As Dusk Falls: su toma de decisiones constante me lo ha hecho pasar mal, pero justo por eso necesito seguir jugando
Análisis

As Dusk Falls: su toma de decisiones constante me lo ha hecho pasar mal, pero justo por eso necesito seguir jugando

No soy especialmente fan de las series, lo reconozco. Realmente, tan solo me he visto una de cabo a rabo y por obligación moral, ya que la historia de Don Draper no podía quedar en el aire. Juego de Tronos, Stranger Things, Dark y muchas más tramas han pasado por delante de mis ojos y no las he rematado como debería.

Mi problema reside en que necesito meterme unos auténticos atracones de episodios. Como haya un corte de temporadas, lo más probable es que termine abandonando. Sin embargo, As Dusk Falls ya se encuentra en la categoría de honrosas excepciones. La obra de Interior/Night me ha atrapado tantísimo durante sus primeras horas que ya tengo marcada en rojo en el calendario la fecha de lanzamiento.

Cruce de caminos

Gracias a la preview facilitada por Microsoft, me he reconciliado con las tramas absorbentes. Han sido dos horas de partida para los dos primeros capítulos en los que se nos presentan de forma sencilla, clara y con un hilo del que siempre tirar, a sus personajes. En diferentes saltos temporales, podemos ver cómo las vidas de dos familias se cruzan de la peor manera posible y con consecuencias inesperadas. Eso sí, tan solo daré alguna pincelada de la historia para no arruinar la experiencia.

29 de mayo de 1998, ruta 66 en Arizona, Estados Unidos. Una familia se encuentra en una parada durante su largo viaje a Misuri y quizás sea el único momento en el que todo es perfectamente normal. Un padre, controlado por nosotros, juega con su hija, el abuelo pasea al perro y mientras la madre se relaja durmiendo en el coche.

Con todo, las piezas en el tablero comienzan a moverse con conversaciones cotidianas, que nos van dejando miguitas de pan para recordar por qué hay tan mala relación entre suegro y nuera o las dudas de nuestro protagonista sobre si debe afrontar sus miedos. Por otro lado, tres hermanos se deciden a asaltar la casa del sheriff de la ciudad en una acción temeraria para hacerse con un buen botín. No valoran el riesgo, pues ya están acostumbrados al mundo del crimen.

As Dusk Falls

Lo que se encarga de poner encima de la mesa As Dusk Falls son personas que se sienten tremendamente reales. Son indecisos, avariciosos, bondadosos por momentos y valientes cuando no deben serlo. Con todo, somos nosotros quienes les empujamos en cada dirección con las decisiones que tomamos.

Si sois habituales de las aventuras narrativas de Supermassive Games, Telltale Games o Don't Nod, ya sabéis lo que toca. Aquí prima el escoger, el actuar, el pensar en muy poco tiempo cuál es la acción más acertada y que podría llegar a desencadenar. Pero a diferencia de lo que he probado en el género, la tensión es absolutamente constante.

La sorpresa como tónica

Y es que he sufrido jugando a As Dusk Falls, pero en el mejor sentido posible. En la mayor parte de las ocasiones, las opciones que te muestran parecen igualmente válidas y de ahí nace una indecisión brutal que debe resolverse en quince segundos o menos. Estoy hablando de rechazar o no a una persona de tu vida o si debemos atacar sin piedad por la espalda.

Para añadirle más dramatismo, el estudio ha encajado momentos cruciales como encrucijadas. Básicamente, hablamos de situaciones límite en el que la narrativa cambiará drásticamente según lo que decidamos. No contentos con hacerme morder las uñas, si aguantas un poco más de tiempo es posible que aparezca una nueva decisión que tomar. Un puzle constante en el que te sientes pieza fundamental y que alcanza un ritmo brutal en muy poco tiempo.

As Dusk Falls

Los giros de guion también forman parte del arsenal de Interior/Night, con puntos álgidos en forma de cliffhanger constantes. Para ello, nos traslada a otro momento con los mismos personajes y nos revela una intimidad, un secreto que no podíamos intuir. Tras ponernos semejante bomba en bandeja, nos devuelve al ruedo y hace que juguemos con el nuevo dato en mente.

Finalmente, tras finalizar cada capítulo, As Dusk Falls nos muestra qué resultados hemos obtenido. No hay calificación real, simplemente se resaltan nuestras cualidades, ya sean positivas o negativas. Además, un enorme mapa visual enseña todas las ramificaciones posibles con los porcentajes de jugadores que tomaron cada decisión. Con tantas bifurcaciones, la rejugabilidad apunta a ser bastante alta.

Aventúrate en compañía

Me lo he pasado de fábula jugando yo solo, pero es que la desarrolladora ofrece una experiencia radicalmente opuesta. Es posible jugar en formato multijugador con ocho usuarios simultáneos, de manera local o en línea (o una combinación). Por si fuera poco, ni siquiera hace falta saber controlar un mando o disponer de otro más para iniciar partida conjunta.

Con una aplicación complementaria, podremos jugar de forma sencilla, por lo que la accesibilidad está a la orden del día. Es muy permeable la obra a todo tipo de audiencias, con guías constantes sobre cómo se debe reaccionar a distintos eventos. No podemos sentarnos y mirar simplemente, tal y como sucede en The Quarry, pero se nos ponen muchas herramientas frente a nosotros y se nos explica qué podemos hacer con cada una de ellas.

As Dusk Falls

El trabajo de Interior/Night respira el ambiente de las grandes series estadounidenses y a todo ello ayuda una actuación de sus actores realmente formidable. La estética es la de una novela gráfica en movimiento, por lo que vemos en frames distintos las acciones de cada uno de los personajes. Fundamental y remarcable en este aspecto el doblaje al castellano, con voces de lujo.

Estoy atrapado en la red de As Dusk Falls y no quiero hacer más que enrollarme en ella tras dejarme con la miel en los labios. El 19 de julio todo estará listo para que, en Xbox Series X/S, PC, Steam y desde el primer día en Xbox Game Pass, salten las sorpresas.

Temas
Inicio