Dungeons & Dragons: Dark Alliance: enfrentarse a los peligros de Los Reinos Olvidados a golpe de martillo siempre es mejor en compañía
Análisis

Dungeons & Dragons: Dark Alliance: enfrentarse a los peligros de Los Reinos Olvidados a golpe de martillo siempre es mejor en compañía

Si alguna vez jugaste al rol de dados y papel es bastante probable que conozcas la sensación de tener una oportunidad de oro y pifiarla con una mala tirada. En muchos aspectos, mis primeras impresiones de Dungeons & Dragons: Dark Alliance no son muy diferentes. Dicho lo cual, también tengo que reconocer que cada nueva partida me atrapa un poquito más.

El universo Dungeons & Dragons regresa a los videojuegos con lo que debería ser una apuesta segura: no solo volvemos a Los Reinos Olvidados, uno de los escenarios de fantasía más prolíficos en PC y consolas, sino que, de la mano de Tuque Games, se le da el relevo a Baldur's Gate: Dark Alliance, un RPG de acción al que, todo sea dicho, se le tiene un cariño un tanto especial en consolas.

Si a esto, que no es poco, le sumamos que Dungeons & Dragons: Dark Alliance es una muy libre adaptación de la serie de La secesión de R. A. Salvatore (palabras mayores) en la que se nos invita a vivir las gestas de magia y espadas de Los Compañeros, la conclusión sobre el papel es que el juego de Tuque Games contaba con todo lo necesario para triunfar.

La realidad, por otro lado, es que es un juego que aspira a mucho y tropieza con lo más básico: la jugabilidad.

En Dungeons & Dragons: Dark Alliance los elementos de rol son prácticamente eclipsados por la acción, y pese a que su ambientación y la manera que tiene de sumergirnos en el Valle del Viento Helado está muy lograda -se nota que hay un trabajo de fondo realmente interesante- el sistema de combate, la movilidad y unas físicas complicadas de defender juegan en su contra. Por suerte, su enorme enfoque hacia el multijugador equilibra la cosa.

Si le quitamos todos los elementos relacionados con la obra de Salvatore, a Dungeons & Dragons: Dark Alliance le cuesta horrores encontrar su propia identidad como juego en caso de que juguemos por nuestra cuenta, pero hay que reconocer que su fuerte apuesta por la acción y la fantasía encuentra la redención en las partidas a dos jugadores o más.

Porque, como en la mayoría de las gestas de la literatura fantástica, los grandes males del mundo no son derrotados con valor, magia o simple fuerza bruta, sino con las alianzas más extrañas e inesperadas.

Bienvenidos al Valle del Viento Helado: importante traer el arma afilada y algunas pociones

Ss 343f912feafc539d23898836435787f806b94a75 1920x1080

Si te apasiona la literatura fantástica, en Dungeons & Dragons: Dark Alliance te vas a sentir casi como en casa. Los acontecimientos del propio juego son una continuación directa de La piedra de cristal de R. A. Salvatore (publicado en 1988) y nos trasladan a un Valle del Viento Helado tangible e imponente, con minas en las que es fácil perderse con la mirada, valles dominados por el frío y la naturaleza y grutas colmadas de trampas y toda clase de seres de dientes afilados.

De hecho, la ambientación de Dungeons & Dragons: Dark Alliance es una de sus grandes fortalezas, ya que el diseño de sus enormes niveles es prácticamente artesanal. Su estética recuerda en buena medida esa Tierra Media viva, retorcida, y generosa en detalles imaginada por Peter Jackson para la trilogía cinematográfica del Hobbit. En este caso en particular, una comparación en el buen sentido para ambas licencias.

La personalidad insuflada a los escenarios iguala a la de los cuatro protagonistas seleccionables del juego. En este caso, Dungeons & Dragons: Dark Alliance toma como fuente de inspiración la serie de La secesión para permitirnos tomar el control del drow Drizzt Do'Urden, la diestra arquera Catti-brie, el enano Bruenor del clan Battlehammer y el bárbaro de métodos efectivos pero poco ortodoxos Wulfgar.

Ss Cf0a215621e44b6575a093ce10e94822a6d6bb04 1920x1080

En lo jugable, cada uno de los héroes cuenta con sus propias destrezas y flaquezas, de modo que existe una suerte de equilibrio implícito que da fuerza al multijugador, pero que -en consecuencia- lastra la experiencia individual:  las flechas de Catti-brie son realmente letales a distancia, pero está muy limitada en el combate cercano. Así que, pese a que podemos embarcarnos en la aventura únicamente con ella, las partidas se hacen mucho más disfrutables con al menos un personaje en combate.

Visualmente, Dungeons & Dragons: Dark Alliance es bastante resultón. Quizás no nos podamos hacer un héroe al gusto en este juego, pero los protagonistas, los entornos y los enemigos tienen unos acabados realmente elaborados que, por desgracia, suelen quedar deslucidos en movimiento: los héroes pesados son de movimientos toscos y muchas veces las reacciones y el modo de adaptarse al combate y los enemigos que hay al frente esta bastante por detrás de lo que uno espera de 2021.

No es que le exijamos un sistema de combate similar al de Batman: Arkham, por supuesto, pero el bloqueo -el cual es esencial en este juego- o la ejecución de combos preestablecidos rompe más veces de las necesarias con la dinámica de la batalla. A veces, de un golpe nuestros objetivos salen disparados de la pantalla y cuando nuestros enemigos o nosotros somos derribados, la sensación de ser muñecos sin vida se manifiesta. Eso no puede ser.

Por otro lado, el sistema de progresos y botín es bastante singular: deberemos completar las aventuras para estrenar equipamiento, el cual  se genera en un cofre como si fuesen cajas de botín con la rareza prefijada. Desafortunadamente, la mayoría de las veces lo que obtenemos son piezas decepcionantes por las que se nos pagará una miseria.

Ss B10c8c94f22d8aa4c4c0ee769a60a91696f8232e 1920x1080

Además, el modo de desbloquear habilidades y subir niveles no promueve que alternemos entre los cuatro héroes disponibles, sino que nos aferremos al mismo y vayamos mejorándolo. Sobre todo, cuando lo más recomendado para no salir escaldados al probar a otro personaje consiste repetir los escenarios superados y regresar a las dificultades más básicas. Definitivamente, esa no es la mejor manera de hacerlo.

Dungeons & Dragons: Dark Alliance regresar a Los Reinos Olvidados siempre es mejor en compañía

Con lo anterior por delante, prácticamente todos los puntos flacos de Dungeons & Dragons: Dark Alliance quedan más o menos amortiguados al compartir partida y aventuras en el online. De partida, porque lo que hagamos no condicionará al resto de jugadores: podremos movernos libremente por el escenario de juego y dedicarnos a saquear o batallar sin entorpecer al resto.

No obstante, Dungeons & Dragons: Dark Alliance se vuelve realmente interesante al equilibrar las fuerzas y flaquezas de nuestro personaje con las de los otros jugadores. Tanto en combate como a la hora de resolver los tramos de cada nivel. Especialmente si jugamos con amigos y a través del chat de voz, cuando hay una visión realmente clara de lo que hacer, a dónde ir y hasta se puede definir el papel de cada uno sobre la marcha.

Ss Fe1d265cdf3cf17ff3f12227e2d4849dea78e3c8 1920x1080

Dungeons & Dragons: Dark Alliance no es una versión moderna de Golden Axe o Gauntlet, ni lo pretende, pero lo mejor de compartir partida de estos clásicos está presente en el juego. Sobre todo, partiendo de que el enfoque rolero tradicional queda muy diluido de la experiencia en favor de la acción y la exploración. Aunque, siendo justos, al mejorar constantemente nuestro personaje notaremos que las partidas se hacen cada vez más llevaderas, e interesantes.

Si bien hay un tenue hilo argumental a lo largo de Dungeons & Dragons: Dark Alliance, lo cierto es que al final todo se reduce a recorrer escenarios retorcidos, abrir puertas o accionar manivelas y, con bastante frecuencia, pulverizar criaturas malignas.

El botín y las mejoras en niveles de dificultad cada vez mayores son incentivos potentes para repetir escenarios, lo cual no será opcional a partir de cierto punto, pero hay que reconocer que el título de Tuque Games promueve con cierta facilidad que continuemos jugando si nuestro equipo se entiende bien tanto en combate como a la hora de descubrir tesoros no tan a la vista.

Dungeons & Dragons: Dark Alliance podía haber sido mejor, desde luego. Una jugabilidad mucho más fluida, un sistema de progresos mejor planteado, una mayor selección inicial de protagonistas y, sobre todo, una manera de reforzar que también juguemos en solitario hubieran redondeado una experiencia que es tremendamente fiel al material de Dungeons & Dragons, pero que no termina de brillar lo suficiente como juego de acción y aventuras. Y, en cierto modo, es bastante modesto a la hora de introducir elementos roleros si lo comparamos con el resto de juegos publicados por Wizards of the Coast.

Y, sin embargo, hasta la fecha y desde su lanzamiento nunca he tardado demasiado en encontrar compañeros sedientos aventuras y más que dispuestos a adentrarse en el Valle del Viento Helado. Por algo será.

Dungeons and Dragons Dark Alliance Day One Edition PS4

Dungeons and Dragons Dark Alliance Day One Edition PS4

  • Plataformas: Xbox (incluido en Game Pass), PC, PS5 y PS4
  • Multijugador: Sí, hasta 4 jugadores online.
  • Desarrollador: Tuque Games
  • Compañía: Wizards of the Coast
  • Lanzamiento: 22 de junio de 2021
Temas
Inicio