Publicidad

Hemos jugado a Animal Crossing: New Horizons y ya estamos deseando comenzar a dar vida a nuestro propio pueblo
Análisis

Hemos jugado a Animal Crossing: New Horizons y ya estamos deseando comenzar a dar vida a nuestro propio pueblo

Publicidad

Publicidad

El contenido de algunos videojuegos es tan profundo que se dice de ellos que son unos auténticos pozos de horas. Una saga a la que se aplica perfectamente este término es Animal Crossing por poder pasarte cientos de horas jugando y aun así ser difícil llegar a completar o descubrir todo lo que puede ofrecer o incluir.

Las baterías de las Nintendo Switch están temblando ante lo que se avecina, porque esta situación es probable que se vuelva a repetir dentro de unos días cuando Animal Crossing: New Horizons se ponga a la venta en Nintendo Switch, siendo el lanzamiento más importante de la consola para este año, dentro de los títulos que tienen confirmada su publicación en 2020 hasta la fecha.

A tan solo unos días de su llegada, hemos tenido la ocasión de probar un breve adelanto de algunas de sus novedades y nuestras ganas de dar vida a nuestro propio pueblo no pueden ser más grandes, así que os invitamos a leer a continuación nuestras primeras impresiones de esta nueva entrega de la serie.

Empezando a poblar nuestra isla desde cero

Animal Crossing New Horizons

Como ya viene siendo habitual en la franquicia, nuestro personaje llegará al pueblo en el que vivirá (en esta ocasión será una isla) y deberá rascarse el bolsillo durante unos cuantos meses hasta que logre pagar la deuda que nos pondrá Tom Nook por querer tener nuestra propia casa en la que poder descansar y posteriormente decorar a nuestro antojo.

La diferencia es que esta vez la isla estará prácticamente desierta y no solo deberemos ocuparnos de nuestra casa, sino también de poblar los alrededores para que más animales vengan a visitarla y decidan instalarse por los alrededores. Así pues, nos tocará construir el ayuntamiento, el museo, las diferentes tiendas y también otras casas en las que habitarán los futuros vecinos que queden cautivados con nuestra aldea.

En una de las distintas partidas a la que accedimos comprobamos que esto nos llevará su tiempo. Como sucede en la vida real, una ciudad no se construye en un único día. Por lo tanto, los primeros días tal vez nos encontremos un tanto solos, pero a base de paciencia y poniéndonos manos a la obra iremos comprobando como nuestro esfuerzo poco a poco irá dando sus frutos y nuestra isla se convertirá en un lugar de ensueño en el que todo el mundo querrá vivir.

Animal Crossing New Horizons

Cuando hayan pasado varias semanas y nuestra isla ya sea un lugar decente comenzaremos a tener multitud de actividades para llevar a cabo. La principal seguirá siendo la de saldar nuestra deuda con Tom Nook, pero también deberemos tratar que los vecinos sean felices, así como cazar bichos o pescar peces para donarlos al museo, cuyas salas tendrán ahora una pinta fabulosa. Esto no son más que unos pocos ejemplos de las tareas que estarán disponibles, pero lo cierto es que cada día que entremos al juego siempre tendremos algo que hacer y eso será sobre todo gracias a las millas.

Objetos a tutiplén para todo tipo de decoraciones

La moneda principal del juego seguirá siendo las bayas y son las que utilizaremos para pagar a Tom Nook y para comprar objetos en las tiendas que estén disponibles. No obstante, como hemos indicado, esta vez contaremos también con las millas, otro tipo de moneda que iremos obteniendo a base de cumplir una serie de desafíos básicos o diarios.

Animal Crossing New Horizons

Algunos de los objetivos que se nos plantearán consistirán, por ejemplo, en cazar una cierta cantidad de bichos o pescar algunos peces. Gracias a las millas tendremos acceso a una serie de objetos decorativos de lo más especiales y más raros de los que podemos encontrar en las tiendas. Uno de los que más nos llamó la atención fue la figura gigante de un mecha y hasta la de un monstruo que parecía Godzilla.

Naturalmente para obtener estos objetos habrá que tener recaudadas miles de millas, lo que llevará su tiempo. Aun así, no todo se podrá conseguir a base de monedas, sea de un tipo o del otro, porque también habrá un taller desde el que podremos construir muchos más objetos todavía a base de recolectar algunos materiales en concreto.

En nuestro caso nos dedicamos a golpear los troncos de los árboles o agitarlos para que cayesen ramas o trozos de madera de ellos, que vienen a ser algunos de los recursos necesarios para la posterior fabricación de estos objetos. De hecho, las herramientas como el hacha o la pala, se podrán romper si las usamos en exceso y es en este mismo lugar donde nos tocará volver a construir una nueva. Lo que sí notamos es que los materiales no abundan especialmente, al menos en la parte que jugamos, así que tal vez sea buena idea procurar que las herramientas no se hagan añicos constantemente.

Animal Crossing New Horizons

Por otra parte, en la tienda de las Hermanas Manitas seguiremos teniendo a nuestra disposición una cuantas prendas de vestir con las que poder modificar el atuendo de nuestro personaje. Además, también hemos visto un probador con toda clase de sombreros, gafas, pañuelos, gorros, camisetas, sudaderas, pantalones, medias, zapatos, etc., para así poder cambiar nuestra apariencia a nuestro antojo de arriba a abajo. La verdad es que esto nos ha parecido de lo más completo y encima cada día variarán las prendas a elegir, así que se convertirá en una visita diaria obligatoria.

Es más, si por lo que sea no nos convencen los diseños o los colores de algo en concreto, seguiremos teniendo la posibilidad de crear nuestros propios dibujos para las camisetas o para algunos objetos en concreto. Asimismo, seremos capaces de alternar los colores de algunas de las partes de estos artículos para así personalizarlos más todavía y darles un toque único en base a nuestras preferencias o de cara a decorar nuestra casa para que todos los muebles encajen unos con otros.

En este sentido, ahora será más fácil que nunca decorar el interior de nuestra casa porque podremos desplazar libremente los objetos a cualquier lugar, girarlos, o si alguno se sitúa en la pared seleccionaremos en qué lugar queremos que se quede colgado. A su vez la cámara se podrá mover libremente en todas direcciones para así apreciar mucho mejor lo que tenemos a nuestro alrededor para comprobar cómo ha quedado repartido.

El momento de dar ese toque único y personal a la isla

Animal Crossing New Horizons

Por lo que vimos en el Nintendo Direct de Animal Crossing, al empezar nuestra partida deberemos seleccionar el diseño base de nuestra isla entre distintas opciones y también el hemisferio en el que residimos de cara a las estaciones que afectarán al estado del terreno, los árboles y los eventos que se irán produciendo a lo largo del año. Todo esto es algo que ya hemos visto en otras entregas de la serie, pero esta vez dispondremos de una serie de opciones para personalizar el terreno.

Una de las funciones del juego es que nos concederá la posibilidad de aumentar el terreno del suelo para así crear montículos o zonas más elevadas para que el terreno de la isla no sea totalmente plano. Será tan fácil como golpear con una pala especial el suelo y al instante se generará un trozo de tierra elevado. Para acceder a estos lugares contaremos con una nueva herramienta que será una escalera, aunque también podremos construir pasarelas para que cualquier vecino pueda ir de un lado a otro.

Lo que tampoco faltarán serán los ríos, los cuáles podremos sortear con la ayuda de otra herramienta nueva, como será la pértiga, y algo que también nos ha encantado es que nuestro personaje será capaz de saltar los agujeros o los propios ríos si no hay demasiada distancia entre un lado y otro. Sobre todo esto viene muy bien de cara a encontrarnos con algún jugador un tanto travieso que intente dejarnos encerrado en un círculo de boquetes.

Animal Crossing New Horizons

Esto último lo remarcamos porque Animal Crossing: New Horizons dispondrá de un modo multijugador local y online. En ambos casos tendrá una capacidad para reunir hasta ocho jugadores al mismo tiempo. En el caso del multijugador local se podrá unir a la partida en cualquier instante el resto de personas que tengan una cuenta en la consola y su correspondiente personaje en la isla, pero si no se puede invitar a cualquiera mediante la conexión inalámbrica.

Y llegados a este punto os preguntaréis, ¿y si algún amigo o desconocido me hace la puñeta y me destroza el pueblo? Porque a mí sinceramente era una de las cosas que más me preocupaba, pero la buena noticia es que a los usuarios se les puede establecer un determinado nivel de amistad que les concederá permisos para hacer lo que quieran o simplemente para pasearse por la isla, así que ahí ya dependerá de cada uno el riesgo que quiera correr. Lo bueno es que las flores y los árboles serán más resistentes y más difíciles de hacer añicos.

Las primeras sensaciones que nos ha transmitido Animal Crossing: New Horizons han sido excelentes. Del evento salimos con la sensación de no haber llegado a ver ni un 5% de todo lo que puede llegar a ofrecer el juego, de ahí que ahora tengamos más ganas todavía de que llegue el 20 de marzo para comenzar a dar vida a nuestro propio pueblo y disfrutar de una experiencia relajante con nuestros vecinos en forma de animales con uno de los mayores juegazos de Nintendo Switch para este año.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios