Sigue a Vidaextra

Westwood Studios

Inauguramos una serie de homenajes sobre grandes compañías de videojuegos que nos dejaron con una de mis favoritas: Westwood Studios. Conocidos especialmente por la saga ‘Command & Conquer’, no se han prodigado mucho en cuanto a cantidad de títulos pero sí en cuanto a calidad. A lo largo de sus 18 años de existencia hemos de destacar que su plataforma preferida para desarrollar juegos ha sido el PC, algo que no es de extrañar ya que sus preferencias siempre fueron la estrategia, el rol y las aventuras gráficas.

Tras el 2003 parte del equipo se fusionó con el estudio EA LA (anteriormente conocidos como DreamWorks Interactive, con ‘The Neverhood’ y ‘Clive Barker’s Undying’ como títulos más destacables), mientras que ese mismo año otra parte del estudio original siguió otro camino formando una compañía nueva que hasta el momento no ha tenido demasiado éxito: Petroglyph Games (‘El Universo en Guerra: Asalto a la Tierra’).

Además, recientemente anunciamos que Brett Sperry (uno de los fundadores) reunió a parte del equipo original para montar otro estudio (Jet Set Games), en este caso orientado al llamado público casual. Pero centrémonos en lo que dio de sí el estudio Westwood. Hagamos un repaso a su historia.

OesteMadera Asocia-2

Todo comenzó en el año 1985, cuando Brett Sperry y Louis Castle se juntaron para montar Westwood Associates. ¿Y dónde montaron todo el tinglado?, os preguntaréis. Pues en Las Vegas, Nevada. Al principio se dedicaron a crear ports de juegos de 8 bits para plataformas del doble de potencia, como Commodore Amiga y Atari ST. Trabajos de compañías muy conocidas por aquel entonces, como Epyx (¿quién no ha jugado alguna vez al ‘California Games’?) y SSI (¿cuántos en la sala no conocen el ‘Panzer General’?).

Mars Saga, de Westwood Associates

No fue hasta el año 1988 hasta que debutaron con su primer título original: ‘Mars Saga‘, un juego de rol en el que tomábamos el papel de Tom Jetland, quién llegó a Marte tras estrellarse su nave. Nuestro objetivo, como es lógico, era escapar de allí, pero claro, los habitantes del planeta rojo no nos lo iban a poner fácil.

Un año más tarde vería una especie de secuela titulada ‘Mines of Titan’, en la que pasábamos de Marte a Titán, Luna de Saturno. Este detalle y los gráficos eran prácticamente las únicas diferencias, por éso no se le considera una secuela como tal, si no que algunos hasta lo consideran un remake.

En el año 1990 verían su primer gran éxito: ‘Eye of the Beholder‘, otro juego de rol que, a diferencia del antes mencionado, contaba en su haber con la licencia de Dungeons & Dragons. Pese a salir en su día para Amiga 500, fue de los pocos que se me pasó por probar. En cualquier caso, su éxito fue tal, que llegó a tener dos secuelas: ‘Eye of the Beholder II: The Legend of Darkmoon’ y ‘Eye of the Beholder III: Assault on Myth Drannor’, e incluso el primer capítulo llegó a salir para Snes y Sega CD. Como detalle exclusivo de esta última consola, decir que contó en su haber con la colaboración de Yuzo Koshiro para su banda sonora.

Like a Virgin

Ya en el año 1992 se produjo un gran cambio. Virgin Interactive entró en escena y se hizo con los servicios del estudio, quién cambió su nombre por el conocido Westwood Studios. Y como guinda, tres juegos que darían mucho que hablar entre ese año y el siguiente: ‘Dune II’, ‘Lands of Lore’ y ‘The Legend of Kyrandia’. El primero, apellidado en PC ‘The Building of a Dynasty’ y ‘Battle for Arrakis’ en Amiga 500 y Megadrive, es un juego de estrategia en tiempo real que sentaría las bases del género actual pese a que si nos adentramos en él hoy en día nos resultará poco menos que una roca debido a su interfaz tan primitiva y su velocidad tan lenta. Pero no importa que no haya soportado bien el paso del tiempo, porque su legado es innegable. Uno de los juegos a los que más cariño le tengo. Atreides, Harkonnen y Ordos. Grande.

Dune II: The Building of a Dynasty

Seis años más tarde vería una continuación llamada ‘Dune 2000’, usando el mismo motor de juego que el ‘Red Alert’. Debo decir que se conserva a las mil maravillas, y si tengo que destacar algo, es su grandísima banda sonora, compuesta por el sempiterno Frank Klepacki. Por desgracia, de ‘Emperor: Battle for Dune’ (año 2001) no puedo decir lo mismo, ya que el paso a las 3D no le sentó nada bien. Demasiado lío con la cámara dieron al traste con un juego que podría dar más de sí.

Por su parte, ‘Lands of Lore’ y ‘The Legend of Kyrandia’ verían sendas trilogías de gran éxito. Unas líneas más arriba os comenté que el ‘Eye of the Beholder’ se me pasó en su época a pesar de verlo mil y una veces en revistas del momento (Amiga Action, Amiga Power, etc). Pues bien, tres cuartos de lo mismo para estos otros dos títulos. Ni ‘LoL’, ni ‘Kyrandia’. No tuve la suerte de probarlos, aunque tal vez me perdonéis si os regalo un remake de la aventura gráfica a la que titularon ‘Quest for Glory II: Trial by Fire‘. ¿Estamos en paz?

Llegado a este punto, no quiero dejarme otros dos grandes títulos que salieron a finales de siglo: ‘Blade Runner’, una de las primeras aventuras en contar con modelos en 3D, y ‘Nox’, una apuesta más que digna en el género de rol que tuvo poca repercusión entre el público debido a que ‘Diablo II’ salió poco después.

Comandar y Conquistar

Sin duda, el punto de inflexión de la compañía. La serie ‘Command & Conquer‘ fue la que más prestigio les dio. Desde el debut de los GDI y los NOD allá en el lejano 1995, han visto cantidad de expansiones y secuelas con diferentes historias. Hagamos memoria:

  • ‘CNC’ (también conocido como ‘Tiberian Dawn’) y su expansión ‘ Covert Operations’. Recientemente lo recordamos gracias a un suculento parche.

Command & Conquer

  • ‘Red Alert’ (cambio en la historia, enfrentándose esta vez los Aliados contra los Soviéticos) y sus expansiones ‘Counterstrike’ y ‘The Aftermath’.
  • ‘Sole Survivor’ (fallido experimento online en el que manejábamos a una sola unidad que a base de cajas mejoraba sus estadísticas).
  • ‘Tiberian Sun’ (cambios más destacables: vista inclinada y experiencia para las unidades) y su expansión ‘Firestorm’.
  • ‘Red Alert 2’ (mejora en la experiencia para las unidades) y su expansión ‘Yuri’s Revenge’ (por primera vez, entró una tercera facción en liza).
  • y finalmente, ‘CNC: Renegade’, el paso de una saga eminentemente estratega al FPS (First-Person Shooter). A muchos les desagradó el cambio, pero a mí me gustó, aunque es un juego sólo recomendable para fans.

Como véis, le sacaron bastante provecho… y aún se lo siguen sacando, aunque bajo otro nombre y sin todo el equipo que tenían antes. Muchos notaron el cambio, tanto en el ‘Generals’ (¿cuántas veces os he dicho que su expansión es mi juego de estrategia favorito?) al meter una nueva historia (USA vs. China vs. GLA), como en el ‘Tiberium Wars’ (orientado al rush). En cualquier caso, siempre nos quedará recordar sus primeros títulos, que como sabemos fueron liberados hace tiempo.

Westwood Studios

Como curiosidad, y ya para terminar, el último título que publicaron como Westwood Studios fue un MMORPG titulado ‘Earth & Beyond’, pero poco éxito tuvo puesto que apagaron sus servidores dos años después a su publicación. Una pena que hayan tenido que acabar así.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

17 comentarios