Compartir
Publicidad
En Fortnite se han cansado de las filtraciones. Llevan a juicio al trabajador que filtró dónde caería el meteorito
Acción

En Fortnite se han cansado de las filtraciones. Llevan a juicio al trabajador que filtró dónde caería el meteorito

Publicidad
Publicidad

Aunque ver día tras día filtraciones sobre el juego ya se haya convertido en algo muy común, en Epic Games no están muy contentos con que los secretos que plantean para 'Fortnite' se aireen a la ligera. Precisamente por eso han demandado a Thomas Hannah, antiguo trabajador de la compañía responsable de filtrar dónde caería el meteorito de la anterior temporada.

¿Qué ha ocurrido según Epic? Trabajando como QA tester en Epic Games, Thomas Hannah habría entrado en contacto con los planes de la compañía en relación al destino del meteorito aparecido hacia el final de la temporada 3 en 'Fortnite Battle Royale'. Los creadores del juego aseguran que tres semanas después de terminar su contrato, Hahhah habría ofrecido ese y otros secretos a un intermediario que después lo habría publicado en Reddit.

Epic asegura que la filtración ha dañado a los intereses de la compañía y que la divulgación de secretos puede haber arruinado la experiencia creada alrededor del meteorito, eliminando el suspense generado y dañando potencialmente a la empresa. Afirman que, tras desvelar un secreto así, se puede provocar una disminución de entusiasmo en relación al evento y llevar a que otros jugadores abandonen el título en favor de otros, lo que a su vez afectaría a la actual y futuras versiones de 'Fortnite'.

La versión del trabajador. Thomas Hannah reconoce haber violado el acuerdo de no divulgación, pero asegura que se trataba de una conversación privada cuyo resultado escapaba a su control y que el encargado de difundir la información simplemente "adivinó" dónde caería el meteorito. Afirma que la promesa que se hacía en el post de Reddit (ahora ya eliminado) sobre la posibilidad de ofrecer más spoilers y predicciones de lo que estaba por llegar en el juego se publicó sin su participación y consentimiento.

Por aquél entonces la comunidad del juego estaba empecinada en que el meteorito acabaría cayendo sobre Pisos Picados destruyendo la zona, pero aunque lo publicado gracias a la filtración de Hannah no gozó de mucho apoyo en su momento, si resultaba lo suficientemente curioso y específico para que varios medios se hiciesen eco de ello.

El problema no se limita al meteorito. Llegados a este punto más de uno podría pensar que lo acontecido tal vez no sea de tanta importancia como para llevar el asunto a los tribunales, pero además de dar ejemplo con la resolución del caso, la intención de Epic es frenar nuevas posibles filtraciones. Según apuntan, Thomas Hannah asistió a reuniones y pruebas en las que se mostraron no sólo eventos como el del meteorito, sino también los planes de la compañía para posteriores temporadas.

¿Qué ocurre cuando incumples un NDA? El acuerdo de confidencialidad, non-disclosure agreement o NDA​ en inglés, consiste en un acuerdo de no divulgación entre empresa y trabajador (o colaborador, o público, o casi cualquier persona que entre hasta la cocina de una empresa de videojuegos en mitad de un desarrollo) en el que este último se compromete a no revelar ningún secreto comercial del que pueda tener constancia durante su estancia en la empresa.

Cada NDA puede ser un mundo, pero por lo general se indica que si alguna de las partes no cumple con lo acordado, tienen derecho a denunciar para reclamar que se compense el daño. En el caso de Epic Games contra Thomas Hannah, eso incluye todos los gastos relacionados con el juicio y una suma que refleje el daño causado a la empresa.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio