Análisis de Mario Party Superstars, los mejores tableros y minijuegos que nos ha dado la saga se unen a nuevas sorpresas
Análisis

Análisis de Mario Party Superstars, los mejores tableros y minijuegos que nos ha dado la saga se unen a nuevas sorpresas

Hace unos días algunos compañeros se sumaban en un post conjunto en el que hablaban de su experiencia con la saga Mario Party. La mía, no apta para estómagos sensibles, es el resultado de haber descubierto la franquicia entre fiestas en casas de amigos, paseos al cuartelillo, y sábados noche en los que Mario Party y pizza fría eran el colofón perfecto a habernos bebido hasta el agua de los floreros.

Hoy, en cambio, el escenario es completamente distinto. Me planto en Mario Party Superstars con un Colacao y mis hijos a un lado y al otro del sofá. Yo vuelvo a una saga que me trae recuerdos tan locos como divertidos. Ellos van a descubrir por primera vez lo divertido que es empujar a su hermano por un precipicio mientras están subidos en una pelota gigante.

Un chute de nostalgia

Para los que estéis en una situación similar a la mía -no es necesario que hayáis pisado la comisaría-, detrás de Mario Party Superstars está una recopilación de cinco tableros y 100 minijuegos de la época de Nintendo 64 y GameCube, así que el chute de nostalgia con algunos momentazos es considerable.

Para los que, como mis hijos, vengáis de nuevas a la saga, la idea detrás de Mario Party Superstars es trasladar los juegos de mesa al mundo del videojuego para hacer que los participantes compitan entre sí por ver quién consigue más estrellas.

Moviéndote por turnos en un tablero temático, el objetivo del juego es ir acumulando monedas al caer en casillas azules o ganando en los minijuegos que se suceden tras cada ronda. Cuando tengas suficientes y pases por la casilla de la compra de estrellas, podrás invertirlas en hacerte con una para sumarla a tu marcador.

A partir de ahí cada tablero tiene sus propias reglas y casillas especiales. Algunas mueven la estrella de sitio, otras te permiten comprar nuevos dados u objetos que te ayuden a ti o entorpezcan a tus rivales, otras te piden tener una llave para pasar, e incluso puedes pedir ayuda a enemigos clásicos para que, previo pago, roben estrellas a tus compañeros.

MArio

Reglas a medida para grandes y pequeños

Una de las grandes bazas a la hora de jugar con críos está en la posibilidad de retocar las reglas de la partida a tu antojo. Tú eliges las rondas y el tiempo que llevará completar el juego, puedes deshabilitar las estrellas de bonificación que se regalan al final por haber completado ciertos hitos como tener más monedas que el resto, puedes alargar la partida añadiendo turnos si se ha retrasado la hora del baño, o incluso puedes guardar la partida para retomarla otro día si por casualidad escuchas de fondo un “ya está bien la broma, que son las 21h y esos niños tienen que ducharse y cenar”.

Pero aunque los cinco tableros son más que suficientes para invertir un buen puñado de horas en el juego sin que tengas la sensación de estar repitiendo constantemente lo mismo -ojo, que tampoco es un juego para quemar en una tarde igual que tampoco te pasas una semana entera jugando todos los días al Catán-, debo reconocer que nosotros hemos caído de lleno en el pozo de los minijuegos.

MArio

Además del modo normal, Mario Party Superstars cuenta con un modo especialmente diseñado para los minijuegos. Llamado Monte Minijuegos para que no se nos pierda nadie por el camino, la idea es competir en los 100 minijuegos disponibles eligiéndolos a placer o ciñéndote a algunos esquemas básicos como jugar siempre por parejas, uno contra tres, limitarte a minijuegos de deportes y puzles, o incluso competir online contra jugadores de todo el mundo.

Vamos, que por mucho esfuerzo que pongas en ello, es uno de esos juegos que no te acabas. Menos aún teniendo en cuenta que entre sus tableros y minijuegos tienes una selección de lo más pintado que entregaron las dos generaciones de consolas en las que Mario Party supo reinar sin experimentos extraños o salidas de tiesto.

Más excusas para seguir jugando

Además de las mejoras de personalización de partidas que comentábamos antes, Mario Party Superstars incluye también una idea genial para las partidas online que, de rebote, en los piques de sofá también hemos usado hasta la saciedad: las pegatinas.

Nswitch Mariopartysuperstars 02

La idea es que puedas comunicarte con el resto de jugadores utilizando una serie de pegatinas en las que lamentarte por una mala tirada o trollear al personal aplaudiéndole cuando han sido ellos los que han caído en una trampa. Básico como el mecanismo de un botijo, pero un añadido la mar de simpático.

Para aquellos que gocen de los coleccionables, las monedas conseguidas en las partidas normales y el Monte Minijuegos servirán para ampliar tu colección de pegatinas, pero también para desbloquear música, diseños para tu tarjeta de jugador y demás cucamonadas que no cambiarán el juego o ampliarán su contenido, pero sirven como objetivo para seguir completando desafíos en busca de un 100%.

Lo cierto es que es uno de esos juegos que, sobre el papel, puede parecerte parco por aquello de sólo tener cinco tableros, pero a nada que te pongas a jugar tomas consciencia de lo mucho que hay a tu disposición. Lástima, eso sí, no poder sumar más de cuatro jugadores tras una modificación de los minijuegos para adaptarlos a sesiones más grandes.

Mario

La opinión de VidaExtra

Aunque pueda parecer que la saga es una de esas franquicias en las que pisas sobre seguro, lo cierto es que ha sido en Switch cuando ha empezado a remontar el vuelo tras varios experimentos fallidos. Mario Party Superstars es la prueba definitiva de que no hay que cambiar lo que ya funciona. Lo hacía hace 20 años en una cuestionable adolescencia y sigue haciéndolo ahora acompañado de tu familia.

Tanto por el factor nostalgia como por ser la excusa perfecta para pasar un buen rato con los tuyos, Mario Party Superstars es uno de esos juegos que se cuelan por arte de magia en la carta a los Reyes Magos. De esos juegos que no sabes que necesitabas hasta que te encuentras arañando horas a la hora del baño y la cena.

Mario Party Superstars

Mario Party Superstars

cover

Mario Party Superstars

Plataformas Switch
Multijugador
Desarrollador NDcube
Compañía Nintendo
Lanzamiento 29 de octubre de 2021

Lo mejor

  • Una combinación de tableros y minijuegos genial
  • El pique en Monte Minijuegos saltando de uno a otro
  • La idea de las pegatinas

Lo peor

  • Se echa en falta más uso de las posibilidades del mando de Switch
  • Para qué conformarse con 100 minijuegos pudiendo pedir aún más

Temas
Inicio