Publicidad

Análisis de Noita: si Harry Potter fuese un Dementor con tendencias pirómanas y sed de sangre se parecería mucho a esto
Análisis

Análisis de Noita: si Harry Potter fuese un Dementor con tendencias pirómanas y sed de sangre se parecería mucho a esto

El caos es un chiste que normalmente suele perder la gracia a los pocos minutos de verte sumido en él. Saltar del “a lo loco, jeje” a arrepentirte de todas tus decisiones es tan fácil como ver que has perdido completamente el control. Noita es puro caos y, como tu primer hijo, viene sin manual de instrucciones.

Aprendes por las bravas que el hecho de poder hacer lo que te plazca con tu varita mágica es tan genial como peligroso. Y que el chispazo soltado por hacer la gracia que ahora está quemando medio nivel y te ha llevado a la muerte de la forma más absurda posible, tal vez no ha sido la mejor de las ideas pero sí una valiosa lección.

Un efecto dominó pixelado

Con el reclamo de “cada pixel está simulado”, Noita nos sumerge en un mundo en el que toda acción tiene una consecuencia. Un disparo errado puede suponer tirar una lámpara de aceite en el suelo y quemar la hierba y la madera que esté ahí.

Noita1

También caer en un lago, que el aceite flote ardiendo en la superficie, las llamas alcancen una bomba cercana y que esta explote creando un agujero que deje escapar el agua creando una inmensa cascada que lo arrastra todo a su paso.

¿Necesitas más? Pues ahí tienes el vapor que se eleva hasta condensarse y crear una leve lluvia capaz de apagar el incendio o, si lo prefieres, convertirse en un lago que helarás para frenar a tus enemigos. El caos, arma y verdugo, me ha dado tantos asesinatos rodeados de explosiones y fuegos artificiales como muertes accidentales que no he visto venir.

Con alma de roguelike, Noita nos pide abrazar esa locura para llegar hasta lo más profundo de una montaña y enfrentarnos a lo que hay allí. A ser posible haciendo uso de todo lo aprendido en un juego con posibilidades demenciales en el que la experimentación y la muerte van unidas de la mano.

Noita3

Aquí, a diferencia de joyas recientes del género como el descenso a los infiernos de Supergiant, Noita no nos ofrece mejorar a nuestro personaje para la siguiente run. La diferencia entre el primer intento y el último sólo se reduce a todo lo aprendido sobre qué y qué no deberías hacer en cada situación.

Las distintas formas de vivir (y morir) en Noita

Con la posibilidad de levitar durante breves espacios de tiempo y armado con dos varitas mágicas, una de pobre poder que precisiará de tres o cuatro tiros para acabar con los primeros enemigos y una segunda con bombas limitadas, Noita propone tres formas de encarar cada intento.

El primero de ellos es el de la calma. Ir descendiendo poco a poco explorando al máximo para conseguir nuevas varitas y acabando con enemigos para amasar toneladas de oro.

Noita4

Así, cuando llegues al nexo entre un nivel y otro podrás adquirir nuevos poderes y juguetear con los conseguidos para personalizar tus varitas. ¿Una capaz de tirar rayos, invocar bichos amistosos y lanzar una bomba nuclear? A ver qué tal funciona.

La segunda, algo más ágil, es la que nos invita a llegar hasta ese nexo con lo puesto y probar suerte con lo que encontremos por el camino. Tal vez haya una varita que te sirva, tal vez no, pero habrás avanzado sin correr el riesgo de que dos locos con escopeta y un tercero con dinamita te hayan volado la cabeza.

La tercera es la de abrazar el caos en su máxima expresión. La de ir a lo loco para ver cómo esto afecta a esto otro y qué deberías tener en cuenta cuando decidas hacer una run con alguno de los caminos previos. Es, por ejemplo, la que te dice que lo más probable al usar una varita con rayos, bichos amistosos y una bomba nuclear es que mueras al primer disparo.

Noita2

Caos y dificultad

Pese a todo lo bueno, emocionante y prometedor que puede transmitir Noita con esos ejemplos, es un juego al que no recomendaría llegar absolutamente virgen. Es de esas ideas que pueden acabar siendo “café para muy cafeteros”, y tanto la necesidad de experimentar con lo mucho que ofrece como la endiablada dificultad que ofrece pueden acabar sacando de sus casillas a más de uno.

Lo conseguirá tras un par de intentos de los lentos, los de querer jugar bien matando a todos de forma fina y precisa, que acaban en muerte accidental. O tras el perdigonazo de un francotirador, los misiles de fuego de un fantasma o el vómito radiactivo de una cabeza voladora.

Hay de todo eso, como también hay locos con motosierra, arañas gigantes y la posibilidad de teletransportarte o beber sangre de enemigos para recuperar salud.

Noita5

Porque Noita, como decíamos, es puro caos, y eso suele pintar mejor sobre el papel que cuando te ves luchando contra vampiros y gatlings con patas.

Donde no hay hueco para dudas es en creer que toda esa combinación es tan peligrosa como suena. A Noita o entras con paciencia y ganas de aprender o con la de leer muchas wikis, pero no esperes salir victorioso y con un jardín en el trasero porque las posibilidades son escasas.

La opinión de VidaExtra

A estas alturas de la película creo que está más que claro hasta qué punto una descorazonadora dificultad puede también ser divertida. El caso de Noita es precisamente ese, y el tomárselo con calma e intentar descubrir todos sus secretos y combinaciones es tan satisfactorio como intentar llegar hasta el final.

Todo depende de lo mucho o poco que estés dispuesto a sacrificar, especialmente de tu tiempo, pero si la propuesta te llama mínimamente la atención y tienes ganas de enfrentarte a un nuevo reto, dudo que de Noita salgas apenado. Ni es Hades ni es Spelunky 2, la buena noticia es que es algo completamente distinto.

Noita

Noita

Plataformas PC
Multijugador No
Desarrollador Nolla Games
Compañía Nolla Games
Lanzamiento Ya disponible
Precio 15,19 euros

Lo mejor

  • Un roguelike enorme cargado de posibilidades
  • La exquisita mezcla de experimentación y exploración
  • Puro espectáculo pixelado

Lo peor

  • El inicio puede hacerse bastante lento
  • La dificultad sube como la espuma

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios