Publicidad

Cómo es jugar a Fortnite en PS5
Análisis

Cómo es jugar a Fortnite en PS5

Epic prometió que Fortnite, su éxito más atronador hasta la fecha, estaría listo para lucir mejor que nunca en las nuevas consolas desde el primer día. Y así ha sido. La PS5 no ha aterrizado en nuestro país todavía (llega el 19 de noviembre, aquí tienes distintas opciones para reservar la consola, aunque está complicado), pero dado que salió en otros mercados el pasado 12 de noviembre, la versión mejorada de Fortnite para la nueva consola de Sony ya está disponible. Después de haberla probado durante un buen puñado de horas, os cuento lo que me ha parecido.

Vaya por delante que, salvo en lo relativo al DualSense, razón principal por la que quería comprobar qué tal es jugar a Fortnite en PS5, todo lo demás es igual en Xbox Series X.

Un espectáculo visual

Empezando por lo más evidente a simple vista, lo cierto es que echarse unas partidas a Fortnite en consola a 4K y 60fps es una experiencia maravillosa. Yo venía de jugarlo en una Xbox One X, donde ya había notado una mejora con respecto a la versión de Xbox One desde el primer momento, pero la versión para las nuevas consolas luce espectacular.

Fortnite Capturado en PS5

Fortnite siempre ha sido un juego muy pintón a nivel visual y, a lo largo del tiempo, ha ido aumentando su belleza con la introducción de nuevas zonas y biomas. Más allá de los edificios de las distintas zonas que han ido apareciendo y desapareciendo del mapa con cada temporada, todo lo relacionado con la naturaleza es capaz de dejarte sin aliento en las nuevas consolas.

Detalles como la hierba meciéndose con el viento, el agua y sus reflejos o el fuego han sido mejorados para ofrecer un mayor grado de realismo. Podría parecer que en un juego con un apartado artístico que huye del realismo este tipo de cosas no importan, pero a la hora de la verdad cada detalle cuenta y el mapa se siente mucho más vivo que antes.

A nivel de resolución ya os digo, los 4K lucen de maravilla, y en cuanto a la tasa de frames no he notado ni una sola bajada durante mis partidas. Los 60fps constantes, después de llevar semanas jugando tanto en PS5 como en Xbox Series X a un buen puñado de juegos, han venido para quedarse y funcionan como un tiro.

Y hablando de rendimiento, no quería dejar pasar la ocasión de comentar que ni la PS5 ni la Xbox Series X hacen el más mínimo ruido cuando están ejecutando Fortnite. Antes, cuando lo jugaba en la Xbox One X, podía escuchar el ventilador de la consola poniéndose a tope y con picos verdaderamente molestos, lo que a su vez derivaba en unas buenas cantidades de calor expulsado. Por suerte, le hemos dicho adiós a eso.

Fortnite Capturado en PS5

Por cierto, para los que estuvierais esperando poder jugarlo 120fps hay malas noticias: por ahora no es posible, el máximo es 60fps. En principio esta posibilidad se ofrecerá en un futuro.

¿Cómo usa Fortnite el nuevo DualSense de PS5?

Aquí es donde los caminos de la versión de PS5 y Xbox Series X de Fortnite se separan, ya que Epic ha aprovechado algunas de las nuevas funcionalidades que ofrece el DualSense y es donde la experiencia se convierte en algo distinto. No demasiado, porque Epic no le ha sacado todo el jugo a las posibilidades del mando por ahora, pero algo hay.

En la versión de PS5 entran en juego la vibración háptica y los gatillos adaptativos, aunque todo de forma muy tímida. Estaremos de acuerdo en que Fortnite no necesita ser realista, pero el uso de los gatillos adaptativos se ha reducido a ofrecer un poco de resistencia a la hora de disparar, lo justo como para que haya un click que simula un gatillo real antes de poder presionarlo hasta abajo. En todas las armas funciona prácticamente igual. Si hay alguna diferencia yo no la he notado de forma evidente y tanto si estoy usando una escopeta como un fusil automático ofrece el mismo tipo de comportamiento.

Fortnite Capturado en PS5

Como ejemplo contrapuesto está el nuevo Call of Duty Black Ops Cold War. En el juego de Treyarch, los gatillos se comportan de forma distinta con cada una de las armas. Es lo que comentaba antes: Fortnite no necesita este nivel de realismo, pero hubiera estado bien algo más de diferenciación entre armas, al menos entre las más alejadas entre sí. Quizás en una futura actualización Epic decide introducir más novedades en este sentido.

A nivel de vibración háptica sí podemos experimentar diferencias sutiles entre disparar a lo bruto con una escopeta o usar un subfusil con silenciador. No me ha parecido notar tampoco un cambio abismal como para alucinar con ello, pero ahí está. Por otro lado, cada vez que recogemos cualquier arma, objeto o material, se produce una pequeña vibración en la parte izquierda del mando. La única explicación que le encuentro a que no vibre todo el mando por igual es que se trata de un pequeño detalle a modo de confirmación de que has recogido algo sin que se convierta en algo molesto.

Fortnite Capturado en PS5

Es una lástima que por ahora no se le haya sacado más partido al DualSense. El uso de la vibración háptica podría haber venido de lujo a la hora de usar vendajes, con una vibración sutil que pudiera dar la sensación de estar envolviendo el brazo con la tela, o al beber pociones, por comentar un par de casos no relacionados con las armas. Y si esas pequeñas acciones fueran acompañadas de sonidos a través del altavoz del mando tampoco hubiera estado mal. De hecho, el altavoz del DualSense no se usa para nada en Fortnite.

No quiero dar la sensación de que, simplemente por estar ahí disponibles, Fortnite debería hacer uso de todas las cucamonadas que trae el DualSense. Seguramente sería contraproducente y ahí puedo estar del lado de Epic al no abusar de todo esto. Pero también es cierto que, sin tener que meterlo todo con calzador, hay pequeños detalles que podrían funcionar bien. En todo caso, como decía antes, lo más probable es que Epic vaya mejorando el uso del DualSense con el tiempo.

Buena mejora en los tiempos de carga

Jugar a Fortnite en PS5 o Xbox Series X es, como no podría ser de otra forma, mucho más rápido gracias a la combinación de SSD, CPU y software integrado. La versión para las consolas de la anterior generación no es precisamente un ejemplo de velocidad. No llega a tener cargas tan larguísimas como las de Destiny 2, pero en PS4 y Xbox One Fortnite se toma su tiempo en arrancar. El minuto y medio no se lo quita nadie, mientras que en PS5 y Xbox Series X podemos llegar al lobby del juego en poco más de 40 segundos.

Fortnite Capturado en PS5

No solamente se ha mejorado el tiempo de carga durante el arranque, sino que he notado cómo el juego es más rápido al unirse a las partidas y además, una vez que ya estás sobrevolando la isla en el bus, mientras decides cuándo saltar y a dónde ir, el mapa y sus texturas han cargado por completo. Ya no hay efectos extraños mientras desciendes desde el cielo ni texturas que aparecen como por arte de magia después de haber tocado tierra.

La opinión de VidaExtra

Jugar a Fortnite en PS5, así como en Xbox Series X, es un gustazo, no puedo decir otra cosa. El que venga de consolas anteriores va a notar los cambios claramente, sobre todo con esos 4K a 60fps que huelen de maravilla, y el DualSense, aunque no exprimido al máximo, ofrece algunos detalles que le dan un punto distinto.

Nos queda por ver cómo evoluciona el juego de Epic durante los próximos años. Sabemos que, si todo va bien, a mediados de 2021 pasará de usar Unreal 4 como motor gráfico al más potente Unreal 5, con lo cual podemos esperar mejoras muy gordas a nivel visual. Y viendo lo salvajes que son las nuevas consolas en cuanto a potencia, todo esto sólo puede traernos alegrías.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios