Publicidad

Ghostrunner me ha demostrado ser algo más que un Mirror's Edge con un John Wick cyberpunk
Análisis

Ghostrunner me ha demostrado ser algo más que un Mirror's Edge con un John Wick cyberpunk

Presentado por primera vez durante la pasada Gamescom 2019, Ghostrunner pasó a convertirse en uno de los juegos a los que más ganas tenía de entre todas esas pequeñas novedades que llegarían en 2020.

Ahora, con una demo ya disponible en Steam, Ghostrunner ha demostrado ser esa curiosa joya que ya apuntaba maneras con su mezcla del parkour de Mirror's Edge y los puzles transformados en sangrientos asesinatos de Hotline Miami.

Parkour ninja cyberpunk

En su anuncio también me acordé de Titanfall y, por razones obvias, me vais a permitir que empiece un poco por ahí. Con un recorrido bastante lineal, la idea del juego es ir intercalando secciones de plataformeo con zonas plagadas de enemigos.

Ahí va a tener difícil estar a la altura de la magnífica campaña de Titanfall 2 y su despampanante diseño de niveles, pero a falta de algo mejor no seré yo el que le haga demasiados ascos a lo propuesto por Ghostrunner

A nuestra disposición el correr, saltar, deslizarnos para ganar velocidad, un gancho con el que agarrarnos a estructuras y el inevitable wallrun de este tipo de movilidad. Como postre, un acelerón que también puede aprovecharse para ralentizar el tiempo y realizar un breve strafe.

Controlándose a las mil maravillas, la única pega posible a la demo de Ghostrunner es no aportar nada especial a una mezcla que ya hemos visto en muchos juegos. Una queja que se desmorona como un castillo de arena si tenemos en cuenta que apenas muestra una porción inicial del juego a modo de tutorial. Ya llegará el espectáculo -o no- al aterrizar en PC, PS4 y Xbox One.

Un Hotline Miami pasado por el filtro FPS

Cuando llegas al combate, una única opción, atacar con tu espada para frenar proyectiles o desmembrar enemigos mientras haces uso de todo lo anteriormente relatado para ir de aquí para allá.

Puede que la falta de opciones de combate sea por ahora su eslabón más débil, algo de lo que tampoco me preocuparía en exceso teniendo en cuenta que en su último tráiler ya se muestran algunos detalles más como la posibilidad de devolver proyectiles con la espada.

Cuando lleguen cosas como esa y los enemigos hagan algo más que simplemente estar parados disparando con una precisión fulminante, el juego ganará varios enteros en términos de estrategia a la hora de encarar cada sección de combate.

Pero incluso sin todo eso asegurado, firmaría ahora mismo poder invertir varias horas en una simple evolución de lo ya visto en su demo. Si quieres probar Ghostrunner por ti mismo tienes hasta el 13 de mayo para darle un tiento a su escueta demo.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios