Publicidad

Hemos jugado a Travis Strikes Again: No More Heroes, el antihéroe vuelve con un disparato spin-off con el sello inconfundible de Suda
Acción

Hemos jugado a Travis Strikes Again: No More Heroes, el antihéroe vuelve con un disparato spin-off con el sello inconfundible de Suda

Publicidad

Publicidad

El catálogo de Nintendo Switch se va nutriendo poco a poco de videojuegos de todo tipo y, si bien la recta final que ha tenido en 2018 ha sido digna de enmarcar, el año que viene la situación no tiene pinta de que vaya a disminuir, porque el 2019 vendrá de la mano de grandes títulos, entre ellos algunos exclusivos para la consola híbrida de Nintendo.

Uno de ellos será Travis Strikes Again: No More Heroes, un spin-off de aquella saga que tantos buenos momentos nos hizo pasar en la época de Wii y de la que no habíamos vuelto a tener noticias desde entonces. Con el fin de comprobar si será uno de esos títulos a tener en cuenta y sumar a nuestro catálogo, hemos tenido la ocasión de jugar un adelanto gracias a un evento que ha organizado Nintendo, así que vamos a pasar a contaros nuestras impresiones.

Travis regresa dispuesto a repartir espadazos

Travis Strikes Again No More Heroes 02

Para este nuevo No More Heroes se ha optado por introducir algunos cambios en la jugabilidad, destacando sobre todo el punto de vista desde el que veremos toda la acción, ya que la cámara se situará ahora desde una perspectiva aérea, pero tan solo en las recreativas que nos adentraremos para echar unas partidas de todo tipo.

No conocemos exactamente el motivo que llevará a Travis a adentrarse en estas máquinas que a su vez serán como diferentes modos de juego, porque cada una tendrá su propia finalidad y características. En lo que sí coincidirán es en que la mayor parte del tiempo la pasaremos repartiendo espadazos a diestro y siniestro con las Beam Katanas de nuestro particular protagonista.

Por lo tanto, Travis Strikes Again: No More Heroes se trata de un hack & slash puro y duro en su mayor parte en el que la mayor parte del tiempo nos veremos las caras con numerosos grupos de enemigos que no se andarán con chiquitas a la hora de vapulearnos, aunque nosotros tendremos varios ases guardados bajo la manga para hacerles morder el polvo de maneras salvajes y gamberras. Lo que le caracteriza a Travis, vamos.

Travis Strikes Again No More Heroes 03

El ritmo de los combates es bastante elevado y tendremos que pensar rápidamente y sin parar todas nuestras acciones al realizar golpes fuertes, y otros no tanto, además de esquivar los ataques de nuestros adversarios, porque, como bien hemos indicado, ninguno de ellos serán sacos de boxeo, ni siquiera los más flojos. Podemos limitarnos a golpear únicamente con el ataque básico, pero a la larga acabará siendo mejor idea ejecutar los espadazos más devastadores en el momento oportuno.

Además, Travis cuenta con una serie de habilidades especiales que necesitarán que esperemos una cierta cantidad de tiempo antes de emplearlas de nuevo. Así tenemos una que le permitirá desplazarse más rápidamente, mientras que el resto serán ofensivas, como una mina que se acoplará al cuerpo de los enemigos como una lapa u otra que requerirá que afinemos bien nuestra puntería con una especie de rayo proyectado desde el techo que causará grandes daños.

El hecho de combinar todos estos movimientos constantemente se debe a que los enemigos tendrán una enorme cantidad de puntos de vida y constantemente nos daremos de bruces contra minijefes y jefes finales, cada uno con sus propios patrones que requerirán que demos lo mejor de nosotros mismos teniendo que atacar, esquivar o saltar sin parar.

Los diferentes mundos virtuales

Travis Strikes Again No More Heroes 04

Uno de los aspectos que hace único a este nuevo No More Heroes es que la recreativa desde la que jugaremos, la que será nuestro punto de partida para todo, dispone de varios mundos virtuales. En nuestra sesión de prueba solo pudimos acceder a dos de ellos y tenemos claro que cada uno de ellos será más loco que el anterior.

En el primero nos encontrábamos en medio de una ciudad con una perspectiva cenital que era una especie de laberinto en la que teníamos que llegar a una mansión mientras nos perseguía una calavera gigante con gana de pegarnos un bocado y aniquilarlos al instante. Lo curioso es que las calles de la ciudad se dividían como en casillas que podíamos ir rotando para así llegar hasta nuestro lugar de destino.

El resto del tiempo lo pasamos luchando sin parar contra los enemigos que recorrían los pasillos de una mansión, teniendo que acabar con ellos por oleadas para que así se fuesen abriendo el resto de habitaciones hasta llegar al correspondiente jefe final. En ese sentido hay que reconocer que el juego es totalmente lineal, porque en el segundo mundo virtual que jugamos ocurrió exactamente lo mismo: combates, se abre una puerta, avanzas y vuelta a empezar.

No obstante, en este segundo mundo el objetivo era distinto al situar a Travis delante de unas gafas de realidad virtual que le trasladan a un mundo futurista que parece enteramente que ha sido sacado de Tron. Esto hizo que nos subiésemos en una moto virtual para participar en una carrera en la que lo único que nos debía preocupar era alcanzar la mayor velocidad todo lo rápido que pudiésemos. No había cambios de dirección, circuitos ni nada similar. Tan solo una línea recta.

Para ir más rápido disponíamos de un único turbo por carrera y la necesidad de ir cambiando las marchas de la moto cuando las revoluciones alcanzasen cierto punto para no perder así velocidad. Esto es lo único que requería un poco más de maña, porque el cambio de marchas se hacía siguiendo una especie de circuito con el stick que cambiaba por completo en cada competición, por lo que resultaba imposible aprenderlo.

Sin embargo, nuestra moto no estaba lo suficientemente bien equipada para ganar y eso nos obligaba a ir en busca de piezas para potenciarla, lo que viene a ser la excusa de ir recorriendo los pisos de un edificio hasta agenciarnos los componentes que iban a permitir que nuestro vehículo se desplazara como un rayo. Así sucesivamente hasta llegar a obtener la mejor moto de todas.

El estilo tan reconocido de No More Heroes

Travis Strikes Again No More Heroes 01

El descaro y el sentido del humor que desprenden los personajes durante las conversaciones con ese lenguaje tan malhablado en algunas ocasiones es un sello inconfundible de Suda, pero no es en lo único que notamos en todo momento que él está detrás de todo este proyecto, porque los mundos virtuales que visitaremos serán también una auténtica locura.

Por otro lado, se han respetado algunos detalles que ya hemos visto en otros No More Heroes, como el hecho de que habrá que acudir a las tazas del baño para guardar la partida y también la forma de recargar nuestra Beam Katana, lo que requerirá que agitemos uno de los Joy-Con de arriba hacia abajo lo más rápido posible y en posición vertical. No hace falta que os digamos el gesto que simulará al aprovechar el sensor de movimiento del mando.

Eso sí, nos quedamos con ganas de echarle un vistazo a su modo multijugador cooperativo y al resto de mundos del juego, así que no nos quedará más remedio que esperar hasta su lanzamiento para ello. Travis Strikes Again: No More Heroes saldrá a la venta en exclusiva para Nintendo Switch el 18 de enero de 2019 y tal vez, si llega a vender lo suficientemente bien, Grasshopper se anime a desarrollar un No More Heroes 3. La esperanza nunca hay que perderla.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir