Síguenos

Soul Sacrifice

El 1 de mayo los usuarios de PS Vita recibiremos un nuevo exclusivo en España a cargo de Sony Japan Studio bajo el nombre de ‘Soul Sacrifice’. Un juego de lo más sangriento que mezcla la acción con el RPG, y que cuenta con el respaldo del mismísimo Keiji Inafune, creador de Mega Man.

Gracias a Sony hemos tenido acceso a una versión preliminar de ‘Soul Sacrifice’, a modo de demo, para ir compartiendo con vosotros nuestras primeras impresiones, y de ese modo disipar cualquier duda sobre si merecerá la pena hacerse con él cuando arranque el mes de mayo. Vayamos al lío.

“En este mundo, los débiles sucumben a la codicia. Pero sus crímenes no quedarán sin castigo. Pues los hechiceros vigilan. Son ellos quienes imparten el castigo a los culpables. Quienes matan en nombre de la justicia.”

Bajo esta guisa dará comienzo ‘Soul Sacrifice’, y haciendo, además, honor a su nombre. Con un sacrificio. Pero por suerte no será el nuestro. Aunque nosotros, como comprobaremos al poco rato, seremos los siguientes. Puesto que el malvado hechicero Magusar ansía devorar nuestra alma. Pero es algo que por fortuna podremos impedir, y todo gracias a un libro muy especial llamado Librom.

Librom, el alma de ‘Soul Sacrifice’

Soul Sacrifice

Librom, diario de un hechicero, será nuestro guía por ‘Soul Sacrifice’, y gracias a él tendremos acceso a todo tipo de conocimientos. Podremos hablar con él, para que nos comente más cosas sobre Magusar o cualquier otra historia. Desde él seleccionaremos las distintas misiones que vayamos desbloqueando de la historia, rememorando el pasado, o reescribiéndolo, según se mire. Y también accederemos a nuestro perfil de hechicero y al resto de la información sobre nuestro mundo y los monstruos que en él habitan. Sin Librom no seríamos nadie. De ahí que su presencia resulte vital.

Debido al exceso de información inicial los primeros pasos en ‘Soul Sacrifice’ se nos antojan confusos. Nada más recuperar a Librom rememoraremos un encuentro con Magusar, antes de que se volviera completamente loco, con una batalla junto a él para derrotar a un ser maligno salido del mar. Una especie de serpiente marina gigante con una cabeza humana incrustada en la parte superior de su propia cabeza. Por si os entra la curiosidad, dicho monstruo lo tenéis a continuación.

Soul Sacrifice

En esta primera toma de contacto tenemos un tutorial camuflado, que continuará rememorando más historias del pasado, en esta ocasión acompañados de la hechicera Sortiara. Con ella tendremos más tiempo de asimilar los combates en ‘Soul Sacrifice’, cuya mecánica nos recuerda a los mejores hack’n slash de esta generación, con la posibilidad de fijar a los enemigos con el botón L, alternar entre ellos con la simple pulsación del stick analógico derecho, o de realizar distintos ataques que a su vez podremos personalizar dependiendo de nuestro equipamiento. Pero claro, es en esto último donde ‘Soul Sacrifice’ nos abofetea en la cara, porque todos los ataques tendrán un límite de uso.

Al principio, con las primeras misiones, ni lo notaremos, puesto que se nos pedirá que acabemos con monstruos menores. Al acabar cada misión, por cierto, el juego valorará nuestra actuación, y nos premiará con distintos premios. Aparte que podremos optar por salvar o sacrificar las almas de los monstruos derrotados, reportándonos distintas bonificaciones a mayores. Si salvamos a un monstruo aumentaremos nuestra vida y potenciaremos nuestra defensa. Si por contra lo sacrificamos aumentaremos nuestro nivel de magia y potenciaremos nuestro ataque. Y sí, podremos ir subiendo ambos niveles. No estaremos supedidatos a seguir por un camino tras nuestra primera decisión moral.

Creando el retrato de nuestro hechicero

Soul Sacrifice

Pero el problema, como decimos, es el tema de nuestros hechizos, nuestro equipamiento. Porque dependiendo del nivel de cada uno tendrá mayor durabilidad o menos. Esto, en cualquier caso, se puede paliar potenciando cada hechizo (para lo que necesitaremos otra unidad del mismo), o bien restaurándolo a base de lágrimas. ¿Y cómo conseguiremos esto último? Por extraño que parezca, secándole las lágrimas a Librom. Algo que sucederá de vez en cuando y para lo que tendremos que estar muy atentos. Aunque al inicio nos lo comentará un par de veces para que no se nos olvide.

Nuestro retrato en ‘Soul Sacrifice’ nos permitirá acceder a todo lo relacionado con nuestro equipamiento. Podremos asignar hasta seis hechizos distintos con los botones cuadrado, triángulo y círculo, gracias a que, mediante la pulsación del botón R, alternaremos entre los dos lados de nuestra mochila. Y aquí los hechizos podrán ser tanto de corta distancia (invocando brazos deformes o espadas, por ejemplo; muy lentos a la hora de invocarlos, dicho sea de paso), como magias de corte clásico. A distancia, vaya. Como la siempre útil magia de hielo. Lo bueno es que podremos movernos a la hora de lanzar hechizos de este tipo, e incluso recargarlos para aumentar su potencia.

Soul Sacrifice

Además jugará un papel muy importante el tema de los elementos. Cada monstruo será vulnerable a un determinado elemento o tipo de hechizo. Uno de los más obvios que presenciaremos en una de las primeras misiones junto con Sortiara es el de la batalla contra el Gólem de Guerra. Tras ver cómo puede convertirse en un ser ígneo capaz de rodar hacia nosotros la solución será estar en constante movimiento (si nos quema podremos apagar el fuego rodando/esquivando) y lanzarle hechizos gélidos.

Es algo que iremos viendo poco a poco, en especial cuando nos toque nuestra primera misión en solitario. Ahí aprenderemos a medir bien nuestros hechizos, y también a analizar cada misión antes de lanzarnos a lo loco. De lo contrario moriremos con facilidad. Cosa que me sucedió precisamente contra el Gólem antes citado. Suerte que pude pedirle a Sortiara que me resucitase, y juntos finalmente le dimos matarile. Aunque al final salvase su alma. La elección, ojo, es nuestra.

La pega, eso sí, aunque para algunos pueda ser una virtud, es que el tema de las batallas en ‘Soul Sacrifice’ es muy directo. Nos explicamos. Será escoger misión mediante Librom, y tras una breve explicación sobre su historia narrada de un modo visual muy atractivo, accederemos a la zona de batalla, de aspecto reducido. Al menos por el momento. Lo que está claro es que, a pesar de contar con dosis de RPG, en ‘Soul Sacrifice’ no deberemos preocuparnos de la exploración. Tan solo de los combates. Y para esto último hay que hilar muy fino con el equipamiento de nuestro retrato.

En definitiva, por el momento nuestras primeras impresiones sobre este trabajo de Keiji Inafune son positivas, aunque está claro que ‘Soul Sacrifice’ es un título que requiere dedicación al inicio para comprender todas sus mecánicas. A partir de ahí se deja jugar con garantías. Está por ver si su versión final mantiene esa sensación o se apaga. Pronto lo sabremos. De aquí a dos semanas.

Plataformas: PS Vita
Desarrollador: Sony Japan Studio
Distribuidor: Sony Computer Entertainment
Lanzamiento: 1 de mayo de 2013
Precio: 39,99 euros

Sitio oficial | Soul Sacrifice (en japonés)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

33 comentarios