Compartir
Publicidad
He estado jugando a Fortnite en Nintendo Switch y estas son mis impresiones
Acción

He estado jugando a Fortnite en Nintendo Switch y estas son mis impresiones

Publicidad
Publicidad

Llevo meses jugando a ‘Fortnite’. Empecé en PS4 y, más adelante, me pasé a Xbox One X para poder aprovechar las 4K, donde ya me he quedado. Ahí he comprado el pase de batalla e incluso el pack económico que incluye el modo Salvar el Mundo. Obviamente no me iba a quedar sin probar la versión de Switch, disponible de forma gratuita en la consola de Nintendo desde el 12 de junio.

No se puede usar una cuenta de Epic para jugar a ‘Fortnite’ en Switch si ha sido previamente utilizada en PS4, por lo que partiremos de eso. Como decía al principio, empecé jugando a ‘Fortnite’ en PS4, pero por alguna razón decidí hacerlo sin crear cuenta en Epic. Por lo tanto, y por suerte para mí visto lo visto, nada quedó conectado con PS4.

Mi cuenta de Xbox está vinculada a mi cuenta de Epic desde que empecé a jugar en la consola de Microsoft, y es ahí donde tengo todos mis progresos, objetos desbloqueados y el pase de batalla. Tras instalar ‘Fortnite’ en mi Switch, ha bastado con iniciar sesión usando los datos de mi cuenta de Epic a la hora de entrar a jugar para enlazarla con la consola de Nintendo. El resultado: en mi cuenta de Epic tengo ahora enlazadas la Xbox y la Switch y conservo todos los datos y progresos independientemente de en cuál de las dos juegue. Lo mismo sucedería si me pusiera a jugar también en PC, Mac o iOS.

Para el que empieza de cero en Switch y no tiene cuenta de Epic hay dos opciones básicas: crear una cuenta nueva, teniendo claro que luego no podrá ser usada en PS4 (sí en el resto de plataformas), o jugar sin crear una cuenta de Epic. Sabiendo de antemano que sin una cuenta de Epic tocará empezar de cero si uno decide jugar más adelante en otra plataforma, ningún problema.

Fortnite switch

Jugando a Fortnite en Switch: portátil, tabletop y televisor

Durante las últimas dos horas aproximadamente lo he estado probando en mi Switch con parte del equipo de VidaExtra y la sensación general es buena, pero creo que merece la pena pararse en cada una de las formas de jugar que ofrece la consola de Nintendo.

Modos portátil y tabletop

Si ‘Fortnite’ tiene todo el sentido del mundo en una Switch es gracias a la posibilidad de jugarlo desde cualquier parte gracias al modo portátil, siempre y cuando podamos conectar la consola a Internet. Ahora bien, que nadie espere nada similar a lo que tenemos en PS4 o Xbox One a nivel técnico.

El juego hace uso de resolución dinámica tanto al jugar en portátil como con la consola conectada al televisor. En modo portátil ‘Fortnite’ alcanza como máximo los 1280x720p que es capaz de ofrecer la Switch, pero variará en función de la zona del mapa en la que estemos o del número de jugadores en pantalla, entre otros factores.

A ojo es complicado saber con certeza qué resolución nos está dando en cada momento, evidentemente, así que he buscado algo de información y he dado con este vídeo publicado hoy por VG Tech:

Se trata de un test de frame rate con la consola conectada al televisor, pero en un comentario publicado por el propio canal podemos leer esto:

En modo portátil la consola usa resolución dinámica donde la resolución nativa más baja que hemos encontrado es de aproximadamente 768x432 y la resolución nativa más alta de 1280x720p. Se usa un upsampling temporal para aumentar el número de píxels hasta 1280x720p cuando la resolución nativa queda por debajo de esa cifra.

A nivel de sensaciones, creo que a ‘Fortnite’ le pasa como a cualquier otro título de acción en Switch: jugar con los Joy-Con no es demasiado cómodo. Te puedes acabar acostumbrando, estoy seguro de ello, pero habiendo probado también con el mando Pro, evidentemente no hay color. La ubicación de los sticks en los Joy-Con y su respuesta, así como los botones superiores y quizás en menor medida los gatillos, no me han resultado nada cómodos al jugar a ‘Fortnite’.

Con todo y con eso, la realidad es que para echar unas partidas rápidas desde cualquier parte es más que suficiente.

En cuanto al modo tabletop, digamos que la experiencia es similar a jugarlo en portátil pero con el handicap de que, si no tienes la pantalla lo suficientemente cerca, es difícil distinguir a los jugadores que estén más lejos. Y en un título como este es imprescindible ver bien a los enemigos tanto para trazar nuestras estrategias como a la hora de disparar.

En este caso recomiendo encarecidamente el uso de un mando Pro o, en su defecto, utilizar el grip para los Joy-Con, porque jugar a ‘Fortnite’ con éstos desacoplados es rarísimo y muy incómodo.

Fortnite switch

Modo televisor

‘Fortnite’ en modo televisor es el que más sensaciones contradictorias me produce. Por un lado he agradecido muchísimo el paso de la pantalla de la consola al televisor, porque como decía antes los enemigos se ven tan pequeñitos en portátil/tabletop cuando están lejos que a veces es incluso difícil saber a ciencia cierta hacia dónde están mirando, si te han visto o no, etc. Pero por otro lado, conectar la Switch a la tele nos da unos dientes de sierra como camiones.

Según el vídeo de VG Tech que he puesto un poco más arriba, la cosa va así:

En modo portátil la consola usa resolución dinámica donde la resolución nativa más baja que hemos encontrado es de aproximadamente 1093x615 y la resolución nativa más alta de 1600x900p. Se usa un upsampling temporal para aumentar el número de píxels hasta 1600x900p cuando la resolución nativa queda por debajo de esa cifra.

Esto, en la práctica y así a ojo de buen cubero, se traduce en que esos 900p los habré visto durante mis partidas en aquellos momentos donde he dejado al personaje quieto. Basta con esprintar o, sobre todo, recoger materiales, para ver cómo la resolución baja de forma acusada.

Además de eso, las distintas localizaciones del mapa, y especialmente las zonas en las que hay agua o cascadas, se ven mucho menos nítidas que en PS4 o Xbox One. También os digo que, evidentemente, viniendo de la versión de Xbox One X en 4K a 60fps noto mucho más la diferencia que si hubiera llegado de nuevo. Y que en realidad todo esto no hace que el juego sea menos divertido, porque las partidas que nos hemos echado han sido igual de buenas, simplemente es así.

En todo momento el juego busca estar en los 30fps, pero es bastante habitual experimentar bajadas perceptibles, especialmente en el modo televisor. En portátil, al estar todo más controlado, la sensación es de mayor fluidez.

Fortnite switch

La opinión de VidaExtra

En líneas generales, y teniendo en cuenta que ‘Fortnite’ es un juego que todavía está en fase beta en todas sus versiones y que recibe mejoras constantes, esta versión para Switch es la que peor parada sale de todas si miramos su apartado técnico.

Ahora bien, os puedo asegurar que en las dos horas y pico que hemos estado jugando me lo he pasado en grande y creo que es todo un puntazo poder jugarlo en portátil en cualquier momento y lugar. Con sus más y sus menos derivados de las posibilidades que ofrece la Nintendo Switch, claro, pero con enormes dosis de diversión.

Si tienes una Switch y no lo has jugado nunca, dale una oportunidad. Es gratis. Y si ya eres un habitual del juego y tienes la consola de Nintendo, lo cierto es que tenerlo ahí también es una buena idea. En cualquier momento puede surgir la posibilidad de echar una partida sin tener que depender del televisor.

Nota: todas las imágenes de este post han sido capturadas por mí en Nintendo Switch.

Más sobre Fortnite en VidaExtra

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos