Compartir
Publicidad

'Borderlands', primer contacto

'Borderlands', primer contacto
Guardar
25 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El pasado jueves fuimos invitados por 2K Games a probar en exclusiva y durante más de una hora el videojuego ‘Borderlands’, un desarrollo de Gearbox Software para PC, Xbox 360 y PS3 que tiene la intención de ser el primer título de una futura saga.

¿Y qué nos encontramos? Pues un shooter muy distinto a lo que estamos acostumbrados a ver, que si bien es cierto que toma elementos ya vistos en otros juegos (como la ambientación post-apocalíptica o la incorporación del componente rolero) lo cierto es que lo hace de una forma lo bastante diferente como para ser destacado por méritos propios.

Desarrollo y ambientación

La historia de ‘Borderlands’ nos traslada a un futuro lejano y un planeta situado en el borde de la galaxia llamado Pandora. En dicho planeta tuvo lugar en el pasado una especie de “fiebre del oro” en la que multitud de colonos de todas partes del espacio llegaron en busca de los vastos recursos minerales que se suponía que poseía el planeta. Sin embargo, todo eso es cosa del pasado. Los que tenían dinero, abandonaron el planeta, y la población restante derivó en el caos y la desorganización.

Borderlands - Ambientación

Sin embargo el planeta, fiel a su nombre, alberga en algún lugar de su territorio una “caja” llena de tecnología alienígena que dará al que lo encuentre un poder casi ilimitado. Esto, claro está, no es más que un rumor extraído de una transmisión de radio interceptada. El problema es que nadie sabe donde esta la caja y los que realizaron dicha transmisión radiofónica fueron eliminados en el acto por algún tipo de fuerza misteriosa. Nuestro personaje, según el que elijamos, llegará al planeta por un motivo u otro y se verá finalmente envuelto en dicha búsqueda.

Así pues, no nos encontraremos con un planeta desierto, sino que habrá multitud de puestos en los que comprar y vender armas, munición, medkits… e intercambiar información con los lugareños, que a su vez nos proporcionarán misiones secundarias. Pandora es un planeta peligroso, lleno de saqueadores, criaturas extrañas y colonos que simplemente han perdido la cabeza.

Borderlands - Saqueadores

El planeta Pandora es un universo post-apocalíptico que recuerda poderosamente al de películas como ‘Mad Max’ o juegos como el propio ‘Fallout 3’. Parajes desérticos, cobertizos de chapa que parecen estar a punto de caerse en pedazos y saqueadores armados en cada esquina. Desde luego, este planeta no es lo que llamaríamos el destino ideal para unas vacaciones.

En cuanto al estilo gráfico, como podréis apreciar en las capturas de pantalla, es básicamente realista, aunque se ha optado por dotar al mismo de ciertos toques de cel-shading que se traducen en contornos marcados de personajes, estructuras y enemigos.

Rol en primera persona

Quizá la mejor manera de definir ‘Borderlands’ sea por comparación. A diferencia de ‘Fallout 3’ o ‘Mass Effect’, que son RPGs con toques de FPS, ‘Borderlands’ es un FPS cooperativo con toques de RPG. Nuestro personaje irá subiendo de nivel a medida que nos enfrentemos a enemigos más poderosos, lo cual nos permitirá aumentar su salud y habilidades, así como acceder a armas y escudos más potentes.

Sobre este punto, el de las armas, cabe destacar que existen aproximadamente 11 millones de armas diferentes. Evidentemente, esta desproporcionada cifra es fruto de la mera estadística, resultado de analizar todas las variables que operan en las armas del juego. Así, tomando como ejemplo una de las pistolas disponibles (en cuanto a su aspecto exterior) podemos encontrarla con distinto daño, rango de fuego, velocidad de disparo o capacidades especiales (como balas incendiarias). Estos parámetros se basan en un sistema de generación procedural aleatoria, por lo cual cada vez que juguemos las armas que encontremos serán diferentes. Y evidentemente, a medida que avanzamos en la partida iremos encontrando armas más y más poderosas o que requieran más nivel para usarlas. Por comparar una vez más, es algo similar al sistema de generación de objetos utilizado en la saga ‘Diablo’.

Borderlands - Disparo

Con los personajes ocurre lo mismo. Al iniciar la partida podemos elegir entre cuatro personajes diferentes, elección que no es meramente estética ya que cada uno tiene habilidades totalmente diferentes. Asimismo, y dependiendo de como gastemos los puntos de experiencia que obtendremos al subir de nivel, junto a las clásicas mejoras de salud, escudo, etc. cada personaje puede evolucionar en tres ramas con habilidades claramente diferenciadas. Estos son los cuatro personajes jugables:

  • Mordecai: La definición más adecuada de este personaje es que es un “sniper”, que tiene preferencia por las armas de largo alcance. A medida que avancemos en el juego podremos evolucionar hacia habilidades que permiten, por ejemplo, el equipo obtenga más daño de los headshots, o le dan la habilidad invocar a una especie de pájaro que ataca a los enemigos y convierte todo el daño provocado a estos en salud para nuestro personaje.
  • Roland: Un soldado altamente entrenado, que puede evolucionar, entre otras vertientes, hacia habilidades curativas. Por ejemplo, en nuestra partida Roland tenía una habilidad muy especial: sus disparos de “fuego amigo” sobre otros miembros del equipo tenían la habilidad de restaurar su salud. También podemos, no obstante, elegir evolucionarle en otras ramas, como la del liderazgo, que aumenta la experiencia que obtienen todos los miembros del equipo con cada combate.

Borderlands - Cooperativo

  • Lilith: Es, por así decirlo, la “maga” del grupo, con multitud de poderes especiales como su habilidad para aumentar el rango de fuego del equipo o la capacidad de crear “burbujas temporales” con las que ralentizar el avance enemigo. Y para más inri, también cuenta, entre los poderes que podremos desarrollar, con la habilidad de volverse invisible.
  • Brick: El personaje “bruto” que hay en todo juego que se precie. Su estilo es el más directo de todos, ya que su habilidad especial es la de entrar en un modo “berserker” en el que podemos emprenderla directamente a puñetazos con los enemigos.

Por último, cabe destacar que este sistema de “generación aleatoria” también afecta en menor medida al mapeado del juego, y aunque la base del mismo permanecerá invariable, el juego colocará aleatoriamente bunkers, enemigos o cavernas que podemos explorar.

Jugando en equipo

‘Borderlands’ es un juego pensado para ser disfrutado especialmente gracias al modo cooperativo para hasta cuatro jugadores (aunque cuenta, evidentemente, con el consabido modo para un solo jugador). Todo en él está pensado para que así sea, desde las habilidades especiales de los personajes (ya que muchas de ellas benefician a todo el grupo) hasta el propio sistema de juego en sí, ya que el dinero que recaudamos es común y los puntos de experiencia siempre se reparten a partes iguales, sea quien sea el que elimine al enemigo. Y sí, tiene modo para dos jugadores a pantalla partida.

Existe asimismo un modo de “Duelo” que podemos activar en cualquier momento de la partida, en el que el escenario en que nos encontremos quedará cercado por una especie de escudo de energía y nos veremos abocados a eliminar a nuestro compañero (sin consecuencias sobre la partida en sí, es una mera distacción). Existen también algunas arenas de batalla al margen del juego principal, pero esto no es más que un pequeño añadido y no el verdadero fuerte del juego. Así que si esperáis un modo ‘Deathmatch’ en toda regla, no busquéis en ‘Borderlands’ ya que no cuenta con nada parecido. Este es, eminentemente, un juego de cooperación más que de enfrentamiento.

Borderlands - Cooperativo 02

Asimismo, el juego cuenta con un modo de “asiento caliente”, de modo que podemos unirnos en cualquier momento a la partida de un amigo (ya sea en local o online) lo cierto es que esto no es muy recomendable a no ser que tengamos personajes de nivel similar, ya que de lo contrario seremos más un estorbo que una ayuda. Un personaje de nivel 5 en misiones o partes del juego avanzadas es, simplemente, un blanco móvil.

Por suerte en 2K tenían ya preparados dos personajes con exactamente el mismo nivel, que fueron los que usamos durante nuestra partida de prueba. En dicha partida, tuvimos la ocasión de realizar algunas de las muchas misiones secundarias que tenemos disponibles durante el juego. En este punto es también donde el título se diferencia de un FPS normal y corriente, ya que aquí no todo se limita a avanzar sin más, sino que hay muchas misiones alternativas que podemos elegir tomar (y nos conviene, ya que eso nos permitirá subir de nivel y, en definitiva, tener un personaje más poderoso con el que afrontar las misiones principales). En total hay unas 160 misiones, 30 misiones principales y 130 misiones secundarias.

Borderlands - Brick

Las misiones secundarias nos las entregarán diversos personajes repartidos a lo largo y ancho de cada mapa. En nuestro caso, nos encontrábamos en un páramo semi desierto con algunos cobertizos aquí y allá, así que realizamos un par de misiones sencillas, consistentes en atropellar a las alimañas que vagaban alrededor del paraje, o derribar a una bandada de “pájaros” (por llamar de alguna forma a dichas criaturas) para poder encender unas turbinas que generaban electricidad.

También probamos otra misión, mucho más frenética, consistente en introducirnos en una especie de “coliseo” construido con materiales precarios, en el que debíamos enfrentarnos a varias oleadas de enemigos sin ser eliminados. Nuestros personajes tenían nivel 16 en nuestra partida de prueba, y dicha misión estaba recomendada a partir del nivel 18, así que creedme si os digo que no resultó nada sencillo superarla.

Conclusiones

En general, nuestro primer contacto con ‘Borderlands’ ha sido muy positivo. El juego tiene pinta de ser una aventura larga y compleja. El hecho de incorporar un alto componente de RPG promete tenernos enganchados a la pantalla durante horas, intentando conseguir esos últimos puntos de experiencia que nos faltan para subir de nivel.

La ambientación está muy conseguida, y el que nos guste o no ya dependerá de si nos atraen los paisajes post apocalípticos. El único punto negativo es que los enemigos son muy similares entre sí, al menos en el mapa que pudimos probar. Y dado que solo jugamos uno de los mapas, no nos atrevemos a afirmar esto como un defecto general del juego.

Borderlands - Al ataque

Como último punto negativo, quizá, apuntaríamos la excesiva complejidad de control que alcanzan este tipo de juegos (algo que también le ocurría a ‘Mass Effect’) en los que hay que manejar una buena cantidad de menús con los botones de un mando de consola. Así, ante la escasez de botones, incluso los dos joysticks analógicos se emplean para ciertas acciones (recordemos que pueden ser pulsados). No obstante, como ocurre en cualquier título, después de un par de horas de juego estaremos totalmente acostumbrados.

Por lo demás, estamos ante uno de los juegos más interesantes de este final de año. La incorporación de aleatoreidad y componentes de RPG lo hacen altamente rejugable (de hecho, es muy difícil llegar al máximo nivel en la primera partida) por lo que se convierte en un título ideal si buscamos un juego largo que nos entretenga durante meses, gracias a sus 70 horas de juego (realizando todas las misiones secundarias). Esperamos ofreceros un análisis más exhaustivo cuando salga a la venta, el próximo 20 de octubre.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos