Compartir
Publicidad

'Batman Arkham Origins': análisis

'Batman Arkham Origins': análisis
59 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Contengo el aliento y me preparo para lo inevitable. Esta ciudad corrupta y al borde del abismo no podrá aguantar mucho tiempo más sin alguien dispuesto a hacer grandes sacrificios. Ese alguien soy yo, debo ser yo. Y no me importa sacrificarlo todo intentando dejar un mundo mejor que el que yo me encontré.

Ladrones, maestros del crimen organizado, pandilleros, esbirros… esta noche les visitará el murciélago y les hará revivir sus peores pesadillas. Llevan años atemorizando a la gente de Gotham pero hoy mirarán a los ojos de la muerte y suplicarán piedad. No la tendré. No puedo tenerla. Alguien debe ser más que un hombre, convertirse en un icono, un símbolo, en un miedo palpable contra el que no pueden luchar. Soy Batman y esta noche soy la ley. Bienvenidos a ‘Batman Arkham Origins’.

Reinterpretando al hombre murciélago en ‘Batman Arkham Origins’

Batman
Complicada papeleta con la que ha tenido que lidiar Warner Bros Montreal. Un juego de éxito que se ha convertido en franquicia debido al gran trabajo de Rocksteady en las dos primeras partes y que ahora enfrenta su tercera entrega cambiando de estudio de desarrollo pero prometiendo conservar la esencia.

¿Cómo seguir la pauta de un modelo que no has empezado tú y del que los fans no parecen cansarse? Es en esos momentos en los que un estudio de desarrollo debe tomar una complicada decisión. Seguir con los mismos mimbres que han convertido el juego en un éxito o proponer verdaderas novedades que mejoren la fórmula. Y eso es complicado.

Batman
Warner Bros Montreal ha partido con desventaja desde el principio. Para los usuarios el juego era y es de Rocksteady así que pasarlo a manos desconocidas siempre levantó suspicacias. Por fortuna no había motivos para tener miedo y aunque han intentado dar su propia pincelada de color al cuadro de ‘Batman Arkham Origins’ la sensación general es otra. Basicamente han seguido a pies juntillas todo lo aprendido en las dos anteriores entregas y han añadido matices.

Empezando por la historia, situada antes de los eventos del primer ‘Batman Arkham Asylum’ y que nos presenta a un Señor de la Noche que aún está pagando algunas novatadas. Bruce Wayne sólo lleva dos años siendo Batman y toda su ristra de villanos y enemigos está todavía por formar.

De hecho seremos testigos durante el juego de cómo se crean estos lazos de amor / odio que unen a Batman con algunos de sus mayores enemigos. No os puedo decir más, no me forcéis. ¿Un Batman principiante puede luchar contra el crimen? Y es que eso de principiante me lo he sacado de la manga. Este Batman reparte más duro que nunca, las batallas son coser y cantar desde el principio y la habilidad de romper un ataque enemigo y partirle posteriormente la cara es algo que sucederá cada dos por tres. Batman es, contra la mayoría de enemigos, sencillamente imparable, invencible.

Los controles del murciélago son exactamente los de siempre. Si os quedásteis con más ganas de repartir manteca en los dos primeros juegos esta entrega os vendrá como anillo al dedo.

Y es que la fórmula del juego es exactamente la misma que la que vimos en ‘Batman Arkham City’. Un entorno abierto, en esta ocasión la ciudad de Gotham, malos diseminados por el escenario y el murciélago corriendo de aquí para allá intentando desentrañar el hilo argumental mientras se suceden misiones de la trama y aventuras secundarias dispuestas para que aumentemos de nivel al personaje, desbloqueemos contenido o disfrutemos del placer de ajusticiar unos matones de tres al cuerto.

Algo que me ha llamado mucho la atención es la contundencia con la que Batman arremete contra sus enemigos. Ya sabemos que el señor de la noche no es precisamente como Superman y si se tiene que manchar las manos de sangre está dispuesto a hacerlo. Pero hasta un límite. Juraría que en este juego he visto al murciélago partir cuellos y asesinar a la espalda. Algo que en principio Batman no haría. Pero imagino que es un detalle que los que no son fans del murciélago pueden dejar pasar por mucho que a mí me haya sorprendido.

Una Gotham City sin vida

Batman
Curioso el cambio que se produce en esta tercera entrega. Puede parecer una nimiedad pero no lo es. Tanto ‘Batman Arkham Asylum’ como ‘Batman Arkham City’ tenían ese carácter de “sandbox” que tan bien le sienta a la saga y que se repite en este ‘Batman Arkham Origins’ pero con un cambio sustancial. En las dos primeras entregas era Batman el que se sumergía en un entorno acotado repleto de enemigos. Una isla o una parte de la ciudad abandonada, vallada y separada del resto en el que los malos campan a sus anchas.

Batman era el extraño en un entorno hostil y así se explicaba la ausencia de ciudadanos normales, coches, situaciones cotidianas… en definitiva, toda la vida que una ciudad normal podría tener y en cierto modo a todo a lo que nos han acostumbrado compañías como Rockstar con sus GTA’s. Aquello no eran ciudades normales.

Pero ahora paseamos por Gotham City y esto sí que es una ciudad normal. O mejor dicho, debería serlo. El juego nos cuenta que hay una tempestad y que las autoridades le piden a los ciudadanos que no salgan de sus casas. Y tan anchos que se quedan. Una ciudad vacia, completamente desierta, sin vida y sólo poblada por pandas de mafiosos de tres al cuarto que repiten vestuario.

No cuela, el entorno no tiene vida, está muerto por muchas lucecitas que hayan colocado. Y es una lástima ya que el esfuerzo artístico para presentarnos una Gotham atractiva es encomiable. Un entorno bonito, preciosista pero vacío y carente de vida por el que Batman salta de tejado en tejado.

‘Batman Arkham Origins’ es como ver una buena banda de covers

Batman Slade
Leía esa frase en un análisis inglés y no me la podía creer. No puede ser, pensaba, tienen dos juegos excelentes como base para no ser capaces de crear un tercero al nivel. Tan sólo con seguir los pasos de los dos anteriores ya tienen casi todo el trabajo hecho… y sin embargo, después de jugarlo, la suscribo al 100 por 100.

‘Batman Arkham Origins’ tiene buenos momentos y en general bebe completamente de las dos anteriores entregas pero carece de ese punto genial que tenían. Tendremos buenos momentos, pero no momentos excepcionales, de los que se te quedan clavados en la memoria.

Las pesadillas de Batman con la muerte de sus padres en el primer juego, el enfrentamiento contra Ra’s al Ghul en el segundo… momentos impactantes que consiguen elevar de categoría a un buen juego y convertirlo en un juego excelente. Todo en este nuevo Batman nos suena, lo hemos vivido antes de un modo parecido, es como una banda rockera de covers clavando un tema de AC/DC. Mola, suena bien y te hace pensar en lo grande que es la banda original. Aquí la banda original fueron los dos primeros juegos.

Y eso que en Warner Bros Montreal han intentado profundizar en el aspecto más olvidado del murciélago: es un gran detective. A veces llegaremos a zonas en donde ha ocurrido algo y mediante nuestro visor de detective lograremos reconstruir la escena del crimen y ver qué demonios había pasado. Es un añadido muy interesante (aunque se limite a hacernos pasear y pulsar sobre zonas de interés) que sin embargo se aprovecha muy poco durante el juego. Quizá incidiendo en ello hubieran conseguido encontrar su propia esencia.

Conclusión

Batman origins

‘Batman Arkham Origins’ es un muy buen juego y un más que digno heredero del trabajo de Rocksteady. Los fans del murciélago podemos estar contentos ya que si nos habíamos quedado con ganas de seguir impartiendo justicia al estilo Bruce Wayne tenemos un gran reto por delante.

Eso sí, esperábamos más. Del mismo modo que no podemos negar que sus grandes aciertos pasan por seguir respetando la fórmula de siempre, debemos quejarnos ante la falta de innovación o de riesgo asumida por el equipo de desarrollo.

En ese camino por intentar ser fiel a sus orígenes y entregar un producto del que los fans no recelasen se ha perdido la oportunidad de darle un nuevo giro a la saga. Un giro que en Rocksteady supieron darle a la secuela tras un brillante primer título y que nos ha dejado escenas y momentos para el recuerdo.

En esta tercera entrega disfrutaremos de nuevo con el murciélago, pero ni más ni mejor que antes.

8

Batman: Arkham Origins

Batman: Arkham Origins

Plataformas PS3, Wii U, PC y Xbox 360
Desarrollador Warner Bros. Games Montreal
Compañía Warner Bros. Interactive Entertainment
Lanzamiento Ya disponible (25 de octubre de 2013)
Precio 59,95 euros (En Amazon está a 51,13 euros)

Lo mejor

  • Un guión a la altura
  • Acción contundente y variada
  • Respeta el espíritu de anteriores entregas

Lo peor

  • Una Gotham City vacía
  • Poca innovación en la fórmula
  • Enemigos finales poco espectaculares

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio