Compartir
Publicidad

'Castlevania: Harmony of Despair'. Análisis

'Castlevania: Harmony of Despair'. Análisis
40 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un ‘Castlevania’ en 2D, exclusivo de XBLA, y con modo cooperativo para hasta seis personas. Parecía una broma, pero no. ‘Castlevania: Harmony of Despair’ es toda una realidad que lleva entre nosotros desde el pasado miércoles. Un título que se podría considerar en sí mismo un boss rush mode para ser disfrutado en compañía. Si nos seduce la idea, ya tenemos parte del terreno ganado.

De no ser así, el estilo a medio camino de los primeros ‘Castlevania’ con los que siguieron los pasos del ‘Symphony of the Night’ (metroidvania, como los suelen llamar) tal vez nos seduzca aún más. Ya que si buscamos un ‘Castlevania’ con historia y duradero más nos vale mirar para otro lado. Pero aún así, sería muy injusto decir solamente eso de este ‘Harmony of Despair’, así que conozcamos todas sus virtudes y defectos en este análisis.

A pesar de su naturaleza, he de aclarar desde el inicio que este ‘Castlevania: Harmony of Despair’ se puede jugar en solitario. Aunque claro, de esta forma nos vamos a aburrir más. Aunque por contra se nos hará más duradero.

La premisa básica de esta aventura es eliminar al jefazo de turno en el menor tiempo posible. Habrá seis fases en total (un número muy escaso), y en cada una tendremos un límite de 30 minutos para superarlas. Tendremos parte del bestiario clásico de los ‘Castlevania’, con sus zombies al inicio, sus murciélagos, sus armaduras con hacha, sus ojos espía, sus hombres pulga (los odio, no paran quietos), sus mímicos… En definitiva, los más reconocibles, formando un escueto compendio de monstruos que asciende a 51 tipos diferentes, contando los seis enemigos finales. Uno de ellos nuevo en la saga, o al menos no lo recuerdo, con un tamaño de lo más exagerado.

Castlevania: Harmony of Despair Cooperation

Castlevania: Harmony of Despair

Pero la gracia, en cualquier caso, de ‘Castlevania: Harmony of Despair’ radica en su modo cooperativo para hasta seis personas, aunque lo curioso es que solamente tenemos cinco personajes donde elegir. Y por supuesto, debido a esto podemos repetir personajes. Como si todos llevan a Alucard (cosa no tan extraña…). Además del citado Alucard, del ‘Castlevania: Symphony of the Night’, tendremos a Soma Cruz, del ‘Castlevania: Aria of Sorrow’, Jonathan Morris, del ‘Castlevania: Portrait of Ruin’, Shanoa, del ‘Castlevania: Order of Ecclesia’, y Charlotte Aulin, del ‘Castlevania: Portrait of Ruin’. Todos ellos con los mismos píxeles que recibieron en sus mencionadas aventuras.

De hecho, gráficamente este ‘Castlevania: Harmony of Despair’ parece un homenaje a todos ellos debido al refrito de escenarios, ya que no percibiremos ningún cambio reseñable tanto en personajes, escenarios o enemigos. Ahora bien, en cuanto a la música seguiremos escuchando cortes muy de la saga, aunque con unos arreglos que a mí no me han terminado de convencer del todo, especialmente si los tengo que comparar con otros de la saga, los cuales eran sobresalientes.

En cuanto al estilo de juego, como he adelantado al inicio, anda a medio camino entre dos estilos de ‘Castlevania’ en 2D. A pesar de que todos los personajes elegibles pertenecen a títulos de la saga que se consideran metroidvania debido a la exploración del mapeado y la experiencia en plan RPG, no contaremos precisamente con esto último. No habrá experiencia. De ahí que se parezca también a los primeros ‘Castlevania’, mucho más difíciles. Aunque para compensar la ausencia de experiencia contaremos con una tienda en la que podremos comprar armas y equipamiento que nos suba los parámetros de ataque, defensa, magia y suerte, amén de la vida y barra de magia. Pero habrá pocas cosas en la tienda y la mayor parte de objetos la obtendremos de los enemigos. Habrá, además, paredes falsas en las que obtener comida, un hecho que no podía faltar en la saga.

Seis personajes, distintos modos de afrontar la aventura

Castlevania: Harmony of Despair

Por lo tanto, la única manera de hacernos fuertes es conseguir equipamiento más potente y mejorar algunas de habilidades y magias de nuestros personajes, bien sea por uso de ellas o por acumulación de pergaminos/almas. Cada personaje, como habréis imaginado, conservará buena parte de las habilidades que tuvieron en sus aventuras originales. Así Soma Cruz robará las almas de los enemigos gracias a la suerte, o Shanoa arrebatándoselas cuando utilicen magia. Charlotte lo hará mediante su escudo, Jonathan mediante la obtención de pergaminos, al igual que el sempiterno Alucard. Pero cada uno con habilidades únicas, además de las que tienen de base. Por ejemplo este último contará con la transformación en niebla, aunque mucho más limitada que en el ‘Symphony of the Night’. Y a su vez, cada uno podrá equiparse con unas determinadas armas. Jonathan tendrá el látigo, Shanoa y Charlotte potenciarán más sus magias, Alucard a su vez tendrá un mayor arsenal a su disposición… Encontrar el que más nos guste no será tarea difícil.

Lo único que nos preocupará será medir bien los golpes y las distancias con los enemigos, especialmente contra los jefazos de nivel, y estar muy al tanto del tiempo, ya que no habrá pausa, ni siquiera jugando en solitario. En cooperativo, por cierto, podremos revivir a nuestros aliados por medio del agua vital desperdigada por el escenario, habiendo un número limitado por cada fase. Una vez muertos, nuestros aliados (o nosotros, siempre que estemos junto con más gente) se convertirán en esqueletos. Si en ese estado vuelven a morir se descontará tiempo, así que ojo. Aunque para ojo, el de las distintas vistas que tendremos, desde la cercana (la de toda la vida), a la lejana (foto superior). Todo un puntazo.

Aparte del modo campaña, que sería un boss rush mode de toda la vida, tenemos un modo de supervivencia contra el resto de compañeros, pero es bastante flojo a mi parecer. Un escenario de dimensiones reducidas con demasiada comida de por medio hacen que los combates se puedan alargar innecesariamente. No tiene ningún aliciente que nos convenza a jugarlo más veces. Al contrario que el modo campaña, porque intentaremos conseguir una mejor arma, un alma de ese enemigo que se nos resiste… O por desbloquear el modo difícil al completar la aventura por defecto, en la que obtendremos muchos más objetos.

Aunque de todas formas se me antoja una aventura un tanto corta. Cuenta con el aliciente del modo cooperativo a seis bandas, sin lag alguno, un estilo clásico en 2D, y en definitiva el sabor añejo a ‘Castlevania’. Pero podría haber dado más de sí. Un título recomendable para fans de la saga.

Ficha Técnica: Castlevania: Harmony of Despair

Castlevania: Harmony of Despair
  • Plataformas: Xbox 360 (XBLA)
  • Editor: Microsoft
  • Desarrollador: Konami
  • Lanzamiento: Ya disponible
  • Precio: 1.200 MS (15 euros)

Vídeo | Youtube

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio