Juegos de Superman que debieron ser destruidos junto a Krypton

Sigue a

Superman

¿Es un pájaro? ¿Es un avión? ¿Es un zurullo de proporciones bíblicas que se dirige a Metropolis y nadie podrá evitar que lo pringue todo? ¡Sí! Efectivamente, se trata de El Hombre de Acero, del Superman de toda la vida, que en estos convulsos tiempos ha aprovechado para resucitar en forma de nueva franquicia cinematográfica.

Y es que aunque la película El Hombre de Acero haya conseguido que muchos volvamos a vibrar con Superman en el cine (yo me lo pasé como un enano este sábado cuando fui a verla), el recorrido del último hijo de Krypton no siempre ha sido así de exitoso. Y no estoy hablando de esa dolorosa producción de serie B que la Cannon perpetró llamada ‘Superman IV: En busca de la paz’, no. Hoy quiero hablar de videojuegos, de una recopilación de los peores videojuegos protagonizados por el hijo de Kal-El. Juegos de Superman que deberían de haber sido destruidos junto al planeta Krypton para ahorrarnos el dolor de jugarlos.

¿Qué gracia tiene jugar con un Dios?

Superman

Antes de empezar el repaso permitidme una pequeña reflexión. Superman representa al héroe definitivo, sin ángulos, sin zonas oscuras, apenas sin puntos débiles. Es el más fuerte, el más rápido, el que dispara rayos, el que puede ver a través de las cosas (lo de que no ve a través del plomo creo que ya ha pasado a mejor vida), el que tiene un soplido que hiela… vamos hombre, si hasta puede volar alrededor de la órbita terrestre a tanta velocidad que logra detener la rotación y retroceder en el tiempo.

Que sí, que Batman le ha zurrado con Kriptonita alguna que otra vez, que han tenido que inventarse a algunos súper villanos capaces de aguantar el tipo un ratito… pero en serio, ¿qué gracia tiene llevar a Superman en un videojuego?

Es la gran pregunta que han debido de hacerse muchos estudios de desarrollo al planear un juego con el kryptoniano. Puede volar, puede correr rápido, es invencible en el cuerpo a cuerpo y también en distancias largas… vamos, que no hay sensación de peligro, que en el fondo es un coñazo. Batman no deja de ser un tío disfrazado que es capaz de enfrentarse a mamporros a cinco matones a la vez. Superman se los ventilaría soplando. Vaya gracia, qué emoción. No. Es un auténtico coñazo. ¿Qué se puede hacer?

Un ejemplo de “lazy design” típico es el de presentarnos a un protagonista súper poderoso, dejarnos jugar unas pantallas con él y luego, por arte de magia y por temas de guión, desposeerlo de casi todos sus poderes y obligarle a emprender de nuevo el camino del héroe. Ya sabéis, aprendiendo poco a poco y recuperando sus habilidades a medida que pasa el juego y progresa el personaje.

Lo hemos visto en ‘God of War’, ‘Assassin’s Creed’ y en muchos otros. ¿Tendría sentido algo así con Superman? Evidentemente que no. Superman sin fuerza y sin poder volar (por decir dos de sus poderes) ya no es Superman. Resumiendo, lanzarse a desarrollar un videojuego de Superman es complicado, muy complicado. De ahí que en comparación a otros súper héroes lo hayamos visto pocas veces y, casi todas, con un resultado nefasto. Empezamos nuestro repaso. Krypton estalla en tres, dos, uno…

‘Superman’ | Atari 2600, 1983

Superman

Nivel de desastre: Épico. Como vestirte con una armadura medieval y luego meterte en el microondas a ver qué pasa. Que quedas hecho unos pixels.

Corría el año 1983 y todavía se podía explotar el fenómeno de las primeras películas de Christopher Reeve así que en Atari, expertos en esto de destrozar videojuegos basados en películas, se pusieron manos a la obra. El juego era un auténtico sin sentido, yo lo llegué a tener en mi Atari 2600, y representaba a Superman con lo poco que había en la época.

Una sábana de pídeles, una especie de ciudad que cambia de color de forma casi aleatoria, unos enemigos que pululan por la pantalla y cabinas de teléfono en las que pasar de Supes a Clark Kent cuando la ocasión lo requiere. Decir que es injugable es decir poco. Una auténtica bofetada que, como era de esperar, pasó sin pena ni gloria. No fue tan malo como el de ‘E.T.’ pero casi casi.

‘Superman’ | NES, 1988


Superman NES

Nivel de desastre: Hellraiser en una guardería. Sólo así se puede entender a un Superman regordete, bajito, cabezón y que salta mucho. Sólo le falta bigote.

Vale, la época de los 8 bits hizo mucho daño con aquella manía de presentar a personajes bajitos, como enanos, de cabeza gigante y cuerpo minúsculo que saltaban todos como Mario Bros. ¿Tendrían las agallas en Kemco de hacer lo mismo con el tío más americano de todos los kryptonianos? Y tanto.

El juego de ‘Superman’ para NES nos presenta a un Superman que podría estar interpretado por Willow. Un Superman que no vuela, que sólo da saltitos y que se enfrenta a unos gángsters que pululan por la ciudad. Ojo al tema, con dos disparos estamos muertos así que imagino que o deben disparar balas de kryptonita o haberse criado en el Bronx… de Krypton.

Tenemos, además, una lista de poderes a usar (uno a la vez, que este Superman está limitadillo el pobre) mientras jugamos. Aunque la mejor manera de pasarse el nivel es ir saltando por encima de los malos, haciendo “speed running”. Todo muy digno de Superman, sí.

‘Superman: Man of Steel’ | C64, 1989

Superman

Nivel de desastre: Catástrofe interdimensional con final feliz. Cierto arte y salero le pusieron al asunto. Insuficiente para que evitar la explosión.

Empezamos con un acierto, el de disponer por vez primera de la banda sonora original de las películas. O algo así, ya que la adaptación que se hizo no quedó muy lustrosa que digamos. El juego, diseñado para el poderoso Commodore 64 (aunque un tiempo más tarde llegó la versión de Amiga con mejores gráficos) nos proponía a un Superman que volaba.

Y sólo volaba. Y disparaba rayos por los ojos, que no se me olvide. Realmente el título estaba basado en mini juegos en los que Superman debía de destruir enemigos voladores, asteroides que amenazaban con dañar a una nave espacial, más enemigos voladores… no se puede negar que el juego tenía un toque arcade que le sentaba bien. Lástima que se olvidaran de implementar unos controles que respondieran coherentemente al jugador. Quizá con ellos no estaría en esta lista. Buen intento.

‘Death & Return of Superman’ | MegaDrive y SNES, 1994

Death Superman

Nivel de desastre: Spoiler en la boca cuando no te lo esperabas. El propio título del videojuego se encarga de destripar el misterio que rodeó a los cómics durante dos años.

Años 90, os quiero. Nos han dejado cosas increíbles como los colores flúor, Vanilla Ice o la muerte de Superman. Así de duro. En DC Cómics veían como la cosa pintaba mal en ventas y se atrevieron con una idea que rondaba las reuniones creativas desde hacía mucho tiempo. ¿Nos cargamos a Superman? Claro, una muerte momentánea y tal, para generar expectación y poder resucitarlo cuando tocase.

Dicho y hecho. Superman murió a manos de Doomsday y aparecieron cuatro posibles herederos que reclamaban el trono del Hombre de Acero. El juego fue desarrollado por Sunsoft y se trata del típico beat ‘em up en el que el protagonista reparte estopa a una serie de maleantes que van apareciendo. Vamos, un ‘Streets of Rage’ de toda la vida pero con Superman y sus cuatro pretendientes al trono. A nivel visual estaba en la línea de lo que se hacía en la época pero poco más.

Controles toscos, nivel de dificultad exagerado (sobre todo para lo mal que se controlaba) y la posibilidad de llevar a cuatro herederos de Superman que, en esencia, se controlaban todos igual y no aportaban ninguna mejoría o innovación al Gameplay. Al menos tenía fases de vuelo más o menos divertidas… las primeras veces.

‘Superman: The Man of Steel’ | Xbox, 2002

Superman

Nivel de desastre: Pandemia sideral de gripe. Paredes invisibles que evitan el avance de Superman cuando, aparentemente, no hay nada que lo impida.

El año 2002 vio nacer a dos videojuegos de Superman. Uno, el que recibió en exclusiva la Xbox original, se merece estar aquí de todas todas. Y eso que el guión del juego, creado por Scott Peterson (un veterano guionista de DC Comics), era interesante y presentaba a un Brainiac más loco que nunca que había conseguido convertir a Metropolis en una especie de ciudad distópica del futuro.

Vamos, que aquello parecía Coruscant y Superman debía luchar por devolverla a su estado original. El apartado gráfico del juego, pese a mostrar grandes zonas abiertas de la ciudad y estar planteado como un sandbox, no estaba a la altura de lo que se esperaba. Aunque, eso sí, no fue su mayor lacra. El control parecía haber sido diseñado por el mismísimo Satanás y conseguir que Superman respondiese a nuestras órdenes era complicado. Y eso, mezclado con un diseño de juego que pedía cada dos por superar misiones con tiempo límite era como darle una escopeta a Froilán. Una temeridad.

‘Superman’ | Nintendo 64, 1998

Superman n64

Nivel de desastre: Catástrofe total y absoluta. Gripe aviar, peste porcina, el ébola y la varicela combinados en un cocktel molotov. No tomar sin receta médica.

Abrid los vomitorios ya que estamos ante el, posiblemente, peor juego de los últimos tiempos. Un clásico que no podía faltar en esta lista y que ya en su momento fue masacrado por la crítica y los jugadores. Desarrollado por Titus Software durante 1997 y 1998 fue concebido como el primer videojuego en el que podrías sentirte y comportarte como un súper héroe real.

El poder gráfico de Nintendo 64 iba a ayudar a conseguirlo y un mundo abierto, junto a la libertad de volar y usar los poderes de Superman a nuestro antojo, parecían garantía suficiente de que lo iban a lograr. Ni mucho menos. Nintendo 64 no daba la talla para lo que el desarrollador tenía en mente, DC Comics y Warner Bros se inmiscuyeron tanto en el diseño del juego que sólo quedó un 10% del documento de diseño original. El apartado gráfico era de chiste, el control sencillamente no respondía y, por si fuera poco, estaba repleto de bugs.

El juego ha sido nombrado innumerables veces como uno de los peores videojuegos jamás desarrollados y todos aquellos que lo pudisteis probar seguramente estaréis de acuerdo. Una versión del juego para la PlayStation original fue desarrollada y estuvo a punto de salir a la luz. Warner Bros la canceló en el último momento, en una de esas decisiones inexplicables, cuando ya había recibido luz verde por parte de Sony y el juego estaba completamente acabado.

¿Sabéis lo mejor? Hace un tiempo la web Playstationmuseum pudo jugarlo en una demostración y se encontraron con una pequeña joya que, esta vez sí, era un buen juego de Superman. Buenos gráficos, un control perfecto y todas las mecánicas que fallaban en N64 arregladas y funcionando a la perfección. ¿Un buen juego de Superman? Ni pensarlo, Warner Bros decidió cargárselo y no renovar el contrato de la licencia que tenía Titus.

Pero afortunadamente un par de títulos se salvaron de la destrucción de Krypton

No todos los juegos que tienen a Superman de protagonista son tan malos, ni mucho menos. He decidido salvar a dos que pese a no ser perfectos sí fueron lo suficientemente divertidos como para no dañar la reputación del Hombre de Acero. Quizá no eran grandes juegos, pero sí estaban hechos con el mimo que les faltaba a los de arriba.

‘Superman’ | Arcade 1988

Una pequeña joya de Taito que llegaba con la partitura casi entera de John Williams y un apartado gráfico colorido y resultón. Se trataba de un beat ‘em up que, esta vez sí, hacía las cosas bien. Superman bajaba a tierra a luchar con unos enemigos pero podía volar y desplazarse a lo alto y ancho de la pantalla sobrevolándola.

Además intercalaba escenas muy conseguidas de vuelo en las que el juego se convertía en una suerte de shooter horizontal en el que disparando rayos y con su característica pose de vuelo Superman acababa con los enemigos. Ojo al homenaje a Michael Bay y es que cada vez que Superman arrea un puñetazo a un enemigo todo explota.

Lo gracioso del asunto es que se podía incorporar un segundo jugador a la partida y empezar a repartir del mismo modo que Superman. Eso sí, este segundo jugador aparecía disfrazado con un traje que intentaba simular la vestimenta del Capitan Marvel a base de grises y rojos. Quizá no fuese el juego perfecto de Superman pero tremendamente divertido en la máquina recreativa sí que era y la banda sonora lo acompaña a la perfección.

‘Superman: Shadow of Apokolips’ | PS2, GameCube, 2002

Decía antes que el año 2002 vio nacer a dos videojuegos de Superman que recorrieron diferentes caminos. Este fue el bueno. Desarrollado por Infogrames y basado en la serie animada de finales de los años noventa, el juego se puede considerar a día de hoy como la mejor aproximación al súper héroe de Krypton.

Un apartado gráfico sencillo pero efectivo y que apostaba por el cell-shading para simular el aspecto de la serie de televisión, un control refinado que nos permitía volar y movernos libremente por Metropolis sin sufrir demasiado, animaciones muy trabajadas y una historia de engaños y sorpresas que nos lleva a enfrentarnos a algunos de los enemigos más poderosos de Superman. No es el juego perfecto, claro que no, pero dentro de los juegos protagonizados por el icono de la DC sin duda es el mejor.

¿Y el futuro?

Man of Steel

Quizá ahora con el subidón de popularidad que ha pegado el conocido súper héroe gracias a la película de El Hombre de Acero sea el momento de encarar un videojuego que, esta vez sí, esté a la altura del mito. Con Batman parecía imposible y en Rocksteady dieron con la fórmula. Puede que ahora sea el turno de Kal-El y nos demuestren que pese a ser un Dios todopoderoso también puede ser interesante de controlar y de jugar con él.

En Factor 5 tenían preparado un juego para 2008 que no tenía mala pinta y que por desgracia se acabó cancelando. Poco se sabe de él más allá de un vídeo que se filtró al poco tiempo de la cancelación y que desde entonces se puede ver por Youtube. Os lo dejo para que sirva como epílogo al artículo y nos quedemos con las ganas de saber si un juego de Superman así, sí que hubiese molado.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

33 comentarios