Compartir
Publicidad
Probamos Blues and Bullets, uno de los juegos españoles más prometedores
Análisis

Probamos Blues and Bullets, uno de los juegos españoles más prometedores

Publicidad
Publicidad

Eliot Ness sirviendo cafés y tartas en un típico diner americano es uno de los grandes hallazgos de ‘Blues and Bullets’. Porque a la gente de A Crowd of Monsters, el estudio barcelonés responsable del juego, le va la marcha. Se han empeñado en seleccionar ciertos símbolos y personajes relevantes de la historia norteamericana para destrozarlos, lo cual, visto lo visto, es una idea maravillosa.

El título, su tercer trabajo después del divertidísimo ‘Sugar Kid’ para smartphones y del no tan acertado ‘Funk of Titans’ para Xbox One —un juego pensado para móviles que no acabó de cuajar en consola—, está a punto de desembarcar en la máquina de Microsoft con el primero de los cinco capítulos de los que consta. Después de haberlo probado ayer en un evento organizado por el estudio en Barcelona, he de decir que las sensaciones son muy buenas.

Aventura gráfica, sí, pero hay mucho más

Si habéis jugado a alguna de las últimas aventuras gráficas de Telltale Games como ‘The Walking Dead’ o ‘Game of Thrones’ ya tenéis una primera referencia sobre el tipo de juego que es ‘Blues and Bullets’. Y no sólo por su carácter episódico, sino por algunas de sus mecánicas. Lo mejor del asunto es que ACOM ha sabido despegarse lo suficiente de la fórmula —Telltale la está trillando en exceso en sus trabajos— añadiendo nuevos elementos la mar de interesantes, por no hablar de esa estética rompedora que mezcla blanco y negro con rojo.

Blues and Bullets Eliot Ness de camarero...

Eliot Ness, líder de Los Intocables y uno de los responsables de acabar con las operaciones de Al Capone en el Chicago de los años 30, se ve apartado de su nueva y apacible vida como camarero en un diner a raíz de la desaparición de una serie de niñas. Suficiente para saber que a partir de ahí todo van a ser problemas. De hecho la trama se retuerce hasta el punto de poder establecer algunas comparaciones con ‘Seven’, esa obra maestra de David Fincher.

Una de las mecánicas del juego se basa en la investigación pura y dura: entramos en la escena de un crimen, buscamos todas las pistas posibles y en el típico tablero con chinchetas de toda la vida iremos estableciendo conexiones hasta dar con la solución. No es complicado, está bien planteado y al resolver el puzzle veremos una recreación muy espectacular sobre lo sucedido.

Además de resolver puzzles de todo tipo y de llevar a cabo investigaciones, ‘Blues and Bullets’, haciendo honor a su nombre, tiene fases de acción en las que debemos meternos de lleno en tiroteos. Están resueltas de forma que todo el mundo pueda acercarse a ellas aunque nunca antes haya jugado a un título de disparos en tercera persona. Para ello Ness avanzará de forma automática hasta las coberturas. Una vez parapetado podemos asomarnos para disparar o cambiar a otra cobertura. Ness seguirá adelante solo hasta el siguiente punto cuando hayamos eliminado a esos enemigos. Es una mecánica sencilla, pero funciona porque 1) en realidad no es un juego de tiros y 2) sirve para romper el ritmo pausado de las investigaciones y resolución de puzzles.

Blues and Bullets

Y sí, también hay toma de decisiones. Algunas las tendremos que tomar rápidamente, otras no. Algunas influyen en el desarrollo del juego, otras no tienen consecuencias más allá de la situación que producen en ese momento. Os lo dije antes: en este sentido es un concepto muy similar al de otros juegos de este tipo como los de Telltale Games o el más reciente ‘Life is Strange’ desarrollado por Dontnod.

Conclusiones

Tiene una historia interesante, personajes conocidos, una estética rompedora y añade nuevas mecánicas a la fórmula de aventura gráfica a la que Telltale Games nos ha acostumbrado. Y tranquilos, las voces están en inglés, pero los subtítulos y los textos vienen en perfecto castellano.

A falta de poder probar la versión final —la actual todavía tiene algunos fallos menores por corregir— y, sobre todo, de poder jugar a los cinco capítulos para ver qué nos espera y cómo de desarrolla la más que interesante trama planteada desde sus primeros minutos, este ‘Blues and Bullets’ apunta muy alto. Apunta a convertirse en un juego capaz de despuntar en el catálogo de independientes de la Xbox One. También llegará a PC a través de Steam, aunque no sabemos todavía si el lanzamiento será simultáneo o primero aterrizará en consola para dar el salto a PC más adelante.

No podemos más que alegrarnos de poder contar con un juego español de esta factura en una consola como la Xbox One. Atentos porque en julio, todavía sin fecha final, llega el primer capítulo.

Sitio oficial | Blues and Bullets

R. Márquez, editor de VidaExtra, forma parte del equipo de desarrollo de A Crowd of Monsters.
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio