Compartir
Publicidad

'Fable: Heroes' para Xbox 360: análisis

'Fable: Heroes' para Xbox 360: análisis
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La selección de títulos del llamado Arcade Next de Xbox Live Arcade sigue su rumbo, y tras ‘Trials Evolution’ (serio candidato a GOTY en su categoría) y ‘BloodForge’, le toca el turno ahora a ‘Fable: Heroes’, la versión más desenfadada del universo creado por Lionhead Studios en lo que viene a ser un beat’em up de la vieja escuela con mucho colorido y con un multijugador, tanto local como online, para hasta cuatro personas. El cambio de planteamiento es brusco, y a más de uno le puede echar para atrás, sobretodo si es fan acérrimo de la saga iniciada por Peter Molyneux, pero sería un error dejarlo de lado por eso. Veamos sus pros (que los tiene) y sus contras (que también) en su análisis.

Sirva de adelanto, eso sí, que un servidor nunca ha sido muy aficionado a la saga ‘Fable’, a pesar de haberlo intentado. Como dirían los Morancos: “o te entra, o no te entra”. Y a mí no me entró. Pero cuando vi las primeras imágenes de ‘Fable: Heroes’, pese al estupor inicial ante tan llamativo cambio (para muchos, a peor), el saber que iba a tirar por el camino del ‘Castle Crashers’, apostando por un género cuya edad dorada la vivimos en los noventa, hizo que le diese un voto de confianza.

Fable: Heroes. Beat’em up de aspecto infantil resultón

Fable: Heroes

No hay que llevarse a engaño. Aquí las comparaciones son odiosas. ‘Fable: Heroes’ dista mucho de superar el grandísimo trabajo de The Behemoth, pero como entretenimiento sin duda alguna cumple, aunque en líneas generales resulte ser un producto más simple. Por ejemplo, en cuanto a la variedad de ataques. Tendremos dos botones para ello, con un ataque normal, y otro más fuerte. No contaremos con combos especiales, ni tampoco podremos saltar. Podremos hacer un ataque especial con otro botón que nos restará un corazón de vida, que viene a ser el típico de los beat’em up en el que pulsábamos varios botones a la vez y nos quitaban vida al impactar contra el enemigo.

Si bien no habrá niveles de experiencia, sí que podremos mejorar ciertos atributos de nuestros héroes (marionetas, por cierto), y de un modo bastante original. Tras cada fase, y según el porcentaje de dinero alcanzado, se nos darán unos dados. ¿Y qué haremos con ellos? Pues lanzarlos en un tablero especial mediante el cuál podremos ir comprando cada mejora. Pero claro, al ser un juego de azar (por el tema del número que nos salga en el dado), no podremos escoger la mejora que queramos en cualquier momento, sino que iremos progresando según nuestra suerte. Esto alargará, irremediablemente, la tarea de completar al máximo cada héroe, pero tampoco será algo traumático.

Las mejoras (39 para los héroes principales; 38 para los demás) irán desde un aumento del daño hasta su propio alcance, pasando por bonificaciones específicas para cada enemigo (hobbes, hombres huecos, balverinos, criaturas mecánicas, aurolinos, e incluso los propios jefes de cada fase), un aumento en el porcentaje de la obtención de dinero, y cómo no, el poder aumentar el límite de nuestro multiplicador hasta cinco. Pero lo mejor vendrá al completar un personaje al 100%, ya que entrará en la parte interior del tablero, pudiendo comprar bonificaciones temporales (activas sólo para la siguiente fase) que nos reportarán ventajas importantes para la partida, como un aumento mayúsculo de daño, o incluso que nuestro héroe pase desapercibido del enemigo gracias al sigilo.

Un vistazo al tablero de mejoras de nuestros héroes

Fable: Heroes

Esta zona interna del tablero la desbloquearemos progresivamente cumpliendo misiones especiales. En los logros se nos describe la obtención de cada casilla de esa zona, como por ejemplo matar a un hobbe disfrazado de hobbe, completar el minijuego de bomba de pollo sin sufrir daño, o comprar todas las habilidades de una sola casilla (cada una tiene tres, por cierto). Sobra decir que si queremos hacer las mejores puntuaciones de cada fase, será imperativo tener cada héroe al 100%, y aprovecharnos después de las ventajas de las casillas interiores. Cuestión de tiempo y de habilidad.

Entrando más en materia, ‘Fable: Heroes’ nos llevará por un total de ocho zonas, siendo dos de ellas muy especiales. Las normales, diríamos, serían Millfields, Gravestone, Mistpeak, Grutas Hobbinas, Bowerstone y Aurora. Las especiales, Los créditos (sí, tal y como suena), y La Nube, necesitando un porrón de monedas para desbloquear esta última. A pesar del desarrollo lineal de este juego, cada fase se caracterizará, aparte de por motivos distintivos para cada una (una mina, una montaña nevada, etc), dos caminos finales a escoger. Uno de ellos siempre nos llevará a un duelo contra el jefe final de turno (pecan de ser demasiado parecidos: trolls, escarabajos, y caballeros de gran tamaño; igual que sus patrones de ataque), y otro ante un minijuego especial (el mencionado de la bomba de pollo, o carreras con distintos vehículos al estilo Track & Field, básicamente). Si escojemos un camino no podremos hacer el otro dentro de la misma partida, pero sí que podremos reintentarlo al pasarla. ‘Fable: Heroes’ es, de hecho, muy rejugable en ese sentido. Aparte de ir completando cada héroe al 100% (tendremos un total de 12, con cuatro desbloqueados de entrada, y ocho a desbloquear, necesitando para dos de estos últimos el futuro ‘Fable: The Journey’), desbloquear cada camino (el mapa será un tablero con vida propia), y completar la historia base, luego nos quedará completar la versión oscura de todo el reino de Albión. Gracias a esto último se consigue paliar un defecto inicial de la aventura, ya que en poco más de una tarde nos la pasaremos. Aunque no al 100%, claro está.

‘Fable: Heroes’ está pensado, además, para jugar en compañía. Incluso aunque no queramos, tendremos compañía. En forma de IA, eso sí. Vamos, que en toda partida siempre habrá, por narices, cuatro héroes. Si jugamos solos, todas las mejoras que les apliquemos dentro del tablero, quedarán asociadas a nuestra cuenta, por si queremos cambiar luego de héroe, para tenerlo curtido de inicio.

Festival de colores en los combates con mil y una monedas

Fable: Heroes

Como adelantamos al inicio, este atípico trabajo de Lionhead Studios peca de simplón, pero en cualquier caso es divertido. El patrón de cada fase es siempre el mismo: avanzar, eliminar a los enemigos, avanzar, eliminar a más enemigos, un pequeño momento para el descanso y obtener monedas adicionales, avanzar, eliminar más enemigos todavía, y decidir qué camino tomar, el del jefe o el del minijuego. Y aún así, no aburre. Salvo que seamos demasiado exigentes con el género.

Lo que puede ser un poco caótico es el tema de los combates, por el colorido que se mezcla en tan poco espacio. No es de extrañar que haya hasta una opción para habilitar el “modo daltonismo”. Y es que, aparte de los héroes y los enemigos (a veces nos confundiremos con nuestro propio personaje), el tema de que estos últimos suelten monedas (pocas al inicio; un montón cuanto mayor sea nuestro multiplicador) o corazones lo complica un poco más. Suerte que no todos los héroes son de ataque a corta distancia, que sino… Lo recomendable es organizarse con nuestros compañeros.

Para darle un poco más de dinamismo (y también colorido, ¡qué caray!) a los combates, y paliar el defecto de la poca variedad de ataques, ya comentada, tenemos los cofres de energía extra cada “equis” metros en cada fase. Estos nos podrán brindar tanto extras positivos como negativos. ¿Ejemplos? Convertir a nuestro héroe en un gigante, crear un doble nuestro, regalarnos un dado extra, o hacernos invisibles, en el caso de los positivos, o invertir nuestros controles o convertir el propio cofre en un hijo de Cofry (un mímico, en definitiva). Todos estos efectos serán temporales.

‘Fable: Heroes’ tiene un claro componente de pique si se juega en compañía, a pesar de ser un título en el que los compañeros tienen que cooperar para llegar a buen puerto, y todo gracias a que tras cada fase se mostrará un podio para ver quiénes han obtenido la mejor puntuación en base a su número de monedas. El cuarto en discordia, el peor, será el que cerrará la imagen con cara triste. Que por cierto, detalle absurdo y que no destaca en absoluto en esta aventura en forma de beat’em up: podremos cambiar las expresiones faciales de nuestros héroes. Sí, un poco en la línea del ‘LittleBigPlanet’, aunque sin el claro carisma de los personajillos creados por Media Molecule. Y no, por si no quedó claro al inicio, tampoco es tan divertido como el ‘Castle Crashers’. No hay momentos de risa.

En resumen, queda claro que ‘Fable: Heroes’ no pasará a la historia por ser un gran exponente del género de los beat’em up. Es más, su propio nombre irá en su contra para la valoración de muchos. Yo me lo he pasado bien con él, y lo he explotado a fondo. Otros seguro que ni llegarán al postre.

Fable: Heroes | Xbox 360

Fable: Heroes
  • Plataformas: Xbox 360 (XBLA)
  • Desarrollador: Lionhead Studios
  • Distribuidor: Microsoft Game Studios
  • Lanzamiento: 2 de mayo
  • Precio: 800 MS (10 euros)

Fable: Heroes viene a ser un importante cambio de tuerca respecto a la famosa saga de Lionhead Studios. Aquí tenemos un beat’em up de corte infantil y resultón, que peca de simplista, aunque con el atractivo de un multijugador a cuatro bandas y ocho héroes a desbloquear.

Vídeo | Youtube

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio