Compartir
Publicidad
Análisis de Little Nightmares, la nueva joya de lo grotesco
Análisis

Análisis de Little Nightmares, la nueva joya de lo grotesco

Publicidad
Publicidad

Había ganas de echarle el guante a ‘Little Nightmares’, lo nuevo de los suecos Tarsier Studios, desde la primera vez que pudimos verlo en movimiento. Por aquel entonces, allá a finales de febrero de 2015, el juego iba a llamarse ‘Hunger’ y nos dejó a todos con la boca abierta.

Tranquilos, lo único que ha cambiado durante todo este tiempo es el nombre. El juego tiene la misma pinta que en aquel teaser, con su extraña protagonista y su más que retorcida ambientación, y lo cierto es que, tras haberlo finalizado, puedo decir que es tal y como esperaba.

¿De qué va Little Nightmares?

Creo que todos hemos pensado en ‘Inside’ y ‘Limbo’ a medida que hemos ido viendo nuevos materiales de ‘Little Nightmares’. Y sí, tiene elementos que pueden recordar a los títulos de Playdead, a ‘Inside’ más que a ‘Limbo’, pero afortunadamente tiene su propia personalidad.

La protagonista de ‘Little Nightmares’ es una hambrienta niña de nueve años llamada Six que, por la razón que sea, se encuentra atrapada en un lugar conocido como The Maw. Va ataviada con una especie de chubasquero amarillo y con un único objeto en su poder: un mechero con el que podremos alumbrar zonas oscuras. Nuestro objetivo será guiar a Six hasta la salida de The Maw, y para ello deberemos superar un montón de puzzles repartidos por una serie de pesadillescos niveles para poder seguir avanzando.

Little nightmares

‘Little Nightmares’ tiene varias cosas en común con ‘Inside’, como ese punto loco de saber dónde empiezas y no tener ni la menor idea de lo absurdamente retorcido que va a volverse todo. Es ese tipo de juego que pasa de cero a cien en unas pocas horas; que te pega muy fuerte en la nuca con cada nuevo giro; que te deja totalmente destrozado cuando alcanzas el inesperado y extraño final.

Puzzles sencillos, niveles de lo más grotescos

El juego me ha durado menos de cuatro horas. Y no puedo más que aplaudir a Tarsier por lo que ha logrado condensar y transmitir con ‘Little Nightmares’ en algo tan sumamente corto (también lo es ‘Inside’ y nada le impidió convertirse en uno de los mejores juegos indies del año pasado). La habilidad de los suecos para que esta pequeña joya siempre vaya a más es portentosa.

Ayer lo comentaba con mis compañeros mientras desfilaban ante mí los créditos finales del juego: los puzzles son muy sencillos. ‘Little Nightmares’ no busca nunca que te quedes atascado. No quiere que te exprimas los sesos en busca de la solución, sino que sigas avanzando. Es su particular forma de contarte una historia de esas que no tienen ni pies ni cabeza pero que resultan enormemente estimulantes.

Little nightmares

Pero ojo, el hecho de que estos puzzles resulten sencillos no implica que sean malos. Al contrario, hay algunos tan ingeniosos que llegarán a sacarnos una sonrisa mientras pensamos “ostia puta, lo que han hecho aquí”. Otros tienen un poco de mala leche, de esos en los que tienes que morir para saber lo que sucede y hacerlo bien la próxima vez.

Lo que más me ha gustado es que todos los puzzles, en su sencillez, son tremendamente satisfactorios. Están planteados de tal forma que son divertidos de llevar a cabo, apetece resolverlos y ver qué locuras van desencadenando nuestras acciones.

Little nightmares

Por poner un ejemplo, hay un puzzle que tiene lugar en una cocina y que hay que llevar a cabo de forma sigilosa que me parece una genialidad. Un cocinero bastante repugnante anda en sus cosas, preparando diversos platos de comida, y debemos alcanzar una puerta situada en el otro extremo. Para ello tendremos que ir avanzando en silencio sin que nos vea, escondiéndonos cuando podamos... y creo que pocas veces un juego me ha transmitido tal sensación de tensión y agobio.

Además de esto hay una serie de objetos escondidos a lo largo y ancho de cada nivel, ideal para darle una segunda vuelta cuando nos demos cuenta de que no los hemos encontrado todos. Incluso podemos ir a capítulos concretos una vez finalizado el juego si vemos que hay zonas en las que sí lo hemos recogido todo y no queremos jugarlo desde el principio.

Aquí tienes los 15 primeros minutos de juego capturados en una PS4. Si no quieres ver ninguno de estos primeros puzzles, puedes pasarlo por alto:

La opinión de VidaExtra

‘Little Nightmares’ es un juego tan corto como satisfactorio, una pequeña nueva joya. Sus mecánicas son sencillas, así como sus puzzles y su historia, pero lo importante aquí es cómo está contado y representado todo más que lo que cuenta en sí.

Es ideal para todo el que esté buscando una nueva experiencia tipo ‘Inside’ que, en unas pocas horas de juego, sea capaz de ofrecer una intensidad y una locura fuera de lo común.

Little Nightmares

Little Nightmares

Plataformas PC, PS4 (versión analizada), Xbox One
Multijugador No
Desarrollador Tarsier Studios
Compañía Bandai Namco Entertainment
Lanzamiento 28 de abril de 2017
Precio 29,95 euros

Lo mejor

  • La grotesca ambientación
  • El final WTF
  • Su diseño artístico

Lo peor

  • Es excesivamente corto

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos