Publicidad

Análisis de Train Valley 2: un simpático juego de puzles que entiende más de procrastinación que de maratón
Análisis

Análisis de Train Valley 2: un simpático juego de puzles que entiende más de procrastinación que de maratón

Publicidad

Publicidad

Un picoteo, algo que beber y entre 10 o 20 minutos libres. Esos son todos los accesorios que necesitas para jugar a Train Valley 2, el lavado de cara del conocido juego de puzles para adaptarse a un ritmo y estilo que poco o nada tiene que ver con las prisas que requiere la gestión ferroviaria.

Como un bocado que se disfruta más con calma y espacio entre mordisco y mordisco, Train Valley 2 es uno de esos juegos que no admite maratones. Disfrutarlo requiere darle tiempo para que repose y no se atragante, como el que agarra un libro de pasatiempos al principio del verano y sabe que va a durarle hasta el final de las vacaciones. 

Un juego de puzles tan simple como efectivo

Siguiendo el estilo de la primera entrega en lo jugable, con Train Valley 2 estamos ante una mezcla que va desde el puzle hasta la gestión, aportando también un diminuto toque de juego de ciudades. En esencia, va de crear vías de tren que conecten unas estaciones con otras para cumplir la demanda de objetos.

Train1

Planteemos un escenario básico en el que tenemos una estación central, un campo de agricultura y una granja. Con un presupuesto inicial limitado, nuestro cometido es crear una primera vía que vaya del primero al segundo, enviando así población a trabajar para adquirir el material que se construye en esa fábrica.

Tras ello toca conectar la primera y la segunda con la tercera, llevando así trabajadores y comida hasta la granja para poder producir vacas. Cuando las tengamos, tocará comprobar si las vías creadas son aptas para enviar ese último producto a la estación central o si, de lo contrario, deberemos aprovechar lo ganado con cada entrega para modificar las vías y hacerlas aptas para un viaje de ida y vuelta.

Para completar el combinado e ir profundizando pantalla a pantalla, retuerce esa idea primigenia añadiendo eslabones en la cadena de producción, obstáculos en el terreno, más estaciones centrales que requieran el mismo producto y, por descontado, el limitado espacio que ofrece el escenario a la hora de crear vías. Ya tienes un puzle tan simple como entretenido a tu alcance.

Train2

Train Valley 2: tu nuevo pasatiempo recurrente

El principal objetivo en Train Valley 2 es cumplir con las demandas que se muestran en las estaciones centrales al principio de cada nivel. Una tarea bastante relajada y asequible pese a lo mucho que llega a estrujarse conforme vas avanzando en el modo historia. Lo que empieza como cadenas de producción muy básicas acaba incluyendo centrales eléctricas que deben suministrar energía para que las fábricas funcionen o, en alguno de sus puntos más interesantes, caminos que quedan bloqueados por agua que primero debes bombear.

A tu disposición tienes 50 niveles que recorren distintas épocas y parten con trenes diferentes en cada una de ellas, cada uno con sus limitaciones de velocidad y espacio para transportar. Pese a contar con la opción de adquirir más locomotoras o mejorar las ya existentes, el reto acaba siendo formar una línea lo suficientemente eficiente y controlada para no caer en errores de entrega o accidentes. 

Todo con la intención de complicar un poco las cosas y, más allá de simplemente superar el nivel, intentar hacerlo con las cinco estrellas de desafío disponibles en cada uno de ellos: tres con límite de tiempo y otras dos con distintos retos como no gastar más de X dinero, no construir puentes o túneles, no adquirir o mejorar locomotoras…

Train3

Superados esos cinco desafíos, el siguiente reto, intentar crear un sistema ferroviario lo suficientemente ágil y engrasado para alcanzar los mejores puestos de una tabla de puntuación con récords enfermizos. Pero por suerte para aquellos que quieran esquivar esa bala, el juego se complementa con un editor de niveles que promete muchas más horas de juego y diversión una vez se dé por terminada la campaña.

La opinión de VidaExtra

Train Valley 2 no es uno de esos juegos imprescindibles y absolutamente recomendables a los que estamos acostumbrados últimamente. Tampoco un título que admita sentarse frente al ordenador y que vuelen las horas. Por sus repetidas ideas y su lenta curva de dificultad, es más uno de esos juegos que se disfruta como simple desconexión. Un sudoku al que acercarse cuando no te apetezca jugar a nada más y quieras echar el rato durante cortas sesiones.

De esa forma, como acompañamiento a un aperitivo, es la guinda de un bonito pastel que en todo momento es muy consciente de sus limitaciones. De lo poco que puede estirar el chicle y de cómo sus monodosis pueden pasar de dulces a amargas si consumes una detrás de otra. Pero si sabes dosificarlo, estás ante tu nuevo gran amigo de procrastinación.

Train Valley 2

Train Valley 2

Plataformas PC
Multijugador No/td>
Desarrollador Flazm
Compañía Flazm
Lanzamiento Ya disponible
Precio 12,49 euros

Lo mejor

  • Escenarios preciosos e interactivos
  • Un interesante juego de puzles
  • El trabajo de la comunidad ofrece niveles casi infinitos

Lo peor

  • Puede pecar de simple, especialmente durante largas sesiones
  • Pocas ideas nuevas cada muchos niveles

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir