Compartir
Publicidad

'Joy Ride Turbo': análisis

'Joy Ride Turbo': análisis
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Me tiré a la piscina con 'Joy Ride Turbo' siendo fan de los clásicos juegos de karts, sin haber probado 'Kinect Joy Ride' y con la convicción de que la diversión me iba a durar poco más de una hora. Qué equivocado estaba. Lo digo ya porque seguro que muchos de vosotros pasaréis por alto este análisis al ver que el juego no casa mucho con vuestros gustos, así que aprovecho estas primeras líneas para deciros: esperad, dadle una oportunidad.

Joy Ride Turbo análisis

Joy Ride Turbo no es Kinect Joy Ride

Las razones de mi compañero Alex C me parecieron suficientes como para no acercarme demasiado a 'Kinect Joy Ride'. Entre otras cosas porque no estaba dispuesto a pagar 50 euros por un juego que en realidad no era más que una demo técnica que, para colmo, no funcionaba a la perfección.

Declaraciones como esas se cuentan por decenas en el sector, no niego que ligeramente apoyadas por esa decepción que supuso conocer que el juego de karts gratuito que anunció Microsoft en el E3 de 2009 iba a convertirse en un experimento de Kinect.

Para disfrutar 'Joy Ride Turbo' como es debido toca volver a aquella época, cambiar el "gratis" por 800 Microsoft Points y acercarse al juego con las mínimas pretensiones. Al fin y al cabo el juego ni cambia ni revoluciona el género, pero cuenta con algunos detalles que podrían ser de vuestro interés.

Joy Ride Turbo análisis

Joy Ride Turbo no es perfecto

El modo carrera y contrarreloj es tan básico como se podía esperar de un juego así. 10 pistas, 42 vehículos a desbloquear y el añadido del juego en red y en local capaz de alegrarnos alguna que otra tarde. BigPark fracasa en el tema de los power ups, que son pocos y sin carisma, así como con los vehículos, que pese a tener un diseño muy cuidado cuentan con unas físicas bastante flojas.

Los coches se conducen bien, pero su peso sobre el asfalto es completamente nulo, provocando que aprender a derrapar con estilo y aprovechando al máximo las curvas se convierta en una misión casi imposible. Pese a ello se deja jugar y, obviando el tema del drifting, no es difícil hacerse con el control.

Dos fallos gordos para un título de este estilo, algo que nadie en absoluto puede rebatir. Pero no hemos acabado aún.

Joy Ride Turbo análisis

Pero se le perdona

'Joy Ride Turbo' cuenta con dos ases en la manga que nos obligan a perdonarle lo anteriormente mencionado. En primer lugar están sus niveles, tres nuevos y siete recuperados de 'Kinect Joy Ride', por lo que aquellos que disfrutaseis de la anterior entrega podías encontraros con el clásico síndrome de "ésto ya lo he vivido".

El caso es que su diseño me tienen enamorado, siendo lo suficientemente colorido y variado para que en cada vuelta te fijes en un nuevo detalle, pero además ofreciendo multitud de atajos y caminos que, a su vez, nos conducirán a las diferentes piezas de motor que necesitaremos para desbloquear nuevos coches.

La segunda premisa, y la culpable de haber estado varias horas enganchado al juego, es el modo parque de acrobacias. Dos niveles abiertos con rampas, túneles y half-pipe en los que hacer el cabra con los coches que hayamos desbloqueado.

Joy Ride Turbo análisis

Un juego muy divertido

No hay pista ni camino marcado, vas hacia donde quieras y saltas donde te salga de los mismísimos, todo ello con la intención de conseguir las copas y piezas de coche que se encuentran repartidas por los niveles. El resultado es un parque de atracciones divertidísimo en el que vas conduciendo de looping en looping mientras te rompes la cabeza con el camino o estrategia para conseguir esa copa que se te resiste.

Tras pasar el 80% del tiempo jugando a ese modo puedo decir sin que me tiemble la lengua que pagaría encantado por un juego que sólo incluyese este modo, olvidándose del modo campeonato por completo. Si dudas sobre su compra échale un vistazo a alguno de los múltiples vídeos del parque de acrobacias que pueblan YouTube, te acabarás de convencer.

Joy Ride Turbo | Xbox 360

Joy Ride Turbo
  • Plataformas: XBox 360
  • Editor: Microsoft Game Studios
  • Desarrollador: Bigpark
  • Lanzamiento: Ya a la venta
  • Precio: 800 Microsoft Points

Joy Ride Turbo es un juego de karts de Xbox Live Arcade con multitud de vehículos, niveles y un divertido modo de juego que cambia los circuitos cerrados por algo similar a un mundo abierto repleto de objetos escondidos, loopings y saltos de vértigo..

Vídeo | YouTube En VidaExtra | 'Kinect Joy Ride'. Análisis

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio