Publicidad

Análisis de Island Saver, o cómo convertir Slime Rancher en un juego gratis ecológico
Análisis

Análisis de Island Saver, o cómo convertir Slime Rancher en un juego gratis ecológico

Publicidad

Publicidad

Hace unos días, revisando los últimos lanzamientos de las distintas tiendas digitales, me sorprendió la presencia de Island Saver. ¿El motivo? Parecía un mod del Slime Rancher, pero bajo un mensaje ecológico detrás para fomentar el reciclaje. Y además, era gratis, por lo que podía satisfacer mi curiosidad.

Ya con el juego a los mandos, el parecido con la adictiva obra de Monomi Park se hizo más evidente, hasta el punto de compartir algunos sonidos y unas pocas mecánicas, aunque mediante una tonalidad bastante más infantil e inocente.

Casi parece Slime Rancher, pero no lo es por poco

Island Saver

Apadrinado por el mismísimo National Westminster Bank británico, del que hay un montón de referencias dentro del propio juego a modo de guiño/broma, Island Saver está pensado para concienciar a la población sobre la importancia de reciclar plástico, metal o vidrio. Un juego en cierto modo educativo, ofreciendo datos sobre el reciclaje (una botella de plástico equivaldría a la energía usada en un PC durante media hora) a medida que vamos jugando para salvar animales.

Todo comienza de modo muy simple, recogiendo plástico del suelo para limpiar los distintos árboles, madrigueras o fuentes de sustento animal, a los que les deberemos aplicar después agua para limpiar los restos de suciedad y que empiecen a prosperar. Cada animal necesita un tipo de comida y estará en nuestras manos facilitársela para que recupere su "color" y se ponga contento.

El premio, una vez esté atiborrado, será soltar unos cuantos doblones que podremos guardar en el banco. Ahora bien, por cada diez monedas se nos cobra una por impuestos a modo de fichas tributarias, que nos servirán para construir puentes o vaciar los contenedores de reciclaje, entre otro tipo de mejoras.

Algunos animales en vez de doblones soltarán otro tipo de divisas, como libra, rupia o euro, por lo que deberemos cambiarlas mediante una máquina especial. Y si es viendo cuándo podremos obtener más beneficios, mejor. No es que el juego nos abrume con términos financieros, pero sí que da unas nociones básicas de modo distentido, al igual que de cara a los préstamos bancarios con intereses.

Las necesidades de estos animales son igual de básicas, nada que ver con Planet Zoo y similares, al tener que preocuparnos únicamente su comida y que la zona esté limpia, vigilando cuando aparezcan basurachas (el único enemigo del juego) para que no lo vuelvan a ensuciar. Ni siquiera nos pueden matar, tan solo entorpecer nuestra visión. Eso sí, irónicamente el agua "nos mata" al hacernos retroceder hasta el último punto seguro en tierra, unos pocos segundos antes.

Un mensaje ecológico que resulta algo ameno

Island Saver

Cada una de las tres islas del paquete básico gratuito (hay una cuarta a modo de DLC por menos de 5 euros) es temática y ofrece distintos retos. La primera (Isla arenosa) es prácticamente un tutorial en toda su extensión sin ningún tipo de dificultad, mientras que la segunda (Isla casquete) empieza a jugar con las divisas y tres tipos de materiales a reciclar. En la cuarta (Isla erupción) el calor será nuestro enemigo al inicio debido a la escasez de agua y con montones de basura.

Equipados con la arma Basurinator, podremos succionar o expulsar buena parte de lo que vemos en pantalla, tanto agua como alimentos, monedas o semillas a plantar. El proceso será casi siempre el mismo, con variantes, teniendo que consultar constantemente la Bankipedia a medida que realizamos hallazgos.

Island Saver no difiere mucho de lo visto en Slime Rancher, salvo por el hecho de no tener una granja con parcelas cerradas. Todo es más simple y la misión con cada animal se cumple cuando éste nos da dinero (como si fuese una hucha, literalmente). Completamos cada región de la isla hasta que todo esté más o menos limpio y pasamos a la siguiente. No tiene más misterio, realmente.

Sí que hay diferencia entre los animales, puesto que algunos necesitarán un alimento que no les podremos dar mediante el Basurinator, mientras que los más grandes tendrán miedo de nosotros al principio, hasta que cojan confianza y nos brinden una habilidad especial para poder llegar a otras antaño innacesibles. Habilidades, por otro lado, que tan solo podremos usar montando a lomos de dichos animales... que son únicos para cada isla. Hay dos por isla, por cierto.

Aparte de la gestión del banco, sus divisas y préstamos, tendremos a nuestra disposición la tienda de Pigby's para comprar semillas, complementos de "diversión" para los animales (como si fuese Viva Piñata, básicamente) o unas mejoras para el Basurinator para que pueda almacenar más objetos, agua o que tenga una ranura extra. Hasta podremos desplegar un bot constructor en ciertos puntos, pero nada que nos vaya a volar la cabeza por su complejidad. Y es que parece obvio el tipo de público al que va dirigido este producto de Stormcloud.

La opinión de VidaExtra

En definitiva, Island Saver es un juego desenfadado con el que los más peques de la casa podrán aprender la importancia del reciclaje en el mundo que vivimos y de un modo ameno. Lo que no quita que pueda ser divertido igualmente para los mayores cuando quieran un producto de digestión ligera que para colmo es gratis.

Island Saver

Island Saver

Plataformas Nintendo Switch, PS4, Steam y Xbox One (versión analizada)
Multijugador No
Desarrollador Stormcloud Games
Compañía National Westminster Bank
Lanzamiento 13 de mayo de 2020
Precio GRATIS

Lo mejor

  • Un Slime Rancher gratis y más ecológico
  • La biodiversidad de cada isla
  • Todos los datos que va dejando la Bankipedia

Lo peor

  • Se echan en falta más retos para cada isla
  • El salto hace aguas en algunas plataformas
  • Por momentos roza el plagio con Slime Rancher

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios