Publicidad

Análisis de Just Dance 2021: ahora que nos hemos montado el gimnasio en casa, los bailes de Ubisoft son el aeróbic ideal
Análisis

Análisis de Just Dance 2021: ahora que nos hemos montado el gimnasio en casa, los bailes de Ubisoft son el aeróbic ideal

Recuerdo perfectamente la primera vez que me puse a bailar sin morirme de vergüenza. Lo que unas horas antes parecía imposible cambió por completo al unirse por primera vez la cantidad correcta de boda, ron y vaso de tubo. Consciente de lo que me había perdido durante muchos años por timidez, pensé que haría todo lo posible para que mis hijos no pasaran por eso.

No es fácil atar borracheras preadolescentes con un juego de Ubisoft, pero Just Dance 2021 ha resultado ser la herramienta perfecta para cumplir ese cometido. Mis hijos no serán ni el que baila sobre una baldosa, ni el que se queda pegado a la barra guardando las chaquetas. Hay que saber desmelenarse y, si además puedes hacer ejercicio en el proceso, mucho mejor.

La verbena en casa

Precisamente críos y ejercicio son dos de los temas que quería destacar en este análisis. El resto, desde las opciones del juego hasta sus simpáticos montajes visuales, viene a ser el copia y pega habitual de una saga que lleva más de 10 años acomodada en solitario.

Just Dance 2021 no ha inventado la sopa de ajo como tampoco hicieron el intento las entregas anteriores. Al fin y al cabo el mérito de crear una fiesta alrededor de canciones pachangueras lo tienen las bandas populares, que llevan décadas invitándonos a nuestro primer baile en las verbenas de pueblo. Y como en esas, lo que toque la banda tiene mucho que ver con hasta qué punto te hace tilín el salir a bailar o no.

En esta edición la mezcla es lo esperable y, aunque para alguien que lleva escuchando la misma música desde hace 15 años casi todo lo suena a novedad, el mayor problema sigue estando más en la cantidad que en la calidad.

Entre versiones normales y modificadas para complicar su dificultad e intensidad la cosa se queda en una lista de canciones con algo más de 50 opciones. Un número contundente que, si te pones pejiguero, se queda fácilmente en la mitad y que es más problema de lo normal por esa zanahoria plantada en los morros llamada Just Dance Unlimited.

Switch Jd21 01

El elefante en la habitación: Just Dance Unlimited

Si Dua Lipa, Billie Ellish, J Balvin o Eminem se te quedan cortos, y lo harán después de un par de tardes, la alternativa es acudir a los juegos de años anteriores o, en su defecto, pagar por la suscripción a un servicio que incluye casi todas las canciones de anteriores entregas.

Un mastodonte de más de 500 canciones que puedes disfrutar gratis durante el primer mes y que luego se cobra en una franja que va desde los 3 euros por 24 horas hasta los 25 euros por un año entero.

Escuece como usuario, pero es un modelo de negocio comprensible teniendo en cuenta que los cambios entre una entrega y otra son mínimos. Así que puedes renovar lista de canciones de forma anual por 25 euros en vez de ir a por el juego completo.

Switch Jd21 04

Para quienes acuden al mundo del videojuego de forma ocasional con Just Dance, como otros lo hacen a FIFA o Call of Duty, no se puede negar que la idea es genial. Como tampoco se puede negar que lo ideal sería contar con más canciones en vez de tener que recurrir a suscripciones innecesarias.

Just Dance como juego para hacer deporte

Consciente de la estrategia comercial de Just Dance, y también de la posibilidad de pasar por el aro de esos 3 euros por 24 horas si la ocasión invita a ello en alguna reunión familiar (en 2022, por ejemplo), a Just Dance 2021 me acerco con una intención muy distinta, como complemento familiar al ejercicio en casa de Ring Fit Adventure.

Limitando las actividades fuera de casa y sin extraescolares que actúen como combustión de energía, hace ya varios meses que hacer ejercicio en el salón por las tardes se ha convertido en un hábito.

Y pese a lo bien que funciona el juego de Nintendo Switch para aportar variedad y convertir el hacer gimnasia en algo divertido, buscaba la posibilidad de acudir a otra variante que, además, nos permitiese hacer ejercicio a la vez.

Justo ahí entra en juego la posibilidad de contar calorías y crear playlist de canciones con intensidad más alta de Just Dance. Sin accesorios adicionales más allá de viejos móviles con la aplicación Just Dance Controller instalada -mala idea la de dejarle tu móvil a un niño mientras da saltos-, que nos pongamos a bailar por parejas mientras acabamos destrozados y sudando era precisamente lo que buscaba.

Si Ring Fit Adventure reinterpreta los ejercicios y máquinas de un gimnasio para convertirlas en un videojuego, Just Dance hace lo propio con el aeróbic, zumba y similares. Hacer ejercicio mientras pasas un buen rato y, de paso, perderle el miedo a pegarte unos bailes frente a otros ojos que no sean los de tu espejo.

Switch Jd21 02

Muy a favor también de poder tirar del modo Kids sin tener que estar pendiente del juego y los enanos. En él, de la forma más simplificada posible y con coreografías adaptadas a una capacidad motriz y reflejos más limitados, los críos tienen canciones para niños como el Hay un amigo en mí de Toy Story. 

La opinión de VidaExtra

A Just Dance 2021 podríamos pedirle más. Más canciones, más modos y hasta más coreografías para cada una de las canciones disponibles. Pero es una de esas franquicias acomodadas que sólo crecerá con la llegada de alguien que ponga sobre la mesa un poco de competencia.

Funciona como un tiro por las mismas razones que sigue ahí al pie del cañón después de tantos años. Su personalidad es tan divertida como sus bailes y tiene una facilidad pasmosa para juntar a toda la familia delante del televisor. Nos gustaría que nos diese más, pero es justo reconocerle que lo que consigue no es poco.

cover

Just Dance 2021

Plataformas Switch, PS4, PS5, Xbox Series, PC y Xbox One (versión analizada)
Multijugador
Desarrollador Ubisoft
Compañía Ubisoft
Lanzamiento 12 de noviembre
Precio 54,90 euros

Lo mejor

  • Una saga divertidísima
  • El modo Kids es ideal para hacer ejercicio en casa con los más pequeños
  • Buena variedad de temas y estilos de baile

Lo peor

  • La lista base se queda corta demasiado pronto
  • Que no haya más variedad de coreografías para alargar un poco su vida útil

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios