Publicidad

Análisis de Civilization VI: el 4x por excelencia también es una auténtica gozada con un mando en las manos
Análisis

Análisis de Civilization VI: el 4x por excelencia también es una auténtica gozada con un mando en las manos

Publicidad

Publicidad

Siempre he visto en la saga Civilization el juego de mesa virtual perfecto. Los escenarios hexagonales ayudan, pero el hecho de crear tus propias partidas y disfrutarlas dependiendo de a qué profundidad quieres apuntar en cada momento lo convierten en el pasatiempo perfecto.

Ahora, no por primera vez pero sí con la opción más fiel al original, la franquicia 4x por excelencia llega a consolas con Civilization VI y un cambio en el esquema de control excelente. Con ello, el juego de mesa virtual por excelencia abandona la mesa del ordenador para asaltar la mesita del café.

Las claves de Civilization VI

Para aquellos que aún no le han dado una oportunidad a la saga, estamos ante un juego de estrategia que invita a seguir la máxima del género creando ciudades, explorando nuestro alrededor para buscar nuevas zonas en las que asentarnos, aprovechando los recursos que nos rodean y, ya sea por la vía diplomática o militar, imponiéndonos a nuestros rivales del mapa.

Civ01

La gran particularidad de la saga, más acentuada aún en esta sexta entrega que aterrizó en PC a finales de 2016, es que todas esas acciones tienen un extra de profundidad que lo convierten en un juego mucho más complejo de lo que podría parecer a simple vista. Nada que ver con ese aspecto desenfadado y cartoon de escenarios y personajes.

Crear y mantener una ciudad, por ejemplo, implica mantener un curso político y religioso que mantenga contento al pueblo y nos permita aprovechar los beneficios pasivos de cada decisión. Además su creación se realiza en base a distritos que potencian cada una de las ramas necesarias para la evolución de tu pueblo, desde la ciencia y la cultura hasta la fe o el entretenimiento.

Con esa misma máxima el explorar nuevas zonas para asentarnos requiere tener un control del territorio (especialmente con la expansión Gathering Storm para evitar desastres naturales que se puedan producir, por ejemplo el curso creciente de un río), los recursos a explotar no se limitan siempre al clásico combo de madera, piedra y comida, sino que también se vale de objetos de lujo que nos permitirán comerciar y la política respecto a nuestros rivales puede dar un vuelco al menor despiste.

Eso sí, afortunadamente para aquellos que vengan de los primeros meses de Civilization VI, todos los errores en lo que a IA volviéndose loca se refiere han sido más que solventados. Ahora sólo toca disfrutar del juego, ya sea creando nuestra propia partida, eligiendo la opción aleatoria o superando alguno de los escenarios que nos plantea el juego, desde asentamientos vikingos hasta conflictos en plena Gran Guerra.

El salto de PC a consolas

Con una base tan sólida como la del original, aquí los únicos cambios entre versiones se limitan al salto más lógico y, por ende, también el más complejo. Cambiar la agilidad de un teclado y ratón por la limitación de un mando no es tarea fácil, pero kudos para Firaxis Games por el espectacular trabajo que han realizado en la adaptación.

Civ02

Con los botones superiores (LB+RB o L1+R1) para desplegar menús de información lateral, el resto de botones y controles quedan relegados a gestionar cada una de las acciones. Es, evidentemente, un sistema más lento que el de PC, pero las acciones básicas siempre están al alcance de un botón y la sensación que se mantiene durante el transcurso de toda una partida siempre es la misma: comodidad.

Además el juego hace un gran trabajo con un tutorial que asienta las bases del control y, si así lo deseas, tu primera partida puede partir de distintos niveles de información en base a si no has jugado nunca a un Civilization, si no has probado la sexta entrega o, por supuesto, si tienes todo más que controlado y no quieres ir cogido de la mano.

Un grandísimo trabajo en adaptación que, lamentablemente, queda empañado por una decisión comercial poco lógica para un juego con tres años a sus espaldas. El hecho de tener que adquirir las expansiones por separado resulta mucho menos atractivo que si pudieses disponer de ellas con el juego base y, aunque con el juego principal tienes un pozo de horas casi inagotable por delante, en este tipo de propuestas el “más” siempre suele ir acompañado de un “mejor”.

Civ03

La falta de novedades realmente destacables impedirá que los fans de la franquicia que ya han pasado por la sexta entrega vean aquí una oportunidad para volver a ella, pero se entiende que la estrategia detrás de este movimiento está más enfocada a perseguir nuevos fieles que a explotar los que ya posee.

La opinión de VidaExtra

Con un trabajo de adaptación fantástico, olvidarse del ratón en pos de la comodidad del sofá es una idea muy sugerente. Una en la que sólo el no disponer de una gran pantalla para leer de forma cómoda, o la falta de novedades e integración de las expansiones, emborronan un poco la experiencia.

Pese a ello la llegada de Civilization VI es casi todo lo que podría pedírsele a un movimiento así. Un juego que ya demostró su potencial hace tres años de forma indudable y que ahora lo traslada al control con mando sin ningún tipo de asperezas. Una opción brutalmente adictiva que muy probablemente se convierta en tu nuevo pozo sin fondo.

Civilization VI

Civilization VI

Plataformas PC, PS4, Switch, Xbox One (versión analizada)
Multijugador
Desarrollador Firaxis
Compañía 2K
Lanzamiento Ya disponible
Precio 49,90 euros

Lo mejor

  • Una adaptación soberbia que nos hace olvidar la necesidad de un ratón.
  • Un enorme y enfermizo pozo de horas.
  • El más adictivo de todos los Civs

Lo peor

  • No disponer de las expansiones con el juego base
  • Pocas novedades reducidas a un puñado de civilizaciones

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir