los atropellas, los habitantes del condado de Los Santos hablan por teléfono, salen a fumarse un cigarro al balcón, trabajan arreglando carreteras o recogiendo uvas, hacen fiestas en la playa… Siempre será algo secundario, pero sigue siendo una seña de identidad de ‘GTA que, además, demuestra que crece con cada nuevo título.

Y por último tenemos los animales, otro detalle anecdótico que acaba sorprendiendo por sus animaciones y reacciones. Poco después de empezar el juego, tras intentar llegar a casa al anochecer, enciendo las luces del coche y un ciervo se gira asustado para después salir brincando. Uno de esos momentos que dan vida a ‘GTA’ y consiguen, por alguna extraña razón, quedarse grabados en la memoria. Puede que dentro de unos años no recuerde al enésimo enemigo que he matado en GTA V’, pero os aseguro que ese pellizco de realidad no se borrará.

GTA V

GTA V, la definición de sandbox

Hablaba de variedad e inevitablemente me acordaba de San Andreas, no por su historia, muy por debajo de lo ofrecido en ‘GTA IV’ y GTA V’, sino por los cambios constantes a los que te veías sometido con el paso de una ciudad a otra y las sorpresas que escondía su escenario.

Reconozco que he echado de menos ese salto a San Fierro o Las Venturas, pero el tamaño del mapa no admite debate y, por suerte, las zonas de Los Santos están lo suficientemente diferenciadas para que el salto de una a otra cambie completamente de tercio. Viendo que con Liberty City la jugada no salió todo lo bien que se esperaba, el añadido de los bosques y montañas estilo Yosemite y las zonas áridas del paso a un Death Valley bastante más poblado que en la realidad son más que suficientes para lo que puede ofrecer la presente generación.

El resto lo pone sobre la mesa un mundo subacuático que puede pecar de desértico, el siempre interesante añadido de los saltos únicos y una gran cantidad de puentes esperando a que volemos por debajo con nuestra avioneta. Bueno, eso y varias decenas de edificios que visitar, artículos que comprar y tatuajes que hacer.

GTA V

Tampoco será por falta de minijuegos y misiones secundarias, todo perfectamente integrado y con un control simple pero preciso que convierte en un pasatiempo divertido desde jugar al tenis hasta participar en un triatlón. Si quieres subir las estadísticas de cada uno de los personajes (fuerza, conducción, puntería, agotamiento…), es más que recomendable dejarte caer por ellos de vez en cuando.

Tened en cuenta que en las 30 horas que comentaba al principio están incluidas la historia principal (con puntuación propia y diferentes objetivos para cada misión), un par de desafíos completados casi al 100% (más medallas de oro que de plata en cada uno de ellos pero siempre con algún bronce que se resiste a cambiar de color) y alguna que otra hora probando minijuegos. La suma supone algo más del 60% del juego completado, así que aún me queda mucho por recorrer y descubrir. Es innegable que, como inversión, es de lo mejorcito que vamos a encontrar esta generación.

GTA V

Perfecto no, casi perfecto

¿Demasiadas cosas buenas hasta ahora? Uno nunca se cansa de lo bueno, y si millones de personas se lanzan a por una nueva entrega de ‘GTA’ con los ojos cerrados es porque lo ofrecido hasta ahora por la franquicia invita a ello. Sin embargo, que lo bueno pese infinitamente más que lo malo no quiere decir que GTA V’ sea perfecto, de hecho hay varios aspectos negativos, sobre todo uno, que inevitablemente llaman la atención.

Por un lado está el tema del ritmo, que con los primeros compases de la aventura pone un listón tan alto que acaba afectando a algunas partes de la historia. Si la partiésemos en tres actos, el cambio entre ellos reduce la velocidad hasta un nivel que preocuparía en otros títulos, pero también es una buena ocasión para descansar del frenetismo y centrarse en alguna de las opciones secundarias que ofrece.

Peca de desaprovechar ese potencial que esgrime durante gran parte de las misiones, de no haber incluido más robos o no dar algo más de protagonismo a vehículos y opciones que habrían aportado más espectacularidad mientras se desarrolla la historia. Pero por otro lado, ojalá todos los juegos tuviesen los problemas que tiene GTA V’ en ese sentido.

GTA V

Por otro están las cargas lentas de texturas en momentos muy puntuales (me he encontrado con menos de diez durante toda la historia principal) y algún que otro bug de los que en unas semanas inundarán los vídeos de Youtube (NPC subidos a mobiliario y un coche empotrado en el asfalto, en mi caso), pero una vez más es inevitable perdonarle los fallos teniendo en cuenta que suceden tras presentarnos un escenario de un tamaño bestial tras poco más de 40 segundos de carga al iniciar el juego. Tras ellos, ni para las misiones ni para los cambios de zona o entradas en edificios se nos hará esperar. Francamente, aunque los fallos estén ahí, se hace muy difícil quejarse de ellos.

Con lo que no me cuesta poner el grito en el cielo es con el tema del doblaje. Viniendo de un título modesto y sin recursos podría llegar a entenderlo, pero arrastrando las montañas de billetes que se lleva por delante cada título de la franquicia, no dar la opción (siempre habrá quienes prefieran el doblaje original, yo soy un ejemplo) a escuchar conversaciones y radios en nuestro idioma, es una verdadera pena.

Sí han tenido el detalle de que los subtítulos sean fáciles de leer y algunos elementos del escenario aparezcan en nuestro idioma, por ejemplo a la hora de preparar un golpe, pero aquellos que no dominen el inglés a un nivel aceptable se perderán innumerables detalles que empacan aún más si cabe el juego. Y eso por no hablar de las huidas con la policía pisándote los talones en las que mirar a la carretera y leer subtítulos e indicaciones estilo tutorial será prácticamente imposible. Si apuras puedo llegar a hacer dos cosas a la vez, pero tres es excesivo.

GTA V

Un día en la vida de Michael, Trevor y Franklin

Tras un par de adquisiciones inmobiliarias y una jugada en bolsa que no acabó como esperaba, me dispongo a preparar el próximo golpe. Empiezo con Michael, que se despierta después de un viaje psicotrópico en la Tercera Fase y un par de miles de dólares en los bolsillos. Toca pasar por la tienda, colocarme el traje que me permita mi cartera y lanzarme a la búsqueda de nuevos integrantes para mi equipo.

El friki que está preparando nuestro próximo golpe precisa de ciertos materiales para llevarlo a cabo con éxito. Accesorios para el robo sobre los que ya me han alertado previamente tras escoger el modo de actuación (por ejemplo, a lo bruto u optando por el sigilo, ambos distintos pero igual de disfrutables y espectaculares).

Conseguido lo necesario pulso abajo en la cruceta y cambio a Franklin aprovechando para ver una vez más la transición de un personaje a otro que, aunque algo más lenta de lo que se había mostrado en los vídeos, sigue pareciéndome toda una proeza.

En cada cambio vemos una nueva animación para el personaje, y en este caso me lo encuentro jugando en el monte con su perro Chop. Tiro la pelota como si fuese una granada y el simpático chucho se lanza tras ella para devolvérmela poco después. He tenido suerte, de haberse encontrado a alguna caniche probablemente se habría olvidado de nuestro juego para pasar a uno mucho más interesante para él.

Cansado del chico de barrio decido saltar a Trevor, y es que este loco entrañable tiene el don de sacarme siempre una sonrisa. Tras la transición estilo satélite espía (los guiños y críticas a la sociedad y estilo de vida norteamericanos son constantes) lo encuentro tirado en una playa en calzoncillos tras haberse pegado la juerga de su vida. No va a ser muy cómodo conducir así subido en una moto y atravesando el desierto, pero el aeródromo me espera y el helicóptero y paracaídas que sirvan de protagonistas para el próximo robo no se van a llevar solos.

GTA V

GTA V es una compra obligada

Como veis, aunque hay que vivirlo para entenderlo, el universo de GTA V’ es lo suficientemente rico para convertirlo en el mejor de la saga. Aquí incluso los protagonistas de DLC están abocados a besar los pies de las nuevas estrellas. Si Niko tenía potencial para coronarse como personaje de la generación, la entrada en escena de Michael, Franklin y Trevor, sobre todo Trevor, le dejan sin opciones.

La calificación por edades tiene ahora más sentido que nunca, más por algunas escenas especialmente crudas que por los genitales virtuales que Trevor saca a pasear, así que espero que las asociaciones se ahorren esta vez los sermones y disfruten de la historia de mafiosos que el cine no tiene valor de brindar.

Es difícil hablar de GTA V’ y no tener una sonrisa de oreja a oreja continuamente. No sólo es un título redondo, además es una de las opciones que por calidad, precio y durabilidad, es compra obligada. Diría que hay que jugarlo, pero viendo la que se avecina con su modo online y que lo citado no implica necesariamente mantenerlo en la estantería de por vida, creo que lo más correcto sería: hay que guardarlo como oro en paño.


9

GTA V

GTA V

Plataformas PS3, Xbox 360
Desarrollador Rockstar North
Compañía Rockstar Games
Lanzamiento Ya disponible (17 de septiembre de 2013)
Precio 59,95 euros (en Amazon lo tenéis a 52,20 euros)

Lo mejor

  • El retorno de Los Santos
  • Más grande y más GTA que nunca
  • Sus diálogos

Lo peor

  • Atravesar el mapa es demasiado lento
  • GTA online no es lo esperado
  • Objetivos secundarios muy aislados

Grand Theft Auto V

Grand Theft Auto V

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios