Compartir
Publicidad
Análisis de Beat Saber: una de las experiencias que justifican tener un casco de realidad virtual
Análisis

Análisis de Beat Saber: una de las experiencias que justifican tener un casco de realidad virtual

Publicidad
Publicidad

Tan obcecada estaba la industria en crear experiencias espectaculares para realidad virtual, que al final acabó olvidándose de que en primer lugar debían ser divertidas. Beat Saber no es un paseo espacial en gravedad cero, ni una jungla en la que poder tocar las hojas de los árboles, pero es un juego divertidísimo que sabe convencer a cualquiera que tenga interés por el auge de esta nueva tecnología.

Habrá hueco para explayarse sobre el punto que hemos alcanzado con la realidad virtual en esta generación y el futuro que le espera, y cuando llegue el momento inevitablemente hablaremos de Beat Saber. Un título que, a base de juntar ideas, une dos conceptos tan locos como los juegos musicales y el gustico de romper cosas con espadas. Con espadas láser.

Un nuevo camino para los juegos musicales

Plantados en un pasillo virtual que evita caer en los despliegues visuales estilo montaña rusa que sí veíamos en juegos como Thumper, nos colocaremos frente a la cámara con un PlayStation Move en cada mano. Al otro lado de la pantalla, los mandos de PS4 representan un sable láser rojo y otro azul que incluso sueltan chispas al chocarse.

Beat03

Una vez iniciada la canción empiezan a llegar bloques de esos dos mismos colores. Formas que deberemos romper no sólo con el color correspondiente, también fijándonos en la dirección necesaria que marcan las flechas. Es decir, que si se acerca un bloque rojo con una flecha apuntando hacia la izquierda y uno azul apuntando hacia abajo, cada espada correspondiente deberá realizar el corte cumpliendo color y dirección.

A ello se sumarán bloques sin flecha cuyo tajo podremos iniciar desde cualquier lado, otros con un punto central que deberemos ensartar, paredes que obligarán a movernos hacia los lados o agacharnos, bombas que no deberemos tocar, y el característico reto de jugar las canciones con un modo de dificultad que aumente el número de bloques y sea más exigente con la direccionalidad de los cortes.

Con la posibilidad de jugar las canciones a tu bola seleccionando dificultad o exigencias -todos los bloques sin flecha o del mismo color- sirve como uno de esos party games que te apañan una tarde con gente en casa. En solitario, la posiblidad de superar una campaña en la que poco a poco se va aumentando la dificultad y el reto a base de ponerte limitaciones. Por ejemplo evitar hacer X fallos, con flechas que desaparecen antes de llegar a tu posición o la búsqueda de puntos intentando realizar los cortes más centrados posible. 

Beat05

Un juego escaso con una experiencia imprescindible

El mayor pecado de Beat Saber es ir irremediablemente falto de canciones. Al menos en base a los estándares que manejábamos en la época de los instrumentos de plástico. El catálogo de electrónica le viene como anillo al dedo por estética y ritmo, pero es inevitable sentir un poco de envidia por los jugadores de PC que pueden optar por mods para ampliar el repertorio musical. 

Sin embargo era fácil meter la pata a la hora de unir todos esos conceptos diseñando el ritmo de las canciones con bloques que se acercan sin ton ni son, pero no es en absoluto el caso. Tan pronto estás pegando espadazos simples como siguiendo el ritmo como si estuvieses frente a una batería.

El resultado es tremendamente satisfactorio y, por no dejar de ponerle medallas, hasta la curva de la dificultad de la campaña parece la ideal para salir de ahí como un completo experto, realizando cortes perfectos mientras te enfrentas a un vendaval de cubos que habrías catalogado como imposible tres canciones atrás.

Beat02

Beat Saber es uno de esos títulos en los que no entiendes la necesidad de la realidad virtual hasta que estás ahí dentro, viendo como los cubos cortados te pasan rozando la cara y te aislas por completo para centrarte en superar la prueba como si hubieses estado haciendo eso toda la vida.

La opinión de VidaExtra

Lástima que la falta de recorrido lo acaba relegando a ese catálogo que muestras cuando alguien te pide probar las gafas o quieres animar una quedada viendo cómo la gente se flipa pensando que son Darth Maul en pleno combate. Sin embargo, el hecho de no ser un juego imprescindible choca de frente con la realidad de ser una experiencia muy recomendable.

No creo que sea un juego que te venda las gafas de realidad virtual como sí lo han hecho otros como Moss o Astro Bot: Rescue Mission, pero sin duda es uno de esos juegos que deberías lanzarte de cabeza a comprar si ya tienes PSVR o la intención de hacerlo. Beat Saber no sólo justifica la necesidad de seguir trabajando en esta tecnología, también demuestra que su margen de crecimiento tiene caminos mucho más amplios de lo que creíamos. 

Beat Saber

Beat Saber

Plataformas PC y PS4 (versión analizada)
Multijugador No
Desarrollador Beat Games
Compañía Beat Games
Lanzamiento Ya disponible
Precio 29,99 euros

Lo mejor

  • Una experiencia divertidísima
  • La campaña que hará de ti un experto
  • Opciones para todos los gustos y niveles de habilidad

Lo peor

  • Su catálogo de canciones es escaso
  • Quedará relegado a party game o juego que enseñar a la gente brevemente

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio