Análisis de Wavelenghts, un DLC intimista para Life is Strange: True Colors con Steph Gingrich como protagonista
Análisis

Análisis de Wavelenghts, un DLC intimista para Life is Strange: True Colors con Steph Gingrich como protagonista

Con cierto retraso acaba de estrenarse la saga Life is Strange en Nintendo Switch con su último capítulo, el protagonizado por Alex Chen mediante True Colors. Así que tenemos la excusa perfecta para analizar su único DLC centrado en Steph.

Junto con Alex, Steph fue el otro gran personaje de este viaje por Haven Springs. Además gozó de gran peso en la historia, al contrario de lo que sucedió en su debut con Life is Strange: Before the Storm como secundaria. ¿Y en qué consiste este spin-off? Porque como sabrá cualquier seguidor de la saga, Steph no cuenta con poderes. La respuesta es simple: este DLC nos sirve para saber cómo llegó al pueblo y su adaptación con la tienda de música. Y esa personalidad 100% Steph.

Un día cualquiera en el chollo. Con distracciones

Steph

La música siempre ha tenido peso en Life is Strange y su mejor representación la tenemos precisamente en Steph, sobre todo a raíz de verla regentando una tienda de música (aparte de la radio local) en la aventura de Alex Chen. Esos momentos de relax con música de fondo vuelven a ser una constante aquí, con el incentivo de poder escoger qué canciones queremos que suenen mientras cumplimos con diversas tareas del nuevo curro de Steph para pasar página de su antigua vida.

No es la típica aventura con sello Life is Strange (Steph no tiene poderes), pero a la vez es la típica aventura con ese mismo sello. El motivo es sencillo, al centrarse en su vida y en cómo se relaciona con la gente, pero a la vez en satisfacer nuestra curiosidad con un sinfín de documentos, canciones o imágenes para ver cómo va reaccionando. Porque el trabajo es tan solo un mero trámite de adaptación ante el que Steph sacará tiempo para ligar con una aplicación a lo Tinder mientras va charlando de paso con los habitantes del pueblo, donde Gabe (el hermano de Alex, antes de que ella llegase del hogar de acogida) es uno de sus mejores amigos.

Sí, este DLC transcurre únicamente en la tienda de música. Ahora bien, habrá una nueva zona del interior, una sala que no pudimos visitar con Alex... En cualquier caso el patrón de cada día será básicamente el mismo, con leves variaciones mientras Steph se va adaptando a la rutina: poner canciones en la radio, meter alguna cuña entre medias (intentando no pifiar las indicaciones que se nos dictan) o atender las llamadas de los oyentes haciendo de "pitonisa". Porque Steph descubre que tiene cierto talento para saber qué pasa con la gente, pese a tomárselo un poco a cachondeo al usar un dado de rol para tener más suerte.

Wavelenghts se sustenta en tres núcleos muy arraigados a Steph. Por un lado la música, lógicamente; por otro, su parte friki con los juegos de rol (tendremos que rediseñar un antiguo juego creado por ella con ayuda de un amigo); y finalmente sus relaciones personales para buscarse un ligue y curar cierta herida pasada...

El protagonismo que necesitaba la genuina Steph

Steph

No hay giros en la trama que nos vuelen la cabeza. Simplemente es ser testigos de la nueva vida de Steph justo antes de la llegada de Alex al pueblo. Y lo cierto es que a poco que te gustase Life is Strange: Before the Storm (con Chloe Price como protagonista, siendo una chica normal sin poderes), aquí te sentirás igual.

Es una experiencia corta, que es recomendable disfrutar a pequeños sorbos. Cada día que trabaja Steph, para ver su evolución. Como con el diseño del juego de rol. O cómo va redecorando la tienda a su imagen y semejanza, para dejar claro a la clientela cómo es ella y qué valores aporta como persona. De hecho, esto último queda patente al atender las llamadas y se disfruta (sin alardes) al sentirnos partícipes de Haven Springs, donde cumpliremos los deseos de sus habitantes.

Steph

Cada "día" es en realidad un cambio de estación, al vivir su primer año en el pueblo. Y si bien se echa en falta la presencia "física" de los lugareños (casi todo tiene lugar por fotos, SMS o teléfono), hay incluso un hueco para conocer parte del pasado de Steph. De ahí que si te "enamoraste" de este personaje en True Colors, lo más probable es que te interese saber más sobre su personalidad.

Al fin y al cabo desde Deck Nine Games eran plenamente conscientes de lo mucho que gustó en el spin-off de Chloe y lo mucho que explotó su carisma con Alex. Una experiencia de lo más intimista que sirve como broche ideal dentro de una aventura principal con gran carga emotiva. Eso sí, no se vende por separado y tan solo se puede obtener como actualización por 12,99 euros, o bien desde las ediciones Deluxe (69,99 euros) y Ultimate (con la remasterización del primer Life is Strange y Before the Storm, retrasada hasta primeros del próximo año 2022).

Temas
Inicio