Síguenos

Need for Speed: Most Wanted

Hace unos cuantos días EA nos invitó a sus oficinas para poder probar dos de sus grandes lanzamientos de cara a los próximos meses. Uno fue el ‘Medal of Honor: Warfighter’, del que daremos buena cuenta luego, y el otro el que nos sitúa ahora, el ‘Need for Speed: Most Wanted’. Pero no el que vimos en el lejano 2005, sino su reseteo a cargo de Criterion Games, estudio muy conocido por su gran labor con la saga ‘Burnout’. Éstas son nuestras primeras impresiones de este ‘Most Wanted’.

No es la primera vez que el estudio inglés se encarga de la franquicia ‘Need for Speed’, ni tampoco de un reseteo. Sin ir más lejos en 2010 se encargó del nuevo ‘Need for Speed: Hot Pursuit’.

Need for Speed: Most Wanted in Burnout Paradise

Need for Speed: Most Wanted

Que este ‘Need for Speed: Most Wanted’ nos haya recordado con especial énfasis al sobresaliente ‘Burnout Paradise’ no ha sido casualidad. Más allá de estar desarrollados por el mismo estudio, este hecho se hizo patente al ver cómo Doug McConkey, marketing manager del proyecto, nos enseñaba, entre otras cosas, su mundo abierto, o la posibilidad de hacer takedowns. Esto último se hizo más evidente al ver cómo el propio Doug conseguía, casi sin querer, un trofeo llamado “Takedown” al hacer este movimiento tan característico que deja a nuestros rivales mordiendo el polvo.

Es tan solo una pequeña muestra de lo que ‘Need for Speed: Most Wanted’ nos deparará, ya que el principal objetivo del juego, tal y como su nombre indica, es convertirnos en el más buscado, y para eso habrá que correr mucho, hacer buenos tiempos o molestar a la policía un rato. Da igual el orden.

Una de las cosas que también nos mostró antes de ponernos a los mandos, es el especial énfasis puesto de parte de Criterion Games para facilitar la partida al usuario. Pero no en el sentido de hacerla más fácil, sino más cómoda. Desde un sencillo menú podremos acceder a casi todo, y si descubrimos, por ejemplo, algún vehículo a lo largo del extenso mapeado, éste quedará marcado dentro de nuestro perfil para poder acceder a él cuando queramos con unas simples pulsaciones. Nos teletransportaremos hasta donde está, y seguiremos la partida. Incluso podremos cambiarnos “en caliente” de un coche a otro sin tener que pausar el juego. Aunque lo mejor será la primera opción, como imaginaréis, ya que nos servirá para irnos a otro sitio tan pronto tengamos la ocasión para despistar definitivamente a la policía. Eso, o pasar por una gasolinera, reparar nuestro coche y darle un lavado de pintura. Sencillo, directo, rápido en indoloro. Y podemos hacerlo tantas veces deseemos.

Explorando hasta el más mínimo rincón de la ciudad

Need for Speed: Most Wanted

Ya a los mandos de ‘Need for Speed: Most Wanted’ la sensación nos resultó muy familiar por lo expuesto anteriormente. Algo que también puede jugar en su contra, ya que no supone un hito importante para la saga. Tampoco ayudó que, por ejemplo, a la hora de probar el modo multijugador con otras personas el modo escogido para la ocasión fuese una simple y algo aburrida competición de saltos de longitud con nuestro bólido. Nosotros queríamos correr, perdernos por la ciudad, pero lamentablemente el sistema decidió que tocaba dos veces la misma prueba. ¿Qué pasó después? Que a la segunda intentona probé a perderme por las calles e incluso subir por el párking de algún edificio para protagonizar uno de esos saltos tan chulos que se ven en el cine.

Suerte que también pudimos probarlo con calma en solitario, aunque en esta versión teníamos vetado el acceso a más partes de la ciudad, con lo que no todo era tan grande como se esperaba. También otras opciones, como el Autolog 2.0, el cuál el propio Doug recalcó que nos llevará a un nuevo nivel de competición con nuestros contactos y de un modo rápido y cómodo. A raíz de esto, de hecho, también vimos otro aspecto que logrará el pique con nuestros allegados, y no es otro que el de estamparnos contra las vallas publicitarias. Éstas estarán situadas en sitios especiales a los que solamente se podrá acceder mediante saltos por rampas o desde azoteas de edificios. Si nos hacemos con el salto más largo, desaparecerá la publicidad situada en él y aparecerá nuestro careto… o el de nuestros contactos, claro. Y no habrá precisamente pocas vallas publicitarias. Esto, junto con el hecho de encontrar zonas seguras a lo largo del mapa (para poder acceder a ellas en cualquier momento) hará que nos sintamos en la imperiosa necesidad de explorar cada recoveco sin que merme la diversión.

Que nos hubiese gustado probar más de ‘Need for Speed: Most Wanted’ es un hecho (sobre todo con otros modos más divertidos de su multijugador), pero en líneas generales la sensación fue buena. No tanto como nos hizo entrever el pasado E3 2012, gracias al cuál obtuvo diversos premios, pero sin duda estamos ante otro gran ‘Need for Speed’, aunque con ciertos toques evidentes a ‘Burnout’. Lo cuál de por sí no es malo, ni por asomo. Habrá que ver si consigue takedowns en su puesta a la venta y evita que los demás se lo hagan a él. El 2 de noviembre de 2012 saldremos de dudas en Europa.

Need for Speed: Most Wanted | PS3

Need for Speed: Most Wanted
  • Plataformas: PC, PS3 (versión analizada), PS Vita y Xbox 360
  • Desarrollador: Criterion Games
  • Distribuidor: EA
  • Lanzamiento: 2 de noviembre de 2012
  • Precio: no disponible

‘Need for Speed: Most Wanted’ supone otro reseteo de la famosa saga de carreras de EA, en este caso sobre la entrega que vimos en 2005, ahora a cargo de los creadores de ‘Burnout’ (Criterion Games), aspecto que se nota.

Vídeo | Youtube

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

26 comentarios