Publicidad

Hemos jugado a Contra: Rogue Corps, acción a raudales con un cambio de perspectiva que esta vez no le ha sentado nada mal
Acción

Hemos jugado a Contra: Rogue Corps, acción a raudales con un cambio de perspectiva que esta vez no le ha sentado nada mal

Publicidad

Publicidad

En lo que llevamos de mes ya han ido saliendo a la venta unos cuantos juegos muy esperados y otros que se han convertido en una sorpresa. Dentro de este último grupo es probable que se englobe Contra: Rogue Corps, la nueva entrega de la saga de Konami que volverá tras varios años de ausencia y con una propuesta renovada.

La compañía ya demostró hace poco que no se olvida de esta longeva serie al publicar Contra Anniversary Collection, con el que pudimos revivir los clásicos Contra en 2D con un estupendo recopilatorio. No obstante, en este nuevo título se apostará por una jugabilidad en 3D, como ya ocurrió hace 15 años con Neo Contra.

En aquel momento el cambio por una perspectiva isométrica no le sentó demasiado bien, pero eso no ha impedido a Konami querer volver a probar suerte y demostrar que esta vez el resultado ha sido mejor, al menos en la parte que hemos jugado recientemente en las oficinas de la compañía en Madrid y sobre la que os vamos a contar a continuación qué nos ha parecido.

Preparándonos para salvar el mundo con un grupo de personajes muy variopinto

Contra Rogue Corps

El argumento de Contra: Rogue Corps se sitúa siete años después de los sucesos que tuvieron lugar en Contra III: The Alien Wars. Tras acabar en aquel momento con la infernal amenaza alienígena, surgió de la nada una nueva ciudad que recibió el nombre de Ciudad Condenada, un lugar postapocalíptico, aunque también ocultaba una tecnología y artefactos muy valiosos.

Sin embargo, el lugar de procedencia de estos artículos era un portal desde el que están surgiendo alienígenas y otros demonios dispuestos a reducir a cenizas a la humanidad. Los encargados de evitar que se produzca tal masacre son los jaegers, un grupo de mercenarios y cazarrecompensas que no temen a nada y están armados hasta los dientes para hacer frente a estas temibles hordas de criaturas.

Ahí es donde entran en escena nuestros protagonistas. Un grupo formado por cuatro soldados de élite de lo más extraños y que no tienen nada que ver los unos con los otros. Uno de ellos es Kaiser, un tipo musculoso que nunca suelta el puro que lleva en la boca y lleva equipado un taladro en la mano. La segunda es Harakiri, quien se ha fusionado con un alienígena y al que necesita clavarle una espada para evitar que este se haga con el control de su cuerpo.

Contra Rogue Corps

Hasta aquí tiene un pase, pero es que los dos personajes restantes son Caballero, una criatura que surgió de un experimento durante la Guerra Alienígena, mientras que el último es Hungry Beast, un cyborg con el cerebro de un humano y que tiene el cuerpo de un panda. Sí, así de loco es este juego que nos permitirá acribillar a tiros a cientos de enemigos con este animal peludo.

Elegir a uno u otro tendrá su importancia, ya que cada uno de ellos contará con su propia habilidad especial, sus armas y sus piezas de equipo. Aun así, quitando ese ataque con el que causarán un gran daño, todo lo demás se podrá modificar en cualquier momento desde una base de operaciones desde la que accederemos también a los distintos niveles de la campaña y en los que será posible escoger el nivel de dificultad.

A su vez, en esta zona de "relax" nos encontraremos con una tienda de trasplantes. Así tendremos la posibilidad de modificar el cerebro, los ojos, el esqueleto o los órganos por otros que vayamos recolectando o adquiriendo en el mercado negro para así modificar las estadísticas. Tampoco faltará un lugar para practicar la efectividad de nuestras armas, una tabla de puntuaciones y por supuesto un campamento para alternar entre unos personajes u otros.

Dando paso a la acción más desenfrenada

Contra Rogue Corps

Los juegos de Contra son conocidos por ser unos desafiantes run and gun de plataformas en 2D. En cambio, como ya hemos indicado previamente, Contra: Rogue Corps contará principalmente con un punto de vista en 3D con una cámara que irá rotando por su propia cuenta a medida que nos vayamos desplazando por las zonas de cada escenario.

No sabemos si más adelante cambiará la situación, pero al menos las tres o cuatro primeas fases transcurrían en una ciudad en la que los edificios tenían una pinta de que se iban a caer a pedazos de un momento a otro. Todo está completamente en ruinas para meternos más de lleno en esa temática postapocalíptica, aunque nos habría gustado recorrer unas fases algo más diferentes.

En lo que sí se diferenciarán es en los objetivos a cumplir, porque la mayoría consistirán en llegar hasta el final y aniquilar a un jefe final. En cambio, también habrá otra en la que deberemos sobrevivir al ataque de una serie de oleadas de enemigos. Al menos eso le otorga algo más de variedad a la jugabilidad. Eso sí, lo que sí se ha respetado bien es la acción tan frenética a la que nos tienen acostumbrados los Contra.

Contra Rogue Corps

Los niveles se dividirán por lugares en los que deberemos ir exterminando a todo lo que se mueva para que así se abra la puerta a la siguiente zona. De hecho, un detalle curioso es que hay partes que se asemejan a las fases del Contra de NES en los que teníamos que ir disparando hacia el fondo de la pantalla y la cámara se situaba a nuestra espalda. Incluso a esto se sumarán algunas melodías que reconocerán los más seguidores de la serie.

Los personajes se abrirán camino con un arma principal y también con una secundaria, todas ellas con una munición infinita con el inconveniente de que se sobrecalientan y hay que esperar a que disponibles antes de seguir disparando como si no hubiera un mañana. Si bien algunas armas resultarán muy cómodas de utilizar, hay otras en las que el control no es demasiado preciso, como el rayo láser, o no son demasiado buenas, véase el lanzallamas.

De todos modos, en el campamento podemos poner a los personajes cualquier arma que hayamos desbloqueado con las correspondientes mejoras que se hayan implementado en ella. Lo malo es que a la larga tiene pinta de que se acabará recurriendo a las mismas constantemente. Al menos en lo que no coincidirán unos y otros es en su habilidad especial y en unas bombas que podrán arrojar para así hacer morder el polvo a varios enemigos al mismo tiempo.

Contra Rogue Corps

Casi nunca tendremos un momento de respiro y eso hace que el juego resulte más entretenido al mantenernos atentos a todo lo que ocurre. También hay que decir que no todo se bastará en disparar y saltar (con las mismas volteretas de otros Contra), sino que también se podrá ejecutar un dash que, aparte de para esquivar los golpes, servirá para dejar atontados a los enemigos más resistentes y así dar rienda suelta a una especie de finisher espectacular. Por si no fuera suficiente, con ciertos golpes provocaremos que salgan disparados y se estampen contra la pantalla.

He de decir que me lo pasé en grande en todo momento haciendo picadillo a los alienígenas y combatiendo contra los gigantescos jefes finales, pero lo que más me gustó fue el saber que todo esto se podrá jugar en compañía de otros tres jugadores más gracias a su modo multijugador online, para que así den más ganas aún de sumarse a esta acción tan desenfrenada.

Dentro de unos cuantos días comprobaremos si las sensaciones que nos ha producido esta primera toma de contacto se mantienen, mejoran o decaen al jugar el título en profundidad. Quizás no sea el mejor Contra de todos, pero si es uno de esos juegos de acción pura y dura que de vez en cuando también apetece jugar para pasar el rato y más aún si es con otras personas.

  • Plataformas: Nintendo Switch, PC (Steam), PS4 y Xbox One
  • Multijugador: sí, online (cuatro jugadores)
  • Desarrollador: Konami
  • Compañía: Konami
  • Lanzamiento: 26 de septiembre de 2019
  • Precio: 39,99 euros
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir