Compartir
Publicidad

'Charlie Murder': análisis

'Charlie Murder': análisis
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

'Charlie Murder' es el segundo título que ha escogido Microsoft Studios para promocionar el nuevo Xbox Live Summer of Arcade 2013, y el único exclusivo de esta tanda veraniega que se inició con ese cuento de fantasía que tan buen poso nos ha dejado como es 'Brothers: a Tale of Two Sons'.

Obra de Ska Studios ('The Dishwasher'), su estilo es diametralmente opuesto al trabajo de Starbreeze Studios, tanto por género como por estética, banda sonora, y mucho más. 'Charlie Murder' es sucio, es satánico, va a su bola, como reza su pantalla de carga. Es otro rollo que pasamos a analizar.

La segunda juventud del género beat'em up

Charlie Murder

Para empezar 'Charlie Murder' pertenece al género beat'em up, un género que está viviendo su segunda juventud esta generación, tanto a la hora de rescatar clásicos de los noventa, como los 'Dungeons & Dragons' de Capcom, como a la hora de aportar frescura en su mecánica como hemos visto en el sobresaliente 'Castle Crashers'. Ska Studios ha tomado como referencia el trabajo de The Behemoth y le ha dado su toque personal, impregnándole un apartado visual muy rockero.

Esto tiene su explicación, ya que experimentaremos un auténtico apocalipsis de punk rock entre dos bandas. La del protagonista de esta historia, Charlie Murder, y la de los metaleros Gore Quaffer, a los que tendremos que hacer frente junto a sus malvados seguidores. Lo curioso es la forma en que que 'Charlie Murder' nos irá contando la historia entre ambas bandas, centrándose especialmente en sus líderes. Hay mucha miga entre ellos y el desenlace nos tiene alguna que otra sorpresa guardada.

Como hemos visto en el citado 'Castle Crashers', o en el más reciente 'Double Dragon Neon', aquí repetiremos la fórmula de "yo contra el barrio", pero pudiendo ganar experiencia y habilidades por el camino. Cuenta con un ligero toque RPG que queda patente nada mas seleccionar a nuestro personaje: Charlie, el líder, es de estilo berzerker; Lester, mago; Tommy, chamán; Rex, tanque; y Kelly, hipnotizadora. Lo curioso es que, pese a que la banda la compongan cinco miembros, tan solo podremos jugar cuatro a la vez, tanto de modo local como online. Ninguna pega, en cualquier caso.

Estos juegos siempre han ganado en compañía de otros, y aquí no es la excepción, aunque también se disfrute la aventura en solitario. Pero de este modo nos estaremos perdiendo el poder revivir a nuestros aliados (el sistema es bastante original y efectivo, jugando con los sticks), o el realizar un ataque en grupo más demoledor (en solitario también podemos, pero es más automático y limitado).

El peculiar estilo de 'Charlie Murder'

Charlie Murder

A pesar de que en lo personal el apartado gráfico de un juego siempre me ha parecido muy secundario, el estilo desaliñado de 'Charlie Murder' ha motivado que no disfrutase tanto el camino como otros títulos de este corte. Todo es muy feo, muy sucio, muy tosco. Pero está hecho adrede. Va con ese espíritu punk que defiende Ska Studios. El problema es que ese espíritu también se extiende al apartado jugable. Pero no me entendáis mal, este beat'em up cumple con creces a la hora de movernos y combatir. El problema más bien es cuando juega con otros estilos, ya que en él veremos unos cuantos minijuegos, siendo la mayoría muy tediosos. Suelen aparecer entre algunas fases, a modo de transición, y tendremos desde pruebas musicales pulsando los botones A, B, X e Y siguiendo el ritmo, hasta otros en plan shoot'em up, o incluso simulando a Tony Hawk con un skate.

A veces rompen un poco con el juego, aunque por suerte suelen ser cortos. También en algunas ocasiones se complementarán con flashbacks para conocer un poco el motivo del enfrentamiento entre las bandas Charlie Murder y Gore Quaffer, pero a pesar de ello será inevitable que por momentos necesitemos desconectar, ya que todo eso, sumado al hecho de que 'Charlie Murder' no es un beat'em up corto, con algunas partes demasiado recargadas de enemigos, hagan que necesitemos un respiro. Se agradece, al menos, que podemos volver sobre nuestros pasos, sin esa barrera invisible de los títulos de antaño, e incluso volviendo a repetir cualquier zona desde el mapa principal. En parte porque habrá zonas ocultas con interesantes premios, siendo necesario para algunas estar equipados con algún objeto especial, como para poder bucear sobre el agua.

Frente a los minijuegos, un aspecto que en lo personal me ha parecido que sobra, me ha llamado también la atención el flojo apartado musical, salvo contadísimos temas, aparte de hacerse bastante repetitivo. Me esperaba más sabiendo que iba a girar en los estilos punk y metal. Una pena.

Lo que sí me ha gustado, y que le da un toque bastante personal, es a la hora de gestionar nuestro inventario y estadísticas. Casi todo lo haremos desde un Windows Phone, pudiendo consultar (cuando no hay enemigos por la zona) nuestros parámetros de fuerza, velocidad, defensa y Anar-kí-a, la bandeja de entrada de nuestro correo, con mensajes en plan tutorial o comentarios de parte de la banda rival, nuestros seguidores de Twitter (aquí squi.iddl.us), que viene a reflejar nuestra experiencia, o sacar fotos para desbloquear objetos de los códigos QR u otros elementos distintivos de cada fase. El tema inventario lo gestionaremos de otro modo, pero también de forma dinámica. Al principio es un lío, pero después resulta algo manejable. No es perfecto, pero sí original.

Repartiendo hostias como panes con todo

Charlie Murder

'Charlie Murder' es muy heavy. Y muy gore. No es apto para todos los públicos, desde luego. Porque aquí cuando matamos a un enemigo éste, por lo general, deja su cerebro o su cabeza, o sus propios brazos, y podemos utilizarlos como arma. Incluso algunos enemigos comen los cerebros de sus compañeros caídos para recuperar vida. Y cuando hemos comprado la habilidad, hasta podremos comernos los corazones de los demás para recargar un poco de vida. Aquí veremos mucha sangre, mucho aplastamiento de cabezas, mucho desmembramiento, y mucho objeto para utilizar como arma.

Podemos destrozar un vehículo para utilizar sus ruedas como arma arrojadiza, podemos coger una motosierra para cortar en rodajas enemigos, o bien optar por armas de fuego, que también las habrá, y con bastante variedad, además. Donde no resulta tan variado es a la hora de los ataques cuerpo a cuerpo, ya que todo se resume en unos pocos y casi siempre optaremos por lo más efectivo, como lanzar al enemigo por los aires con Charlie, hacerle un combo aéreo y rematarlo con una llave impactándolo con violencia en el suelo. Y ya que mencionamos el aire, la cara y la cruz del salto: si no hay obstáculos de por medio no tendremos ningún problema, igual que para esquivar enemigos (también podremos cubrirnos en el suelo, y si lo hacemos en el momento exacto podremos propinar una contra), pero si tenemos que sortear plataformas... es un caos que nos hará perder mucha vida.

Siguiendo un poco con las habilidades de los protagonistas, otro toque personal de 'Charlie Murder' viene dado por los tatuajes, porque es la forma por la que ha optado Ska Studios para desbloquear habilidades especiales que consumirán anar-kí-a. Podremos tener cuatro equipadas a la vez, y cada una contará con su propia barra de anar-kí-a. Y os lo aseguro, serán todo un seguro de vida.

En definitiva, haciendo balance, 'Charlie Murder' es un más que digno representante de los beat'em ups, aunque no sea el más bonito. Va a su bola, y pese a que parezca lo contrario, es más largo que la media, aunque eso, irónicamente, juegue a veces en su contra por lo tediosas que son algunas fases. Guarda en su interior más de una sorpresa, como el guiño de Saw, por lo que seguramente satisfará al tipo de público al que le vayan las emociones fuertes. O al típico pasota.

Plataformas: Xbox 360 (Xbox Live Arcade) Desarrollador: Ska Studios Distribuidor: Microsoft Studios Lanzamiento: 14 de agosto de 2013 Precio: 9,49 euros

Sitio oficial | Charlie Murder

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio