Publicidad

Análisis de Pistol Whip: el juego que te permite convertirte en John Wick mientras suena dubstep a todo volumen
Análisis

Análisis de Pistol Whip: el juego que te permite convertirte en John Wick mientras suena dubstep a todo volumen

Sin ser muy amigo de las comparativas pilladas por los pelos, hay juegos que te lo ponen bastante a huevo. Pistol Whip es uno de ellos, y si tuviese que explicarle a alguien de qué va antes de que una bomba a punto de detonar nos achicharre la cara, la frase sería tan simple como “una mezcla de Superhot y Beat Saber protagonizada por John Wick”.

Si tuviese algo más de tiempo también añadiría que es una buena mezcla que pese a las similitudes respecto a su aspecto, las balas a cámara lenta o los muñecos de vidrio explotando en mil pedazos al son de la música, sabe sacar a flote su propio carácter. Que la personalidad de Pistol Whip te caiga mejor o peor que los otros dos ya es otro tema.

Un pasillo de tiros al ritmo de la música

Con un menú que parece invitarnos a vivir una película de acción en el cine, Pistol Whip nos pide elegir una cinta, un nivel de dificultad y automáticamente nos lanza al ruedo. Por delante un extenso pasillo por el que nos movemos sobre raíles, siempre en línea recta, y que nos irá lanzando distintos obstáculos y enemigos a la cara.

Whip2

En tu mano -o en ambas si así lo eliges en base a distintas variables que modifican la dificultad- una pistola que antepone la comodidad a la precisión. Con el PlayStation Move casi en vertical apuntamos de forma orientativa a la zona que queremos disparar y el juego se encarga de que demos en el blanco sin demasiados problemas.

Cuesta ver que el juego está automatizando la dirección de las balas, así que tampoco es coser y cantar, pero es de recibo reconocerle que busca que la dificultad sea otra. Ese punto lo añaden las hordas de enemigos y bloques que salen a nuestro paso, obligándonos a agacharnos y movernos hacia los lados con la mira puesta en el siguiente hueco por el que podría aparecer un enemigo.

Hasta aquí todo normal, más Superhot que Beat Saber pese a lo mucho que se distancia de ambos en su planteamiento, pero entonces empiezas a notar que la aparición de los masillas pidiendo un headshot, los tiros que pegas y la recarga que te pide el cuerpo en esa pausa, de forma mágica empieza a cuadrar con la música. El instrumento que le faltaba al tema para acabar de convertirse en musicote eras tú.

Whip3

Una intensidad previsible

Con un buen surtido de niveles que se apoyan más en un estilo que en otro -están los que cuentan con muchos obstáculos o los que te sueltan varios enemigos a la vez, por ejemplo- probablemente es la música lo que más palidece en ese sentido. Ya puedes llegar aquí con cierto amor por el dubstep, porque en su gran mayoría es lo que vas a escuchar.

No ha supuesto un problema en absoluto pese a no ser especialmente fan del género, pero sí hay otros aspectos que se me han hecho más cuesta arriba. En primer lugar que el juego no le da muchas vueltas a sus mecánicas.

Esto va de disparar y esquivar, y lo harás aniquilando constantemente al mismo tipo de enemigos, sirviendo aquellos con armadura que requieren dos o cuatro disparos una excusa para cuadrar mejor la idea de la música.

Whip4

El segundo, bastante más dañino que el anterior, está en las pocas vueltas que le han dado a la colocación de los enemigos. El diseño de niveles de Pistol Whip, sumado a la idea de seguir el ritmo de la música, hace bastante fácil prever por dónde va a salir un enemigo mucho antes de que lo haga.

Lo inconveniente de esto es lo bastante ínfimo para que el juego se ría en tu cara cuando saltas al nivel de dificultad más alto, pero no habría estado mal contar con otras ideas que hicieran de la experiencia un viaje algo menos repetitivo. Una lástima porque la solución parece relativamente fácil.

La opinión de VidaExtra

Cortito, pero muy divertido y rejugable, Pistol Whip va de cabeza a esa selección de juegos de realidad virtual que inevitablemente le sacarás a tus amigos cuando vengan a casa. Puede que no le metas tantas horas como a otros títulos de este estilo, pero el tiempo que pases con él habrá merecido la pena.

Y es que no todos los días eres capaz de creerte John Wick entrando en una discoteca mientras suena música machacona, pegando tiros perfectos con un giro de muñeca mientras te agachas para esquivar una bala que te pasa rozando. No está el panormana de la realidad virtual como para ir poniéndole pegas a cosas tan divertidas como Pistol Whip.

Pistol Whip

Pistol Whip

Plataformas PC y PS4 (versión analizada)
Multijugador No
Desarrollador Cloudhead Games
Compañía Cloudhead Games
Lanzamiento Ya disponible
Precio 28,49 euros

Lo mejor

  • Un juego de tiros divertidísimo
  • Musicote de principio a fin
  • Una buena ración de retos y desbloqueables

Lo peor

  • Puede hacerse aburrido rápido
  • Algo más de variedad en los temas no le habría venido mal

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios