'Super Mario Galaxy 2' reivindica en una de sus fases la maestría de 'Super Mario 64'

Síguenos

super-mario-galaxy-2

‘Super Mario Galaxy’ fue toda una sorpresa. Nintendo nos ofrecía un título de perfección luminosa e inmaculada que conseguía evocar en el jugador el asombro que sintió ante ‘Super Mario 64’. En una magistral vuelta de tuerca a la mecánica de siempre, el célebre fontanero se reinventaba y era capaz de maravillarnos como en aquel lejano 1996.

Superada la impresión que causó el título original, resultaba harto complicado dejar de nuevo muda a la crítica especializada. Pues parece ser que ‘Super Mario Galaxy 2’ lo ha vuelto a hacer. A tenor de las notas cosechadas al otro lado del charco nos encontramos de nuevo ante una obra maestra.

Parece que en Nintendo sabían de la calidad de su título estrella. No hay más que fijarse en la cantidad de material nos han dejado ver antes de su salida a la venta (recordemos que la empresa de Kioto se caracteriza por el secretismo con el que lleva adelante todos sus proyectos).

También parecen reconocer los débitos de esta nueva joya con respecto a ‘Super Mario 64’. El título que marcó el camino a seguir para el desarrollo de los juegos en 3D a mediados de los 90 es homenajeado en ‘Super Mario Galaxy 2’ de forma directa y sin ningún tipo de complejo. Lo más interesante es comparar directamente ambas fases, la original y la réplica.

Resulta evidente que ‘Super Mario 64’ se mantiene fresco como el primer día. Su reencarnación en ‘Super Mario Galaxy 2’ pone de manifiesto que no hace falta añadir nada a lo que ya es de por sí perfecto. Se han mejorado las texturas y aumentado el número de polígonos pero la esencia es exactamente la misma.

Cuando en ‘Metal Gear Solid 4’ volvíamos a pisar el mismo suelo que pudimos ver en el ‘Metal Gear Solid’ original de PSX una enorme emoción recorría nuestro cuerpo. Era un placer visitar aquel lugar mítico y poder admirarlo a través de la potencia de la nueva generación. De la misma forma, una enorme legión de seguidores espera con ansia un ‘Final Fantasy VII’ saturado de efectos de vanguardia tras ver la demo técnica que precedió al estreno de PS3.

Al contrario que ‘Super Mario 64’, ‘MGS’ y ‘FFVII’ son obras maestras que pueden verse beneficiadas por un chute de testosterona digital. La diferencia estriba en que el primero no se alimenta de la complejidad visual inherente a los otros dos sino de la más pura sencillez. En ese campo da igual la cantidad de efectos que podamos añadir, la base que lo sustenta todo no necesita nada más. Ya lo dijo el gran Pablo Picasso en una ocasión:

A los 12 años sabía dibujar como Rafael, pero necesité toda una vida para aprender a pintar como un niño

Vídeo | Youtube, Youtube
En VidaExtra | ‘Super Mario Galaxy 2’ triunfa entre la crítica americana

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios